Intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez