Senador Damián Zepeda Vidales, discusión por el nombramiento del Embajador de México en República Dominicana

Intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Relaciones Exteriores, y de Relaciones Exteriores-América Latina y el Caribe, que ratifica el nombramiento, a propuesta del titular del Ejecutivo federal, de Carlos Miguel Aysa González, como embajador de México en República Dominicana.

 

 

 

 

26 de abril de 2022

Versión de la intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Relaciones Exteriores, y de Relaciones Exteriores-América Latina y el Caribe, que ratifica el nombramiento, a propuesta del titular del Ejecutivo federal, de Carlos Miguel Aysa González, como embajador de México en República Dominicana

 

Con su permiso, Presidenta.

Y el permiso de esta Asamblea.

Lo dije en el anterior nombramiento de un ex gobernador de oposición como embajador, y lo reitero hoy.

En palabras de don Manuel Gómez Morín: “Que no haya ilusos, para que no existan los desilusionados”.

Hay que decir las cosas como son hoy. Es una vergüenza la manera en la que el Presidente López Obrador y Morena, está utilizando los cargos de embajadores y de representación de nuestro país, que deberían de ser honorables, como pago de favores políticos e intercambio de toma de decisiones.

Así son las cosas, nadie aquí cae en la ingenuidad de creer que se está calificando la condición humana o profesional de la persona.

¿Qué mérito tiene? Que bien hizo por Campeche el exgobernador, por favor, no es ese el tema.

Claramente, abiertamente es una decisión política en donde el Presidente de la República está llevando a cabo una ofensiva para desarticular y desmoralizar a la oposición.

No hay que ser ingenuos, se lo digo a los gobernadores pasados que aceptaron esos premios y a los actuales que se están sobando las manos, algunos de ellos, por recibirlo.

Nadie está valorando su perfil, lo que están buscando es una herramienta de control, el mensaje que se le está mandando, claramente a los gobernadores, es: plata o plomo.

Te portas bien y te cuadras con Morena, te premio con una embajada.

Llevas a cabo una labor objetiva y no te sometes a los intereses de la Presidencia de la República y te abro persecuciones políticas.

Eso es lo que está pasando en el país, y está mal. Es que en el pasado pasó. No me interesa, se prometió un cambio a este país; tenemos que estar a la altura, no es posible que se estén utilizando los cargos diplomáticos para premiar personas que simple y sencillamente se alinearon a los intereses del gobierno en turno.

Y en este caso se dio un paso más, parecía que no se podía llegar más en el descaro absoluto de control de la oposición, pero en este caso se dio un paso más, se detuvo el nombramiento para hacer que el hijo de esta persona votara a favor de la reforma eléctrica del Presidente López Obrador.

Perdón, pero eso es tráfico de influencias, eso es conflicto de interés. Se hace una acusación de que algunas personas sin fundamento, se dice, escucharon intereses ajenos; la gente decidió libremente, y que bueno que así sea, en el Congreso si estaban a favor o en contra de la reforma eléctrica, pero haber suspendido el nombramiento del papá, de un Diputado federal, hacerlo cambiarse de bancada, cambiar su voto, perdón, pero eso es tráfico de influencias, es conflicto de interés, evidente, está mal.

Por Dios, sea del partido que sea está mal que eso pase en México, es burdo ese movimiento, es vergonzoso, es ofensivo para los mexicanos; no es correcto que pase eso.

Y lo digo hoy en este caso, que es un exgobernador emanado de otro partido que no es el mío, pero lo mismo voy a hacer si alguien de mi partido cae en ese supuesto vergonzoso, está mal para el país, está mal para la patria ese actuar, no es correcto que pase eso.

Hoy lo que necesitamos es gente buena en la función pública, no pago de favores, y miren que no soy una persona radical, en el sentido de que alguien de un partido participe en el gobierno de otro. Al contrario, soy partidario de los gobiernos de coalición, para acabar pronto pues, es lo deseable, que se incorporen visiones de ambos, de distintos espectros políticos y que se busquen los consensos para sacar adelante al país, todos los días estaría a favor, pero no a cambio de plegarse políticamente, no a cambio de desarticular a la oposición.

No a cambio de desmoralizar a la oposición y, sobre todo, no a cambio de un intercambio de votos en el Poder Legislativo.

Está mal, compañeros, está mal, perdón que se los diga así frontalmente, pero no es honorable este nombramiento que hoy se va a hacer y debería de darle vergüenza al gobierno actuar así, no frente a los partidos políticos, sino frente a México.

Muchas gracias.

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *