Senadoras y senadores del PAN reprueban amenazas contra la senadora Lilly Téllez

Intervención, desde su escaño, del Coordinador de los senadores del PAN, Julen Rementería del Puerto, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez.

 

 

 

5 de octubre de 2021

Versión de la intervención, desde su escaño, del Coordinador de los senadores del PAN, Julen Rementería del Puerto, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez

Muchas gracias, Presidenta.

Lamentamos mucho las y los Senadores del PAN lo que está ocurriendo en México, y que esté ocurriendo en la voz del Presidente de la República.

Ha sido un constante actuar desde estas conferencias que hace por la mañana, prácticamente todos los días en estos últimos tres años, de polarizar, de dividir, de enfrentar, de hacer que los mexicanos pudieran tratar de dividirse entre los buenos y los malos, cuando tenemos de partida la idea que todos los mexicanos queremos lo mejor para este país.

Y de manera muy reciente acaba de arremeter sin fundamento, porque nunca fue amenazado, nunca se ha hecho una manifestación en la que se pudiera siquiera suponer que pudiera estar en riesgo su visita para este próximo jueves, aquí en razón de la entrega de la Medalla Belisario Domínguez, a una Senadora del grupo parlamentario del PAN, a Lilly Téllez.

Queremos hacerlo responsable a él de lo que le pueda pasar, de la seguridad. Hay amenazas y no son menores, yo no se las deseo a nadie, absolutamente a nadie, pero las hay.

Y la verdad es que todo este cúmulo de seguidores que tienen algunos, rayando en el fanatismo, pueden hacer algo de lo que al final de cuentas lastime a ella y a su familia, y esto no puede permitirse, presidenta.

Por eso queremos levantar la voz y queremos decirlo con absoluta claridad, “Basta ya de polarizar a este país”.

Este país lo que necesita es acuerdos, esta polarización lo único que nos ha metido es en una resbaladilla, en un tobogán en el que hay más homicidios, en el que hay menos crecimiento, en el que no hay absolutamente ningún tipo de seguridad, en el que vamos en todos los indicadores cayendo y sólo se dedican a polarizar.

Lo hacemos responsable de lo que le pueda pasar a la seguridad, a la integridad de ella y de su familia.

Gracias, Presidenta.

ooOoo

Intervención en tribuna de la senadora del PAN Kenia López Rabadán, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez.

 

 

5 de octubre de 2021

Versión de la intervención, desde la tribuna, la Vicecoordinadora del PAN, Kenia López Rabadán, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez

Muchas gracias, querida presidenta.

Primero que nada, hay que decir aquí que quien en muchas ocasiones rebasa el debate, es el Presidente de la República, y ahí están los apodos y ahí están las frases simplonas y ahí está la división a los mexicanos.

Por supuesto que todos queremos a un presidente que nos una, todos queremos a un presidente que no nos estigmatice y no nos señale. Todos queremos a un presidente que dé resultados. La verdad es que hoy México no tiene a ese presidente.

Por supuesto, compañeras y compañeros, que sí hoy el grupo parlamentario está dando un mensaje absolutamente claro, responsabilizamos al Presidente López Obrador por la seguridad de la Senadora Lilly Téllez y su familia, y lo responsabilizamos porque ha sido él el que ha generado esta violencia.

Es lamentable lo que se puede leer en las redes sociales, las amenazas que la Senadora está recibiendo. Ninguno de ustedes, ninguno de nosotros, nadie en este país se merecería estar en un riesgo como ese y, peor aún, nadie se merecería estar en un riesgo generado desde Palacio Nacional.

Nosotros no estamos discutiendo si el Presidente no quiso venir. Si el Presidente no quiere venir y no le da la gana, que no venga.

Si el Presidente desdeña al Senado de la República y desdeña a la mayoría y, desdeña, por cierto, a quienes les vamos a dar ese reconocimiento, que es el reconocimiento más alto de este Senado de la República es su problema, es su manera de entender la política.

Si él no quiere venir a escuchar a la oposición e incluso no quiere venir a escuchar a sus compañeros de Morena, que no venga. Yo no sé a qué le puede tener miedo, pero la verdad es que en este momento eso es lo menos importante.

Si el señor le tiene miedo a una pancarta, a una consigna o a una manifestación qué lamentable, porque él en primera persona ha gritado consignas, él ha levantado pancartas, él ha formado parte de manifestaciones; tomó pozos petroleros, cerró Reforma, pero no importa esa es su historia. Si a eso le tiene miedo allá él y su conciencia.

Hoy, lo que nosotros queremos decir aquí en el Senado de la República es: ya basta de la división, ya basta del señalamiento público, ya basta del uso de la tribuna del Presidente de la República para ofender y para lastimar.

Hoy, hoy es Lilly Téllez y, ¿mañana quién sigue? ¿Qué legislador sigue? ¿De oposición o del propio gobierno? Porque la verdad es que ustedes en Morena también deberían de preocuparse.

Si no está de acuerdo con ustedes, ¿qué sigue? ¿Qué los nombre en las mañaneras? ¿Qué se vengan encima una cantidad brutal de bots en las redes sociales? ¿Que pongan en peligro a su vida o a la vida de alguno de sus familiares?

La verdad es que no. La verdad es que no. Porque nos acercamos cada vez más a un gobierno autoritario.

Hoy, ustedes están en el poder, pero van a dejar de tenerlo, van a dejar de controlar las Cámaras y van a dejar de controlar al gobierno federal y van a estar nuevamente en la oposición.

El Presidente de la República está cruzando las líneas, ofende, estigmatiza, señala, divide desde Palacio Nacional y eso no se lo merece ningún mexicano.

Vino Calderón, a pesar de todas las ofensas que quienes hoy están en el gobierno le hicieron, pero él vino, no se achicó.

Vino Peña, después de todas las ofensas que también recibió, vino al Senado de la República, si hoy López Obrador no quiere venir, es su problema, lo que nosotros les decimos, compañeras y compañeros, pero, sobre todo, señor Presidente, deje de dividir, deje de ofender, deje de señalar y, por supuesto, sí lo responsabilizamos por lo que le suceda a Lilly Téllez y su familia.

Muchas gracias, presidenta.

ooOoo

Intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez.

 

 

5 de octubre de 2021

Versión de la intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez

Muchas gracias, presidenta.

Miren, por supuesto que el Presidente merece mi respeto y respeto su investidura, pero respeto más la de la maestra Ifigenia Martínez, y la respeto porque es una gran mexicana, es una gran Senadora, es una gran luchadora, y por eso jamás hubiéramos puesto en riesgo la ceremonia; no somos tontas, sabemos dónde y cuándo podemos levantar la voz.

Y no se confundan, señalar los errores del gobierno no significa faltarle el respeto, ahora parece que ustedes quisieran tener una oposición a modo.

¿No se acuerdan cuando entraban en caballo al Congreso de la Unión en San Lázaro?

¿No se acuerdan cuando Layda Sansores sacaba su megáfono e insultaba con groserías a los funcionarios públicos?

Claro que se acuerdan, pero ya se les olvidó, porque ahora están en el gobierno y prefieren no reconocer los errores.

Y por supuesto que no hay quimios, por supuesto que han hecho un esfuerzo extraordinario. Si se dieran a la tarea de ir a los hospitales, de hablar con los médicos, todo lo que tienen que hacer para poder darles las quimios a los niños y andan jalando medicamentos de aquí, medicamentos de allá y comprando por aquí, y así se la pasan los hospitales.

Échenle un ojo a cuánto subió la mortalidad por diabetes el año pasado, 150 % más de muertes.

Ahora que analicen con detalle la cantidad de personas que han fallecido por cáncer, se van a dar cuenta que efectivamente no hay quimios.

Entonces nosotros vamos a seguir protestando a nuestra manera y lo que hoy está aquí en el debate, diría ¿qué dijo el tuit de Lilly? Que vendría al Senado de la República y que hay que hacerle frente. Hay muchas maneras de hacerle frente a sus iniciativas de reforma constitucional.

De una vez aviso, voy a votar en contra la reforma energética, por una razón: porque pretende dañar la salud de los mexicanos con combustibles fósiles y el planeta está agonizando. Y esta causa no es de ayer, esta causa la tengo hace 30 años. Y voy a seguir defendiendo el planeta a costa de lo que sea.

Y seguramente voy a aparecer en la lista de Palacio Nacional, me tiene sin cuidado, pero las amenazas, todas las mujeres que estamos aquí deberíamos de ser solidarias.

Hay mujeres a las que se nos resbala, a mí los tuits no me preocupan, no me quitan el sueño, tengo una piel súper dura, estoy acostumbrada a esto, pero que amenacen a tu hijo, que amenacen de muerte a tu hijo de 15 años, ¿ustedes creen que es justo eso?

Ustedes como padres pónganse en los zapatos de Lilly, esperaría una solidaridad de parte de ustedes con una Senadora a la que… Yo ayer recibí una llamada en mi oficina con una cantidad de ofensas contra ella impresionante, y la recibí alrededor de la una y treinta de la tarde y querían que les diera el teléfono de Lilly Téllez.

Entonces no se trata de decir si estamos a favor o en contra de que venga el Presidente, ojalá venga. Y les decimos de una vez, le vamos a respetar, sabemos respetar, pero también sabemos protestar y sabemos levantar la voz cuando tengamos que levantar la voz.

Entonces le diría al Presidente “no tenga miedo, no le vamos a hacer nada las Senadoras del PAN”. Y sí saqué un letrero ayer diciendo “no le saque”, pues así hablamos. ¿De cuándo a acá no podemos expresar lo que pensamos?

Entonces diría, de lo que se trata hoy es de condenar los ataques en redes sociales con la horda de bots, porque hoy afortunadamente los que le entendemos un poco a las redes podemos saber cómo se comportan esos bots y desde dónde se comandan y cuándo apoyan a la esposa del Presidente a favor y cuándo apoyan en contra a Lilly los mismos tuits, porque tú analizas su comportamiento.

Entonces aquí lo que condenamos es eso, esperaría que las mujeres de Morena… Y también les digo, si algo sucediera con alguna de ustedes, tendrían mi solidaridad, porque no se trata de agredir a la familia de una Senadora.

Y justamente la Belisario Domínguez es a la libertad de expresión, mataron a un Senador por decir lo que pensaba. Pues vámonos respetando.

Y le diría al Presidente: Venga, señor Presidente, en el Partido Acción Nacional las Senadores nos sabemos comportar, pero sobre todo reconocemos a la maestra Ifigenia de una manera absoluta y tendrá todo nuestro respeto la entrega de esta extraordinaria medalla para ella.

Gracias.

 

ooOoo

Intervención del senador Damián Zepeda Vidales, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez.

 

 

 

5 de octubre de 2021

Versión de la intervención del senador Damián Zepeda Vidales, para reprobar las amenazas contra la senadora Lilly Téllez

Con su permiso, Senadora.

La medalla Belisario Domínguez es un símbolo de la lucha por la defensa de la libertad de expresión en este país.

Yo no sé si no recuerdan la historia, pero es un Senador chiapaneco que matan precisamente por sus mensajes críticos hacia el gobierno de la época y en reconocimiento precisamente a su valentía, a su firmeza, pero sobre todo a la libertad de expresión, que nunca debe ser atacada, es que se generó un premio, y es el máximo reconocimiento que entrega el Senado de la República a personas que simbolizan precisamente una lucha a lo largo de la historia a favor de nuestro país y particularmente a la libertad de expresión.

Entonces no deja de ser una incongruencia absoluta que hoy previo a la entrega estemos precisamente poniendo en duda si hay o no libertad de expresión o si se debe de acotar la libertad de expresión de alguna compañera Senadora.

Guste o no, la Constitución marca al respeto, de hecho, dice “que los legisladores no pueden ser reconvenidos por sus ideas” y es correcto.

O sea, en México no debemos de aspirar a que sólo se escuche una voz, debemos de aspirar a que se escuche la pluralidad de las ideas.

Me parece verdaderamente extraño, debo decir, por mucho yo no soy simpatizante del Presidente López Obrador, pero lo respeto. Pero me parece extraño que un líder, porque lo es de la izquierda que precisamente hizo su carrera a través de una lucha de resistencia, hoy rehúya a la posibilidad de que se le haga una protesta.

O sea, nunca pensé tener que darle clase de resistencia civil pacífica, pues si es el máximo ejemplo. Escuchen lo que estoy diciendo, es, ha sido en las últimas décadas el ejemplo de resistencia civil pacífica, tomó pozos, cerró Reforma, y esos actos sí agredían los derechos de terceras personas.

Decir lo que uno pienso no agrede, no invade los derechos de terceras personas, simplemente manifiesta una idea. Me parece que se equivocó, me parece un error, yo lo invito a rectificar, pero si no, pues allá él.

El día de hoy no es ese el tema, compañeros. Yo entiendo que a alguien le pueda caer mal o bien una compañera Senadora, el tema es que no es correcto que se ofenda y se amenace a nadie en este país, a nadie.

O sea, que agarren y que amenacen a su hijo menor de edad, no es correcto para que ninguna persona diga lo que diga.

Voy a ser bien cuidadoso en lo que voy a decir, pero desde la Presidencia de la República se levantó una voz diciendo “Con los niños no”. Cuando desde la sociedad se excedieron y se metían con la familia, particularmente a menores de edad del Presidente de la República.

¿Saben qué? yo no tengo ningún temor de decirlo, tenía razón, tienen razón piense lo que piense uno, esté de acuerdo o no con el Presidente de la República, nada le da el derecho a nadie a meterse con sus hijos.

Es lo mismo aquí, que a mí me extraña que no se le dé el mismo trato. Ninguna persona merece que amenacen a sus hijos.

Yo tengo niños chiquitos y espero que les dé orgullo lo que hago, pero, sobre todo, que jamás los amenacen por mis actuaciones.

Entonces no tiene ninguna justificación, no tratemos de justificar lo indefendible. No merecen ser amenazados menores de edad por exposiciones de una persona.

Ahora bien, cierro ese capítulo y me voy al del Presidente y el Senado de la República.

Una última reflexión, qué lejos estamos del México que debemos de aspirar.

Sea un México en donde el Presidente no se atreva a venir al Senado de la República porque le da miedo una protesta; qué lejos está del México de un sistema modelo en donde el Presidente de la República debería estar aquí una vez al mes como modelos parlamentarios en un intercambio real de rendición de cuentas.

Por favor, hombre, yo con mucho respeto lo dije hace unas semanas al secretario de Gobernación, me parece que México está hundido en el odio, porque, por un lado, lo fomenta todo los días en las mañaneras y, por otro lado, se le contesta a veces con el mismo odio, y tenemos que tratar de generar consensos, pero que esto no sirva de pretexto ahorita para alejarnos del ideal, el ideal sería un esquema en donde aquí estuviera el Presidente defendiendo sus ideas y debatiendo y diciendo: “Creo que México debe de ir por este camino y aceptando que desde la oposición se le diga una visión distinta”, pues faltaba más.

Compañeros legisladores, no es Dios el Presidente de la República, no es Dios el Presidente de la República, no tenemos que ponerlo en un altar, eso es lo que le ha hecho daño a este país, que se eleve a un grado irracional a los gobernantes, no son más que empleados de los mexicanos o empleados de un Estado, no los elevemos a ese rango porque no lo merece ningún ser humano, no es Dios, es un funcionario que debe de rendir cuentas y que debe ser tolerante y prudente y que debe, por supuesto, defender sus convicciones, pero también respetar a quien piensa distinto.

Reitero lo dicho hace unos días, no es correcto que se aplaste al que piense distinto, hagamos cosas positivas en este Senado, y eso empieza por el respeto a cada uno de nosotros.

Esa es mi opinión.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *