Aprueba Senado instituir el 28 de junio como el Día Nacional de los Tamices Neonatales

La aprobación del decreto por el que el Senado declara el 28 de junio de cada año como el “Día Nacional de los Tamices Neonatales” es un reconocimiento de la importancia de que el sector salud realice estas pruebas a los recién nacidos con un enfoque preventivo para garantizar y proteger el derecho humano a la vida, manifestó la senadora Audelia Villarreal Zavala.

“Los tamices neonatales se efectúan para descubrir en los recién nacidos aparentemente sanos, enfermedades que con el tiempo ocasionarían daños graves e irreversibles antes de que éstas se manifiesten, con la finalidad de poder tratarlas médicamente y evitar o aminorar sus consecuencias”, advirtió en tribuna al participar en la discusión del dictamen respectivo.

Mediante estos exámenes sencillos, agregó, se pueden detectar anomalías para su oportuna atención en favor del crecimiento sano y el desarrollo integral de los individuos.

“Por su naturaleza, los tamizajes neonatales son preventivos. En este sentido no debe ser considerado como una prueba de laboratorio aislada, sino como parte de una política pública sanitaria que privilegie los tamices neonatales como medicina pediátrica preventiva con múltiples beneficios para los recién nacidos, para sus madres, padres y familias, para el Sector Salud nacional y para el país en su totalidad”, consideró.

La senadora por Baja California Sur y fundadora de Ayuda a Corazón de Niño, A.C., destacó que es mejor para el país atender cualquier enfermedad de manera temprana que esperar a que la persona se encuentre grave.

Audelia Villarreal recalcó que recientemente se modificó el artículo 61 de la Ley General de Salud con el propósito de incluir el tamiz neonatal para la detección de cardiopatías congénitas graves o críticas y los expertos presentaron anoche el estudio de costo- beneficio de dicha prueba.

El resultado, dijo, es que con este tamiz cardíaco México podrá salvar la vida de al menos mil niños y niñas cada año y ahorrará 12 mil millones de pesos en los primeros cinco años al evitar todas las complicaciones que hoy se atienden por la falta de un diagnóstico oportuno.

Asimismo, refirió que el tamiz neonatal cardíaco en México nació desde la sociedad civil organizada y que es necesario incluir en la legislación otros tamices, para que se realicen de manera obligatoria, como por ejemplo el tamiz neonatal para la detección del autismo, del cual adelantó presentará en breve la iniciativa correspondiente.

“En esta materia el Poder Legislativo federal tiene una labor noble, privilegiada y de la más alta responsabilidad: seguir actualizando nuestra legislación sanitaria para que, con visión preventiva, el tamiz neonatal en todas sus variantes actuales y en proceso de descubrimiento, pueda aplicarse a todas las niñas y los niños que nazcan en México”, apuntó.

De igual manera, subrayó que será tarea de todos exigir los recursos públicos necesarios al sector salud para impulsar la aplicación universal de los tamices neonatales, mediante los laboratorios, reactivos e instrumentos que se requieran para dichas pruebas, con lo que se hará efectiva la protección de los derechos humanos de nuestras niñas y niños, “que son y seguirán siendo el gran porvenir de nuestro país”.

El decreto que instituye el 28 de junio como el “Día Nacional de los Tamices Neonatales”, aprobado por unanimidad en el pleno del Senado, se remitió a la Cámara de Diputados.

ooOoo

Ciudad de México, a 21 de octubre de 2021

Comunicado de la oficina de la senadora Audelia Villarreal Zavala

 

Intervención en tribuna de la senadora Audelia Esthela Villarreal Zavala, para referirse al proyecto de decreto por el que se declara el 28 de junio como el “Día Nacional de los Tamices Neonatales”.

 

 

21 de octubre de 2021

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Audelia Esthela Villarreal Zavala, para referirse al proyecto de decreto por el que se declara el 28 de junio como el “Día Nacional de los Tamices Neonatales”

Gracias. Con su permiso, Senadora presidenta.

Senadoras y Senadores:

El dictamen que hoy se pone a consideración es de la mayor relevancia para el desarrollo presente y futuro de nuestro país y la calidad de vida de nuestras niñas y niños.

Como es de recordar todos los días y en particular el 28 de junio la importancia de que el sector salud de México realice los tamices neonatales en su más amplio espectro y conforme a los avances científicos y tecnológicos de vanguardia, con enfoque en la medicina preventiva para promover, garantizar y proteger los derechos humanos a la vida y a la salud de todas las personas recién nacidas en territorio nacional.

Los tamices neonatales se efectúan para descubrir en los recién nacidos, aparentemente sano, enfermedades que con el tiempo ocasionarían daños graves e irreversibles antes de que éstas se manifiesten, con la finalidad de poder tratarles médicamente y evitar o aminorar sus consecuencias.

Mediante esos exámenes sencillos se pueden detectar anomalías para su oportuna atención en favor del crecimiento sano y el desarrollo integral de los individuos.

Por su naturaleza, los tamizajes neonatales son preventivos.

En este sentido, no debe de ser considerado como una prueba de laboratorio aislada, sino como parte de una política pública sanitaria que privilegie los tamices neonatales como medicina pediátrica preventiva, con múltiples beneficios para los recién nacidos, para sus madres, padres y familias, para el sector de salud nacional y para el país en su totalidad.

Es mejor para el país atender cualquier enfermedad de manera temprana que esperar a que la persona se encuentre grave.

Recientemente, como lo comentó el Senador Villarreal, se modificó el artículo 61 de la Ley General de Salud para incluir el tamiz neonatal para la detección de cardiopatías congénitas graves o críticas.

Los expertos del país en este tema anoche justamente presentaron el estudio de costo-beneficio y el resultado es que con este tamiz cardíaco México podrá salvar la vida de al menos mil niños y niñas cada año, y ahorrará, escuchen bien, 12 mil millones de pesos tan sólo en los primeros cinco años, al evitar todas las complicaciones que hoy se atienden por la falta oportuna de diagnóstico.

Y aquí abro un paréntesis, preparándonos, y a propósito de los tiempos legislativos que se avecinan, el tamiz neonatal cardíaco en México nació dentro y desde la sociedad civil organizada. Cierro paréntesis.

Por todo ello, es necesario incluir en nuestra normatividad otros tamices, para que se realicen de manera obligatoria en favor de nuestras generaciones presentes y futuras, como, por ejemplo, el tamiz neonatal para la detección del autismo, del cual, aviso, presentaré la iniciativa próximamente ante esta soberanía.

En esta materia, el Poder Legislativo federal tiene una labor noble privilegiada y de la más alta responsabilidad: seguir actualizando nuestra legislación sanitaria para que, con visión preventiva, el tamiz neonatal, en todas sus variantes actuales y en proceso de descubrimiento, pueda aplicarse a todas las niñas y niños que nazcan en México.

Será tarea de todos exigir los recursos públicos necesarios al sector salud para impulsar la aplicación universal de los tamices neonatales mediante los laboratorios, reactivos e instrumentos que se requieran para dichas pruebas, con lo que se hará efectiva la protección de los derechos humanos de nuestras niñas y niños, que son y seguirán siendo el porvenir de nuestro país.

Por todo lo anterior, votaremos a favor del dictamen de las Comisiones Unidas.

Es cuanto, presidenta.

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *