Senador Juan Antonio Martín del Campo Martín del Campo, al presentar una iniciativa que reforma el artículo 123 de la Constitución

Intervención del senador Juan Antonio Martín del Campo Martín del Campo, al presentar una iniciativa que reforma el artículo 123 de la Constitución.

 

 

23 de septiembre de 2021

Versión de la intervención del senador Juan Antonio Martín del Campo Martín del Campo, al presentar una iniciativa que reforma el artículo 123 de la Constitución

Gracias.

Con el permiso de la Presidencia.

Hoy quiero hacer un reconocimiento muy especial a todas las trabajadoras y trabajadores, especialmente a aquellas personas que están jubilados.

Hoy ese reconocimiento por su gran aporte y, sobre todo, por su gran sabiduría, el poder ayudar y contribuir al México que hoy tenemos.

Pero también he escuchado y he visto en cada uno de sus rostros que al día de hoy no les alcanza precisamente lo que les dan de sus jubilaciones y sus pensiones. Y esto fue debido a que en el año 2016 hubo un decreto en el cual se cambió de salarios mínimos a UMAs

Por lo tanto, el día de hoy estoy presentando una reforma al artículo 123 constitucional para que las jubilaciones y pensiones sean calculados en lo que es salarios mínimos y no en UMAs.

La seguridad social es de suma importancia para el bienestar de las y los trabajadores, de sus familias y de toda la sociedad, es un derecho humano fundamental y un instrumento esencial para crear cohesión social y, de esa forma, contribuir a garantizar la paz y la integridad de la población.

Una parte esencial de la seguridad social implica tener la oportunidad que, desde varios años dedicados al trabajo, podemos contar con los recursos suficientes para tener una vejez digna y con tranquilidad.

Sin embargo, desde hace algunos años esta situación se ha visto fundamentalmente comprometida, ya que desde el 2016 se publicó un decreto por el cual se eliminó el salario mínimo como unidad de referencia en varias disposiciones legales para el cálculo de multas y sanciones para reemplazarlos por la Unidas de Medida y Actualización, en las UMAs.

Sin embargo, ese decreto también tuvo consecuencias negativas en el cálculo de las jubilaciones de las y los trabajadores.

Esto representa un problema, ya que mientras el salario mínimo se encuentra en 141 pesos, la suma representa sólo 89 pesos; es decir, un 37 % menos del salario mínimo, lo cual implica una disminución en el monto de las jubilaciones de millones de mexicanas y mexicanos.

El derecho a recibir una pensión o jubilación digna es una de las victorias más importantes de las y los trabajadores, no nada más de México, sino que de todo el mundo.

Es nuestro deber como servidores de esta nación trabajar para garantizar que esa victoria pasada pueda ser celebrada para las y los trabajadores presentes y, sobre todo, para las futuras generaciones.

Por ello, hoy presento ante esta honorable Asamblea, esta reforma al artículo 123 constitucional en su apartado A y B, con la finalidad de que el IMSS y el ISSSTE vincule el salario mínimo para el cálculo de las pensiones que constituye en la ley en favor de los trabajadores y los trabajadores de nuestro país.

El retiro y la jubilación debe de representar una oportunidad de seguridad y de descanso de toda una vida de trabajo y no una preocupación de contar o no con los recursos suficientes para el sustento del día a día.

La recuperación de la capacidad de compra del salario mínimo debe verse reflejado, precisamente, en las pensiones.

La justicia y la dignidad laboral debe de ser buscada y alcanzada para las y los integrantes, y lo tenemos que hacer, precisamente, desde este Senado de la República.

Es por ello que resulta necesario que se debe aclarar, en el texto constitucional, que el salario mínimo sea el parámetro para el cálculo de las pensiones y jubilaciones. Y este último va para todos los grupos parlamentarios.

Hoy, más que nunca, tenemos que ver por aquellas personas que siempre se la han jugado por nuestro país.

Hoy, tenemos que ver por esas personas que apoyaron y aportaron muchísimo a este crecimiento y desarrollo de nuestro querido México.

Hoy, vemos en su rostro reflejado en esas personas que no les alcanza en esta jubilación, vemos esa gran angustia.

Hoy, quisiéramos ver ese cambio y apoyarlos en esta iniciativa y cambiar precisamente ese rostro también de ellos y ese rostro que se vea reflejado una sonrisa.

Ojalá que apoyemos esta iniciativa, por el bien de los trabajadoras y trabajadores de nuestro país.

Es cuanto, presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *