Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, dictamen por el que se ratifica el nombramiento del titular de la SFP

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse al dictamen de las Comisiones Unidas de Gobernación y de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana, el que contiene punto de acuerdo por el que se ratifica el nombramiento que el Poder Ejecutivo Federal expidió a favor del ciudadano Roberto Salcedo Aquino, como titular de la Secretaría de la Función Pública.

 

 

29 de julio de 2021

Versión de la intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, para referirse al dictamen de las Comisiones Unidas de Gobernación y de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana, el que contiene punto de acuerdo por el que se ratifica el nombramiento que el Poder Ejecutivo Federal expidió a favor del ciudadano Roberto Salcedo Aquino, como titular de la Secretaría de la Función Pública

Gracias, presidente.

El combate a la corrupción y a la impunidad fue la principal promesa de campaña del Titular del Ejecutivo Federal.

Es el lema de la autollamada cuarta transformación.

Por ese motivo, había enorme expectativa en la ciudadanía sobre el trabajo de la Secretaría de la Función Pública, sin embargo, a casi la mitad de la administración sigue quedando a deber, aún persiste ineficiencia y parcialidad en el ejercicio de las funciones, en lo que va del sexenio el 89 % de las compras de bienes y servicios se han realizado por adjudicación directa o invitación restringida, algo que al presidente de la República se había comprometido en erradicar.

Parece que la opacidad es la norma en la fiscalización del ejercicio de presupuestos multimillonarios para los megaproyectos de infraestructura como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Flipe Ángeles.

Tampoco hay registro de acciones contundentes en el desmantelamiento de redes de corrupción o de recuperación de recursos, auditorías a los programas sociales indican que el ejercicio de recursos ha sido deficiente, se ha incrementado la cantidad de recursos de reserva presentados por las dependencias y entidades públicas para evitar responder a los ciudadanos con transparencia y rendición de cuentas.

Grave también es la parcialidad de la investigación de las denuncias de posibles actos de corrupción, enriquecimiento inexplicable, incongruencia en las declaraciones de situación patrimonial o conflictos de interés de servidores públicos.

El más escandaloso es el caso de Manuel Bartlett, subsiste la discrecionalidad, ineficiencia en los procedimientos han conducido a descartar denuncias por contratos de los allegados de la actual administración como el caso, ahora del hijo de Manuel Bartlett, ausencia de resultados en las investigaciones de familiares o amigos de servidores públicos, incluidos parientes del Titular del Ejecutivo, quienes participaron en contratos con empresas y dependencias del Estado.

Triangulación de contratos para bienes y servicios y a sobreprecio, complicidad del poder para impedir que se investigue, persiste o incluso se fortalece, silencio y falta de seguimiento a denuncias debidamente sustentadas de posibles actos de corrupción.

Por cierto, su servidora ha presentado diez denuncias ante la Función Pública de las cuales he recibido dos respuestas: la exoneración de Manuel Bartlett y la exoneración de la mismísima Irma Eréndira Sandoval, el mismo día que dejaba el cargo de titular.

No son buenos resultados y esto es una muestra del incumplimiento de las funciones de la mismísima dependencia que por ley, está encargada de vigilar, fiscalizar, inspeccionar, controlar y evaluar la gestión pública, total, el combate a la corrupción de este gobierno es sólo un discurso, están reprobados.

El voto del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, para la ratificación del licenciado Roberto Salcedo Aquino para ocupar el cargo de Titular de la Secretaría de la Función Pública será en contra.

Es evidente la falta de resultados en el combate a la corrupción, aun conociendo su destacad trayectoria profesional, no es un asunto personal, sino un tema institucional, es necesaria una Secretaría de la Función Pública eficiente, sobre todo, ahora que el presidente anunció que le asignará la responsabilidad de realizar las compras consolidadas del gobierno.

Seguramente esta decisión fue tomada ante el fracaso de la Secretaría de Hacienda en las compras consolidadas y que ha dado como resultado el brutal desabasto de medicamentos para los niños con cáncer, mujeres con cáncer, entre otros.

Sabemos que cuenta con la mayoría de votos para ratificar su nombramiento. Esperemos que ahora que ocupará la titularidad de la Secretaría pueda y logre conducir exitosamente la operación de la dependencia en favor de la transparencia, rendición de cuentas, combate a la corrupción e impunidad que tanto demandan los ciudadanos, es su obligación, es su oportunidad, es su gente.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *