Senadora Alejandra Reynoso Sánchez, para referirse al proyecto de decreto en materia de la Ley de Hidrocarburos

Intervención en tribuna de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, para referirse al proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Hidrocarburos.

 

 

 

22 de abril de 2021

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, para referirse al proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Hidrocarburos

Gracias, Presidenta.

Con su venia.

Una vez más nos encontramos frente a una sesión de fanáticos que por obedecer y cumplir su lealtad a ciegas no son capaces de debatir con verdaderos argumentos.

No se dan cuenta que, de aprobar este dictamen, nuevamente desde el Senado de la República, estaremos aprobando una propuesta claramente violatoria de la Constitución política mexicana de múltiples disposiciones y compromisos contenidos en los principales instrumentos internacionales que ha suscrito el Estado mexicano en materia comercial y en materia ambiental.

Compañeras y compañeros:

Están a tiempo de rectificar su voto, de optar por legislar a favor de lo que es verdaderamente bueno para la economía del país, para la competitividad de la transparencia y, también, a favor del medio ambiente, optar por respetar la Constitución y no traicionar con discursos falsos nuevamente a la patria.

De aprobar este dictamen estaremos asegurando un retroceso grave en la monopolización del país, afectaremos una vez más a los inversionistas que han generado empleos.

Y sí, sí hablo por los inversionistas, porque son quienes generan empleo, porque son quienes ayudan a mantener la economía, porque si nos basáramos sólo en las decisiones de la cuarta transformación, sin duda, estaríamos peor que lo que ya nos tienen en estos momentos.

Afectamos, por lo tanto, el bolsillo y la economía de las y los mexicanos.

Querer monopolizar no genera nada bueno para el país, vamos en retroceso y eso ustedes lo aplauden.

Morena se ha dedicado a violar el Estado de derecho; no se cansan, una y otra vez lo hacen, lo que no se dan cuenta es que siguen generando una enorme desconfianza jurídica.

Y entiendan algo, se los vuelvo a repetir, incertidumbre es equivalente a no inversión.

Y esa no inversión es equivalente a no empleos, a no crecimiento económico.

Vamos en retroceso y eso ustedes lo aplauden.

Por si fuera poco, sus efectos previsibles van directamente en contra del Acuerdo de París para proteger el medio ambiente, y no deja de ser paradójico que, en esta reforma, que quieren aprobar en el Senado, precisamente hoy que se celebra internacionalmente el Día de la Tierra, y justamente horas después de que el gobierno de la República hace supuestos compromisos ambientales durante su participación en la Cumbre sobre el Cambio Climático, convocada por el gobierno de Estados Unidos.

La mayoría de este Senado sigue sin entender que no pueden cambiarse las reglas del juego después de haberse firmado y aprobado un tratado comercial, se los dije cuando se aprobó el T-MEC.

Una cosa es que existiera la viabilidad constitucional ilegal y otra que exista la viabilidad y voluntad política para cumplir este acuerdo.

Desafortunadamente no me equivoqué, hoy nos demuestran que no hubo voluntad política, que no les importa la Constitución, que no les importan los compromisos internacionales que hemos asumido como Estado.

Y como los expertos ya lo han apuntado, más le vale al gobierno mexicano entender la dimensión nacional de los amparos, de las acciones de inconstitucionalidad, de los recursos de revisión judicial, a los que se está enfrentando todos los días, y, también, a los que se enfrentará luego de la aprobación de esta reforma.

Tendrá que enfrentarse a la dimensión internacional de litigios judiciales, de paneles de resolución de controversias, de procesos de arbitraje que supondrán costos económicos muy elevados, pero también el daño reputacional considerable para México.

Es por esto que, en el PAN, votaremos en contra.

Y le solicitamos, en verdad por el bien de México, piensen en su voto, que por primera vez puedan estar de lado de la Constitución.

Que por primera vez le puedan decir a los mexicanos que votaron a conciencia y no sólo porque se los mandó su presidente.

Ojalá que su voto sea por México y que sea en contra de este dictamen.

Es cuanto, presidenta.

  ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *