Senador Damián Zepeda Vidales, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación

Intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Consulta Popular.

27 de abril de 2021

Versión de la intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Consulta Popular

Gracias, compañera.

El día de hoy estamos votando una reforma que le da forma a la reforma constitucional que votamos hace ya un tiempo en esta Legislatura, a mi juicio, a nuestro ver, una reforma muy importante.

En la reforma polémica que hubo de la revocación de mandato y de la consulta popular se aprobaron modificaciones que tenían que ver precisamente con la manera en la que se le va a preguntar, desde el gobierno, a la gente si quiere o no algún tipo de decisión, una acción, una obra, alguna política pública.

En aquel entonces dimos una lucha muy fuerte, particularmente desde la oposición, también por supuesto la mayoría la estaba impulsando, por corregir la idea que había llegado al Senado de la República. En esta ocasión, en la Cámara de Diputados, se había aprobado una muy lamentable minuta que básicamente permitía el abuso de las figuras, particularmente la revocación de mandato, y el empatamiento con la elección.

Imaginen ahorita lo que hubiera significado, si así no podemos, o el INE, no puede hacer que el presidente deje de intervenir en la elección, si hubiéramos estado ahorita con la revocación de mandato empatada sería una elección completamente viciada.

Dentro de esta reforma y de los logros, en lo personal voté a favor, se logró también fortalecer la consulta popular, y es lo que nos tiene hoy aquí.

¿Por qué se fortaleció? Porque, primero, se hizo posible que pueda llevarse a cabo más seguido, o sea, realmente estaba fuera de lugar que sólo se pudiera consultar a la gente una vez cada tres años, cómo va a ser posible eso, la reforma constitucional que se hizo fue hacer posible que se consulte una vez por año, y sigue siendo poco, en mi opinión, pero cuando menos ya tenemos de manera establecida que cada año se puede consultar.

Se garantizó, en esta reforma, que el INE fuera el único encargado de difundir la información relativa a la consulta y que se prohibiera la propaganda gubernamental.

Ya hemos visto que del dicho al hecho hay mucho trecho y es muy difícil en estos momentos cuando tienes un gobierno que no respeta la ley hacer respetar que no se involucre, pero la Constitución y la ley marca precisamente eso.

Se facilitó también el tipo de tema que se puedan consultar.

No sé si recuerden, pero estaba en la ley, pero era imposible consultarle a la gente las cosas, o sea, el PAN intentó, en la Presidencia del presidente Madero, hoy Senador, el que se consultara el incremento al salario mínimo, pues una iniciativa muy noble. Y no, no se pudo llevar a cabo porque resulta ser que los candados no lo permitían.

El PRI, en aquel entonces, intentó consultar si se reducía la representación proporcional, pues un tema también de interés de la soberanía y tampoco se pudo.

Y el PRD, en aquel entonces, hoy el presidente López Obrador, si no me falla la memoria, intentó consulta que se diera atrás a la Reforma Energética, y tampoco se pudo.

Entonces, al final del día, la pregunta era: ¿y entonces qué se puede? Era de esos temas que estaban en la ley, pero que no permitían hacer nada, una simulación. Eso, por supuesto, tiene que acabar.

La reforma constitucional me pareció que abordó de mejor manera el tema y permite, por ejemplo, la consulta de obras públicas; no así las obras públicas en ejecución, pero sí de obras públicas.

Seguimos teniendo una materia restrictiva, en mi opinión, la verdad, debería de poderse consultar muchísimos más temas a la ciudadanía, pero sí es un avance que da.

Ojalá esta figura se convierta de verdadero uso y que la soberanía pueda opinar si está a favor o en contra de tal o cual tema.

Otro de los logros que se tuvo en esa reforma constitucional y que hoy se bajan a la ley, fue que no sólo se van a poder hacer consultas en materia nacional, pocos temas son nacionales, para hacer útil hay muchos temas de competencia federal.

Por ejemplo, obras grandes, presas, el tren, temas que tienen impacto regional, por qué no permitir que se le consulte a tal o cual estado, a Jalisco, al Estado de México, a Sonora, a Chihuahua, un tema que sea de su interés en una región y que decida la ciudadanía si prefiere tal o cual obra para la cual hay tal asignación presupuestal.

Para eso sirven las consultas populares en el mundo, la gente decide si quiere un puente, un túnel, si quiere tal o cual obra, o la otra, eso es a lo que tenemos que llegar, un verdadero ejercicio de participación ciudadana, donde sean los ciudadanos y no sólo el gobierno el que decida cuáles son las prioridades.

A nosotros nos parece que tanto la reforma constitucional, en esa materia, como esta ley, abona a ello.

No es perfecta, no, todavía tenemos que ir más allá, hacerlo más fácil, sin tantos protocolos, pero sí va en el sentido correcto, y ojalá poco a poco podamos seguir impulsando y fortaleciendo estos esquemas de participación ciudadana.

Algo muy importante, y que quede muy claro a los ciudadanos que nos están escuchando, expresamente se prohíbe el que se consulte la prolongación del tiempo que dura un gobernante, es decir, no cabe la posibilidad de que vía consulta popular se pueda querer prolongar el tiempo que dura el presidente de la República o algún otro cargo.

Entonces, es importante decirlo, para que no se generen telarañas, para que no se generen falsas ideas y para que no se quiera abusar de la figura. Por todo esto nosotros consideramos que es positivo y vamos a votar a favor.

Claro que estamos de acuerdo en que se regulen las consultas populares, claro que sí, fuimos parte de esa negociación, nos parece algo positivo para el país.

Y, además, ojo, nos parece positivo que de una vez por todas se acaben las consultas patito que se han hecho en este país, fue una verdadera burla la consulta que se hizo para el aeropuerto de Texcoco, su cancelación no tiene ninguna validez, fraude, todas las cochinadas que se señalaban antes se hicieron ahí, y, además, no votó nadie. Y en cambio aquí tienes un porcentaje mínimo que se tiene que cumplir.

Claro que fue una vacilada que en la zona de La Laguna Durango y Coahuila se cancelara ahí a mano alzada en un evento una inversión de un Metrobús que comunicaba a ambas ciudades, cómo puede ser que eso esté pasando en el día de hoy en México.

ooOoo

Intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al presentar reservas a un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Consulta Popular.

 

27 de abril de 2021

Versión de la intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al presentar reservas a un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal de Consulta Popular

Muchas gracias, compañera.

Yo lo quiero decir de manera clara y contundente, nosotros estamos a favor de la participación ciudadana, el PAN ha impulsado por décadas, desde su creación, que la ciudadanía participe en la toma de decisiones del gobierno, por eso estamos a favor de estos cambios que se hacen a la Ley de la Consulta Popular.

Lo dije en la pasada intervención y lo reitero ahora, los logros de la reforma constitucional, que es lo que ahora se baja a la ley, son muy superiores a las inquietudes, un par que sí tenemos.

Pero la verdad de las cosas es que quedó un instrumento de consulta popular que va a meter en regla y evitar consultas patito, que va a ser más fácil que se puedan consultar algunos temas.

Se ampliaron los temas que van a poder ser preguntados a la ciudadanía, por ejemplo, obras públicas, que antes difícilmente se podía.

Quedaron clarísimo los temores, las preocupaciones quedaron prohibidas, no se puede consultar la prolongación de mandato del presidente de la República ni de otro con esta figura, el INE es quien organiza; prohibida la publicidad gubernamental; se necesita el 40 % de participación para que tenga sustancia. Es decir, es algo positivo.

Y se bajó de un ejercicio que era de cada tres años, a un año.

Algunos de nosotros, yo en lo personal, creo que se debería de poder consultar mucho más, incluso creo que se debería de poder hacer coincidente con la elección, como es en otros lados.

En Estados Unidos, en la elección pasada preguntaron en muchos estados si estaban de acuerdo o no con la legalización de la marihuana. Y aquí salen con que no, es que es un derecho humano; no, es que no se puede poner.

La verdad es que hay que perderle el miedo a preguntarle a la gente, que la gente decida si quiere algo o no.

Desgraciadamente, sí, creo que no era el momento hoy eso en particular, porque tenemos un presidente que ha abusado de la figura, entonces sí era necesario separarlo, pero ojalá en el futuro que haya reglas más sólidas, claro, fácil, sencillo, directo:

¿Qué opinas?

¿Qué quieres?

¿Qué obra es mejor?

Eso es lo que tenemos que impulsar, por eso estamos a favor.

Dicho eso, tiene esta reforma que se hizo un error, y creo que un tema negativo; creemos, y por eso lo estamos proponiendo.

El error es: Uno de los logros de la reforma constitucional fue no sólo dejar consultas para temas de trascendencia nacional, completamente nacionales, sino bajar la trascendencia regional, poder consultar sobre una obra que beneficie o impacte a uno o varios estados, una región, en fin.

El problema es que a la hora de hacer las reglas no se puso, se omitió quién autoriza, quién dice si un tema es de trascendencia regional o no.

Sí está claro para la trascendencia nacional, no así para la trascendencia regional, por eso proponemos que se aclare.

Y el segundo tema es el que ya han expresado compañeros de otros grupos parlamentarios, con quienes coincidimos en que sería mejor que no existiera el voto en abstención, pero no coincidimos en que eso sea determinante como para rechazar esta ley.

Creemos que la ley es positiva, la consulta es positiva, trae muchas cosas buenas, pero, sí, en efecto, sería más claro si sólo se votara a favor o en contra.

En lo personal quiero decirles, la verdad de las cosas es que tampoco le veo lo negativo al extremo del tema, pues el ciudadano llega a emitir la boleta, hombre, a favor, en contra o abstención.

Sí me imagino de hecho un caso en donde tú quieras decir: A ver, sí quiero que tenga validez esta consulta y, por lo tanto, voy a participar, pero me es igual cuál de las dos obras, por ejemplo, están sujetas a consulta; por lo tanto, digo “me da lo mismo, abstención”. O llegas y anulas el voto, ni modo que no cuente o qué, pues se vota y se anula.

Sin embargo, sí creemos que sería mucho más claro si se quitara, hombre, no estaba así regulado. No es que contravenga, porque no dice eso la Constitución, ni si sí, ni si no, sino que sería más claro.

Y por eso nos sumamos a esta petición, ojalá se pueda corregir ahora, por eso lo estamos proponiendo, y si no, ojalá en una siguiente ocasión lo podamos corregir, pero no nos parece ni de cerca algo tan contundente como para rechazar esta Ley de la Consulta Popular, al contrario, el PAN está a favor de que se le pregunte la gente y ojalá y lo fortalezcamos cada vez más.

Muchas gracias.

ooOoo

Etiquetas de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *