Senadora Kenia López Rabadán presenta iniciativa que adiciona un quinto párrafo al artículo 4º de la Constitución

Intervención de la senadora Kenia López Rabadán, al presentar una iniciativa que adiciona un quinto párrafo al artículo 4º de la Constitución.

 

 

 

25 de marzo de 2021

Versión de la intervención de la senadora Kenia López Rabadán, al presentar una iniciativa que adiciona un quinto párrafo al artículo 4º de la Constitución

Muchas gracias, querida presidenta, con su venia.
Ante la severa crisis que aparece en el sistema público de salud en nuestro país, que se agrava por pésimas decisiones gubernamentales, es necesario garantizar constitucionalmente este derecho y acceso de vacunas y medicamentos para todos los mexicanos.

Es necesario que México tome acciones contundentes, por ello, proponemos esta iniciativa para garantizar, desde la Constitución, que todos los y las mexicanas tengan acceso a una vacuna contra el Covid, que la vacuna sea universal, gratuita y que se reciba de manera oportuna.

De igual forma se debe prever el abastecimiento de insumos esenciales para el diagnóstico y tratamiento de padecimientos o enfermedades. Este derecho está garantizado con la aprobación de esta iniciativa en dependencias y entidades de la administración pública tanto federal como local, que evidentemente formen parte del Sistema Nacional de Salud.

En los últimos años hemos visto la destrucción de diversas instituciones minando los derechos humanos. Por ello, hoy es necesario proteger el derecho fundamental de acceso a la salud.

En esta iniciativa proponemos que el sistema público de salud cuente con recursos suficientes en el Presupuesto de Egresos de la Federación y en el presupuesto de las entidades federales, haciendo énfasis en que estos nunca deben ser menores y siempre deberán ser progresivos respecto a lo que se haya asignado en el Ejercicio Fiscal anterior.

Cada año la población va en aumento, por lo que los recursos públicos deben distribuirse de tal forma que sean cubiertas las necesidades de toda la población, en especial en los temas de salud.

Esta iniciativa tiene por objeto adicionar al artículo 4 constitucional un imperativo que garantice, ante esta realidad que nos afecta por el Covid y otras enfermedades como el cáncer, que se cumpla con los tratados internacionales y se garantice a todos los mexicanos su bienestar físico.

Las y los mexicanos, sin ningún distingo, deben tener acceso a vacunas, medicamentos, diagnósticos y tratamientos oportunos para las enfermedades.

Es inadmisible lo que hemos visto durante esta pandemia, hoy México sufre un luto y la ausencia de 200 mil seres humanos. No se ha implementado una estrategia de vacunación eficiente. Si a ello se le suma la falta de medicamentos para enfermedades como cáncer, diabetes, hipertensión, VIH, es sin duda inhumano y se requiere un urgente cambio de rumbo en una materia trascendental, como es la materia de salud.

El gobierno federal ha dado paso hacia atrás en el sistema público de salud y ejemplo de ello es la eliminación del Seguro Popular, que daba servicio a más de 50 millones de personas, y eso se destruyó para crear el Insabi, el cual hoy sigue sin recursos suficientes.

Otra muestra lamentable es el recorte de los 40 mil millones de pesos del Fondo de Protección de Gastos Catastróficos en 2020, y de los 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar en 2021, así como la fallida política de centralización de la compra de medicinas, insumos, tratamientos y material de curación, aspectos que han contribuido en gran medida a un desabasto terrible.

Hay una pandemia fuera de control, hay 199 mil 627 personas que han perdido la vida y, si bien es cierto este gobierno no es responsable de la pandemia, sí es responsable del mal manejo que se ha tenido en ella, ya que esta emergencia sanitaria no ha sido atendida ni con eficiencia ni con seriedad por el gobierno, la situación en muchos de los hospitales sigue siendo crítica.

A este lamentable panorama se le suma una errónea estrategia de vacunación; no hay coordinación interinstitucional; no hay vacunas, por algo muy elemental, no se compraron a tiempo.

Mientras en Latinoamérica hay ejemplos muy eficientes, como Chile. En México hay una campaña de vacunación llena de tropiezos, seguimos viendo largas filas de personas esperando a ser inoculados; hay desabasto en las vacunas.

Sigue sin ser vacunado el personal médico que ha dado su vida, que ha arriesgado su vida para sanar a los enfermos. De forma inhumana, este gobierno no ha priorizado a las enfermeras, a los médicos, a los camilleros, a los paramédicos, públicos y privados.

No se equivoquen, señores del gobierno, todos ellos, no importa si son del sector público o del sector privado, todos han salido de su casa para salvar la vida de los mexicanos; que no tengan acceso a una vacuna es altamente criminal.

En resumen, las cifras al día de hoy, después de tres meses de iniciada la vacunación, son las siguientes:

Mexicanos vacunados con una dosis, 4.2 %; mexicanos vacunados con dos dosis, 0.6 %. Esa es nuestra realidad, menos del 1 % de los mexicanos tiene su vacuna completa.

Mientras en Chile se vacuna a 26 personas, en México sólo a uno.

En administraciones anteriores, sí, esas que tanto crítica hoy la cuarta transformación, había una red de distribución eficiente para llegar a todo el país de manera pronta y oportuna.

Nunca en ninguna campaña de vacunación se lucró políticamente, nunca en una emergencia sanitaria se priorizó a los operadores políticos por encima de los doctores.

El día de ayer cumplimos un año de la declaración de la pandemia y en todo este tiempo el gobierno no ha sido capaz de atender con seriedad, inteligencia y humanidad una de las emergencias sanitarias más graves en la historia moderna.

Hoy México necesita reconocer que esta pandemia nos ha cambiado, nos ha hecho ver la importancia del acceso a la salud y, por ello, proponemos garantizar constitucionalmente el acceso a vacunas y medicamentos.

La Presidenta Senadora María Guadalupe Murguía Gutiérrez: Senadora Kenia López, ¿puede concluir?

La Senadora Kenia López Rabadán: Concluyo, presidenta.
Quiero agradecer a las y los Senadores que han acompañado esta iniciativa.
Muchísimas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *