Senador Gustavo Madero presenta iniciativa para reformar el Código Penal Federal

Intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, para presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones del Código Penal Federal.

 

 

 

25 de marzo de 2021

Versión de la intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, para presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones del Código Penal Federal

Muchas gracias, presidenta. Con su venia.
Senadoras y Senadores:
Los avances que hemos tenido en innovación tecnológica se presentan cada vez de forma más rápida y acelerada, se dice que estamos inmersos en una cuarta revolución industrial que ha fortalecido la creación de nuevos programas de software, de instrumentaciones de tecnología de información, de comunicación.

Esta llamada industria 4.0, que han desarrollo tecnologías como el Internet de las cosas, la inteligencia artificial, el manejo de grandes cantidades de datos, conocido como el Big Data, la masificación de tecnologías como el Blockchain, la computación en la nube, la biotecnología, el Fintech, todos estos avances están modificando la forma en que la economía produce y la forma en que la sociedad desarrolla sus actividades diarias, en una época de constante digitalización donde se utilizan los dispositivos electrónicos que han permitido la interacción de las personas de manera global.

En este sentido, las computadoras, los teléfonos celulares, son capaces de procesar un gran número de información, de transacciones y, sobre todo, albergar aplicaciones que faciliten la prestación de servicios de las redes sociales, el entretenimiento y el comercio electrónico.

Este comercio digital tiene en sus orígenes el comercio tradicional y los principios de la oferta y la demanda, pero con la posibilidad de realizarse a través de las redes y no necesariamente en los espacios físicos, lo cual pudimos constatar y crecer en estos períodos de la pandemia.

Organismos como las instituciones financieras han adoptado mecanismos para facilitar las operaciones a través de las redes, los usuarios de este tipo de servicios pueden acceder desde su computadora, desde su teléfono, a sitios, a aplicaciones, que les permiten tener en tiempo real la información referente a sus cuentas bancarias, a realizar operaciones, movimientos, pagos, así como transferencias electrónicas interbancarias.

Es necesario señalar que en México cerca del 66 % de la población tiene acceso al Internet, cuyas actividades principales son las redes sociales, contenidos audiovisuales gratuitos y de paga, compras y ventas por Internet, así como operaciones bancarias cotidianas.

Si bien lo anterior ha generado un incremento en el flujo de información personal en la actividad económica, política y social dentro de las redes, también enfrentamos retos a cumplir que tienen que tienen que ver con la prevención y la protección de los datos que pueden afectar los intereses de los usuarios en Internet.

La urgencia de un marco regulatorio que tipifique, que persigue y sancione las infracciones en materia de derechos de autor, el fraude informático, la pornografía infantil y las violaciones de la seguridad en la red, responde al incremento que estos delitos han tenido durante la presente pandemia.

Casos como el uso indebido de la información, ya sea sensible o privilegiada, intrusiones en tiempos reales de redes, sistemas, nubes, sitios web, ataques en las redes sociales, fueron denunciados constantemente y registraron los sectores públicos y privados durante los meses recientes.

México es el segundo país con más intentos de ciberataques a negocios, de acuerdo con las cifras de la empresa de ciberseguridad Kaspersky, la cual señala que durante los primeros nueve meses del 2020, se registraron más de 37 millones de intentos de ataques contra negocios, de los cuales el 56 % provino de Brasil; el 22 % en México; 10 % en Colombia.

En nuestro país, tanto el sector privado como el público han sido objeto de constantes ciberataques.

En el sector privado son conocidos los casos del Fintech Clip y Compartamos Bancos, mientras que en el sector público los intentos de hackear los servidores de Pemex, de Condusef, de Banco de México, del SAT, así como el incidente de seguridad que expuso las declaraciones patrimoniales de 830 mil funcionarios públicos, resguardadas por la Secretaría de la Función Público, estos son son algunos ejemplos claros de la necesidad urgente de legislar en materia de ciberseguridad.

Actualmente, México se encuentra como observador e invitado a adherirse recientemente al Convenio de Budapest, este convenio es el primer Tratado Internacional sobre delitos cometidos a través del Internet y otras redes informáticas, se ocupa especialmente de las infracciones de los derechos de autor, el fraude informático, la pornografía infantil y las violaciones de la seguridad de la red.

Asimismo, nuestra nación ya ha incursionado en temas de ciberseguridad a través de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, cuyo objetivo fue el identificar y establecer las acciones aplicables en materia en el ámbito social, económico y político. De tal manera que la población y las organizaciones públicas y privadas puedan gozar del uso y el aprovechamiento responsable de las tecnologías de la información y la comunicación.

No obstante, todo lo anterior, seguimos aún sin contar con un marco jurídico específico que establezcan los tipos penales en materia y que integre la forma y los términos en que las autoridades de las entidades federativas y los municipios deben colaborar con la Federación en esta tarea, por lo que esta iniciativa que presento tiene como finalidad establecer, reformar y adicionar diversas disposiciones del Código Penal Federal para actualizar el Catálogo de Delitos Cibernéticos, los cuales son conductas que se cometen en las redes tales como: la infiltración de los sistemas de información para alterar la información, para dañarla, eliminarla, obstaculizar su acceso que puede o no implicar una extorsión.

Con todo ello, se garantizará en todo momento la protección de los derechos de los usuarios del Internet.

Es cuanto, Senadora presidenta.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *