Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al referirse al Acuerdo de la Junta de Coordinación Política para la implementación de sesiones a distancia

Intervención, desde su escaño, de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al referirse al Acuerdo de la Junta de Coordinación Política para la implementación de sesiones a distancia, durante la emergencia de salud pública, por razones de fuerza mayor, originada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19)

 

Gracias, presidenta.

Yo quiero aprovechar este nuevo formato para que la tecnología no nos aleje de la enorme situación que están viviendo los mexicanos.

Duele y da tristeza, también da rabia, un enojo cargado de impotencia, porque este nuevo coronavirus no trajo consigo su antídoto y porque las vacunas se ven lejos, lejos en medio de la confusión y la falsa ilusión sobre su distribución y abasto.

Porque la escalofriante cifra de 150 mil personas fallecidas por Covid-19 parecen una cuenta que no alarma ni altera ni mejora la estrategia de combate a la pandemia. Pasmado en un plan de ataque que no mejora sus resultados, el gobierno acusa al pasado y culpa el legado de un pobre sector salud, cuando hace dos años que son gobierno.

Hago un llamado urgente, compañeras y compañeros Senadores y Senadora, a enfocar nuestros esfuerzos para conseguir que este gobierno  brinde a la población el apoyo que necesita para sobrevivir a la pandemia, y no me refiero solo a las familias que van de hospital a hospital buscando desesperadamente un lugar para un paciente; tampoco a las interminables filas para conseguir un tanque de oxígeno para evitar que un pariente se muera por asfixia ni a millares de familias destrozadas porque han perdido una madre, un esposo, un padre, un abuelo, una hija, un hermano o más, o a los sobrevivientes intentando conseguir un sitio en la fila de los crematorios, porque a esta estrategia de salud pública la acompaña la catástrofe económica.

Millones de personas han perdido el trabajo al quebrar los cientos de miles de empresas pequeñas y medianas debido al cierre obligado por el confinamiento, hay una cantidad inconmensurable de afectados, niñas, niños, adolescentes sin escuela ni medios para educarse a distancia, jóvenes sin posibilidades ni opciones para integrare al mercado laboral, cientos de miles de jefas y jefes de familia que no logran llevar el sustento a sus hogares.

Reitero mi llamado urgente a mis colegas Senadoras y Senadores a concentrarnos en lograr la atención del gobierno hacia los millones de personas de todas las edades que viven con el temor de contagiarse.

Yo quisiera pedirles, compañeras y compañeros Senadores que durante este nuevo período de sesiones no nos olvidemos del verdadero problema que están viviendo los mexicanos, que es la pandemia de Covid-19 y que estas sesiones a distancia nos permiten tener un debate respetuoso acerca de esta grave problemática, no creo que haya un problema más delicado para los mexicanos.

Muchas gracias.

–ooOoo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *