Senadora Minerva Hernández Ramos en el apartado de agenda política, para referirse al apagón de energía eléctrica por la CFE

Intervención de la senadora Minerva Hernández Ramos en el apartado de agenda política, para referirse al apagón de energía eléctrica por la CFE.

 

 

 

7 de enero de 2020 

 Versión de la intervención de la senadora Minerva Hernández Ramos en el apartado de agenda política, para referirse al apagón de energía eléctrica por la CFE

El reconocimiento de la Comisión Federal de Electricidad sobre la falsedad del oficio atribuido a la Coordinación de Protección Civil de Tamaulipas, para pretender justificar el apagón que dejó sin energía eléctrica a más de 10 millones de usuarios, debe tener por consecuencia la responsabilidad penal de quienes estuvieron involucrados.

No se trata solamente de investigar y sancionar el delito federal de falsificación de documentos, sino de que se lleve a cabo una investigación por hechos de corrupción, pues seguramente dentro de la Comisión Federal de Electricidad hay quienes tenía conocimiento de que, al llevar a cabo estas acciones, se verían gravemente afectados el patrimonio y los intereses de la empresa y no hicieron nada por evitarlo.

Tan lo saben en la Comisión Federal de Electricidad, que sus declaraciones quieren minimizar el hecho de la falsificación, destacando que el incendio sí ocurrió, pues saben que negar la verdad es un delito de corrupción. Esa que se supone que ya se había acabado en este sexenio.

Si algo queda claro, respecto al combate a la corrupción, es que jamás se trata de una sola persona, sino que opera en redes. Por eso es tan importante que se esclarezca este hecho. Ya no estamos en la época de una estructura monopólica estatal del sector eléctrico.

Ahora la Comisión Federal de Electricidad requiere de conducirse con un agente económico en el mercado eléctrico, como un generador que vende su producción y el presidente de México no tendría que estar dando explicaciones sobre lo que sucedió y tampoco prometer que ya no va a repetirse, porque eso contraviene los principios de libre competencia económica plasmados y envía señales intervencionistas en detrimento de los objetivos del Estado de impulsar inversión y competencia conforme a la Ley de la Industria Eléctrica.

Es inadmisible que estando en un país en el que se pueden aprovechar fuentes de energía alternativas como las renovables, solar o eólica, el apagón esté siendo utilizado como un pretexto para atacar a quienes la generan.

La Comisión Federal sostiene que se pone en peligro la confiabilidad del sistema eléctrico nacional, dada la energía intermitente que se genera por esas fuentes, y entonces no habrían países en Europa que dependen de estas fuentes renovables que, por cierto, ellos no han experimentado estos tipos de apagones.

En qué momento este gobierno reformó la Constitución y la Ley de la Industria Eléctrica, como para que su director Bartlett, con una actuación totalmente fuera del marco legal asegure que el Cenace, encargado por mandato legal de ejercer el control operativo del sistema eléctrico nacional, sacará de operación a las energías renovables totalmente fuera del marco legal su intervención.

Cómo es posible que un incendio de pastizales haya afectado a la red eléctrica de nuestro país en 17 estados. Parece inaudito. Y ya concluyendo, creo que es necesario reflexionar sobre el tipo de falla que generó ese apagón, para no seguir distrayendo la atención diciendo que fue por un incendio. En el Grupo Parlamentario de Acción Nacional exigimos que se realice una investigación independiente. Es cuanto, senador presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *