Senador Julen Rementería del Puerto, al participar en el apartado de Agenda Política, con el tema «Campañas electorales 2021

Intervención del senador Julen Rementería del Puerto, al participar en el apartado de Agenda Política, con el tema «Campañas electorales 2021», en la sesión a distancia de la Comisión Permanente del Congreso.

 

 

 

                       

Versión de la intervención del senador Julen Rementería del Puerto, al participar en el apartado de Agenda Política, con el tema «Campañas electorales 2021», en la sesión a distancia de la Comisión Permanente del Congreso

Gracias, presidenta. Saludo a todos los integrantes de esta Comisión Permanente. A mí me gustaría empezar por felicitar el que se pueda hablar de este tema, de la agenda electoral. Me parece que todo transcurre a través de, precisamente ese tema, el electoral y transcurrirá los próximos meses.

Por más que queramos no lo vamos a poder evitar y, por cierto, además que el primero que no lo evita es el presidente de la República. Es el que está todos los días y ha estado, hasta ahora, hasta antes de su convalecencia, que, por cierto, deseamos que se recupere pronto, ha estado todos los días haciendo señalamientos que han sido, por cierto, motivo de quejas fundadas precisamente en el artículo 41 de la Constitución y no inventos como ha querido descalificar, del Instituto Nacional Electoral.

Ha habido un uso, claramente, por lo menos mediático, del tema de las vacunas. Nada tienen que hacer, perdónenme ustedes, los de Morena, los del gobierno, sus aliados, nada tienen que hacer los siervos de la nación llevando a cabo el programa de vacunación. Por eso hay un sistema de salud lo suficientemente robusto para poderlo llevar a cabo.

Por supuesto que lleva implícita una intención electoral. No tienen ellos por qué dedicarse, ni siquiera están capacitados para ello.

El presidente actúa más como un jefe de campaña que como un verdadero jefe de la nación. Tenemos hoy, bueno, yo diría que, en el tema de las vacunas, pues hay todavía más transparencia que vacunas. Fíjense cómo estaremos de mal, lo que tenemos es realmente una intervención tremenda, hay un gobierno rebasado por la circunstancia, que además está metido en los temas electorales de manera completa.

No veo cómo pueda actualizarse esta afirmación que hacía hace un momento, hace un rato ya, la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a partir de la defensoría del pueblo y que vigilaban por el pueblo.

Si eso fuera, habría muchas cosas que habrían cambiando y no tendrían solamente esta intención estrictamente electorera. Yo no veo pues, que podamos evitar estas ganas de meterse. Lo vimos desde que quiso, en la revocación de mandato, estar presente en la boleta. Insistió una y otra vez, por fortuna no se logró, para intentar que pudiéramos llevar a cabo una elección sin la intromisión del gobierno, del Poder Ejecutivo de la nación, desde ahí es desde donde se está empezando a distorsionar el sentido de lo que debiera ser una elección estrictamente democrática y que se expresara la gente de manera libre, voluntaria y que no tuviera pues ningún acoso ni con programas sociales ni con sistemas de vacunación ni de ninguna otra índole.

Hoy ante lo que estamos es precisamente ante una intención perversa, desde el gobierno y desde su partido, por querer intervenir en la elección. Lo estamos viendo, la evidencia mata cualquier argumento. Cada día está pasando así, en toda la República Mexicana. No tenemos más que empezar a revisar los eventos que están sucediendo en las distintas partes del país para poderlo pues comprobar.

El presidente ha dicho muchas veces, dice: al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie. Pues ojalá honre su palabra, porque hasta ahora ha fracasado en el sistema de vacunación, por supuesto, en el método, porque no tiene nada qué ver con los siervos de la nación, debiera hacerlo a partir de los sistemas de salud. Y, por supuesto, también ha estado violando la Constitución flagrantemente, en el artículo 41 constitucional. Es cuanto, presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *