Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, para referirse al dictamen que modifica la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse al dictamen de las Comisiones Unidas de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático; y de Estudios Legislativos, Segunda con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 62 y 63; y se adicionan los artículos 62 BIS y 62 TER de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

 

 

 

Versión  de la intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse al dictamen de las Comisiones Unidas de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático; y de Estudios Legislativos, Segunda con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 62 y 63; y se adicionan los artículos 62 BIS y 62 TER de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos

Muchas gracias, presidente.

Este dictamen por demás es un dictamen que fue polémico en Comisiones, la Senadora María Merced, Lupita Saldaña, Susana Harp y su servidora lo votamos en contra.

Nos queda claro que es un tema complejo cuando se piensa en incineración, una práctica muy común ahora llamada coprocesamiento, porque lo que se busca es que se haga un manejo adecuado y responsable de los residuos.

Y obviamente hay quien, cuando ve un generador de energía, a lo mejor diría qué feo es el medio ambiente, pero ahí están las chimeneas de las refinerías y de las termoeléctricas, que son más espantosas que el daño visual.

Pasa lo mismo con el coprocesamiento, nos puede llamar la atención que haya una planta de termovalorización o coprocesamiento, que ya hicimos ahí en el dictamen una diferenciación clara, pero no nos molestan los tiradores clandestinos de basura como el Bordo Poniente de Xochiaca.

Cuando fui jefa delegacional los camiones de basura tenían que cruzar toda la ciudad para irse a verter en estos espacios que, por cierto, cada vez se vuelven más complejos.

Me hubiera encantado tener el permiso para hacer coprocesamiento local y no existía esa posibilidad para los que éramos en ese entonces jefes delegacionales, era una facultad sólo para el gobierno.

Cada municipio, cada estado tiene facultades propias para manejar sus residuos, al final lo que tendríamos que buscar es un concepto de economía circular donde todo lo que producimos tuviera un destino final responsable.

Debo de reconocer que en un principio nuestro voto era a favor y hemos tenido un diálogo profundo con la Comisión de Medio Ambiente para meter una reserva que resuelva nuestra inquietud, y nuestra inquietud es que realmente la industria cumpla con los estándares ambientales, que no le dé la vuelta, que la Semarnat realmente aplique la norma.

Y entonces hemos metido un transitorio y por eso es que vamos a caminar en positivo con este dictamen, para que esta información sea pública, los ciudadanos puedan conocer cada emisión que genera esta industria y podamos en un momento dado reclamar si se estuvieran violando las normas.

Como defensores del medio ambiente, este tipo de dictámenes nos preocupan, no nos gustan, porque siempre tenemos desconfianza de si realmente las normas ambientales se van a aplicar; pero también creemos que el que no haya una regulación es más grave, porque entonces se pueden quemar todo tipo de insumos que sí pueden ser muy graves para el medio ambiente.

Especialmente la industria cementera, por las temperaturas que maneja, hace que algunos contaminantes se vuelvan parte del cemento y eso es positivo para la atmósfera.

Es más grave el metano que se genera a cielo abierto con la basura para la atmósfera, que el CO que se pudiera generar en esta industria, siempre y cuando esté regulado y contenido.

Entonces quiero reconocer, agradecer a la Comisión la apertura que tuvieron para meter este transitorio, esperemos que lo voten ustedes y nosotros con gusto vamos a acompañar este dictamen.

Y reconozco a mis compañeras Senadoras, que han sido María Merced, especialmente, Guadalupe Murguía y Susana Harp, muy defensoras de que no se haga una ley que, en lugar de ser positiva, sea contraproducente para el medio ambiente.

Vamos a dar este voto de confianza, pero vamos a estar muy cerca de que se cumplan las normas ambientales.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *