Senadora Josefina Vázquez Mota presenta iniciativa para modificar la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes

Intervención en tribuna de la senadora Josefina Vázquez Mota, para presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 44 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

 

 

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Josefina Vázquez Mota, para presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 44 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes

Gracias, Presidente.

Muy buenos días, senadoras, senadores.

Comparto con ustedes el testimonio de Joaquín, tiene 16 años y dice que la última vez que recuerda a su madre es cuando tenía cinco años de edad. Fue entonces cuando su tía lo corrió de su casa y lo obligó a pedir dinero, lavando parabrisas, “desde entonces es lo único que he hecho para sobrevivir”.

Presidente, con su permiso.

Ni en la historia más macabra se puede siquiera imaginar qué hay en medio de la oscuridad, pueda transportar en dos cajas y sobre las ruedas de un “diablo”, los restos de dos niños, Alan Yahir y Héctor, de 12 y 14 años, respectivamente.

Un par de policías, al acerarse para ayudar a levantar “aquello que se había volteado de una de las cajas”, dejaron ver el horror que había ahí: pedazos de pequeños cuerpos humanos.

Debido a estos terribles, inadmisibles crímenes, y en coordinación con la Cámara de Diputados, hemos decidido presentar en ambas Cámaras, un exhorto a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, al Gobierno de la Ciudad de México, así como a Sipinna, atender, proteger y salvaguardar a niñas, niños y adolescentes reclutados por la delincuencia organizada y coadyuvar con las autoridades de la Ciudad de México para garantizar los derechos de este sector poblacional, incluyendo la presentación de un plan integral para prevenir y atender la violencia de grupos criminales en su contra.

Solicito amablemente sea turnado a comisiones de inmediato.

Con relación a este terrible e inadmisible crimen, el día de hoy presento frente a todas ustedes, Senadoras y Senadores, una reforma a la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que propone que, dentro de las responsabilidades de velar por el estado y desarrollo de niñas, niños y adolescentes, se adquiera la de brindar el acceso a una vida libre de condiciones de mendicidad, entendiendo por esto toda situación que implique solicitar limosnas para él o para un tercero.

Datos del Coneval arrojan que la mitad de la población infantil vive en condiciones de pobreza, es decir, más de tres millones de niñas y niños se encuentran en pobreza extrema y uno de cada 10 no pude siquiera asistir a la escuela.

El PNUD, por su parte, prevé que 1.4 millones de estudiantes mexicanos muy probablemente no regresarán a clases en el ciclo 2020-2021.

De acuerdo con las propias cifras del Inegi, más de tres millones de nuestras niñas, niños y adolescentes de entre cinco y 17 años tienen que trabajar en actividades no permitidas, dos millones de ellos, y un millón en labores domésticas no adecuadas.

En consecuencia, las proyecciones del Instituto Politécnico Nacional señalan que en México aumentará la pobreza en un 14 % en los próximos años. Siendo así, podría llegar a aumentar el trabajo infantil en alrededor de un 10 % en nuestro país.

En este contexto, estimadas Senadoras y Senadores, la mendicidad infantil, ya sea producto de la trata de personas o de alguna otra modalidad, como la necesidad de lograr la subsistencia familiar, se plantea como un problema en aumento.

En nuestro país por supuesto existe legislación en los tres niveles de gobierno, sin embargo, y poniendo los cimientos de un avance gradual en el combate contras las modalidades de trata de personas, presento frente a todas ustedes y todos ustedes esta iniciativa que reforma la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y propone concretamente que, dentro de las responsabilidades de velar por el sano desarrollo de niñas, niños y adolescentes, se adquiera la de brindar el acceso a una vida libre de condiciones de mendicidad, entendiendo por esto, reitero, toda situación que explica cualquier clase de explotación, solicitar licencias para él o para un tercero.

Todo planteamiento para prevenir y erradicar la mendicidad de niñas, niños y adolescentes en México se debe centrar en la finalidad para que ejerzan su derecho al juego, a la educación, a la convivencia, a una vida libre de violencia, a la salud, a crecer y, lo más importante, a ser felices para que nunca más en dos cajas terribles, portadas por un diablo, aparezcan pedazos de cuerpos de niños.

Les pido su acompañamiento.

Es cuanto, señor presidente.

Gracias, senadoras y senadores.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *