Senadora Mayuli Martínez participa en la discusión de un dictamen en materia marítima y de puertos

Intervención de la senadora Mayuli Latifa Martínez Simón, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación, de Marina y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos, y de la Ley de Puertos.

 

 

28 de octubre de 2020

Versión de la intervención de la senadora Mayuli Latifa Martínez Simón, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación, de Marina y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos, y de la Ley de Puertos

La reforma que ustedes pretenden aprobar representa un cambio radical en la forma en que se ha organizado y ha desarrollado el comercio marítimo en México desde 1973, cuando en nuestro país se planteó como política de Estado impulsar el desarrollo económico y se transfirió a la organización y operación del comercio marítimo de la Semar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes bajo el postulado que ya no nos encontrábamos en un entorno de conflicto bélico y que la prioridad era impulsar el crecimiento económico de las y los mexicanos.

Las Senadoras y los Senadores de Acción Nacional tenemos claro que la seguridad es un asunto prioritario para México, como también es el desarrollo económico del país, pero también tenemos claro que la seguridad y el desarrollo del país no se contraponen, por el contrario, se complementan.

Esta reforma se ha quedado corta, ya que este modelo que se plantea no privilegia estas dos prioridades. Por eso creo que se trata de un capricho más del presidente de la República por concentrar el poder para combatir la corrupción y la supuesta ineficiencia del comercio y el turismo marítimo.

El diseño de la reforma y la intervención administrativa que se le pretende dar a la Semar, lejos de transparentar y eficientar el comercio y el turismo marítimos, va a obstaculizar las operaciones comerciales y turísticas marítimas de carácter internacional en todas las áreas involucradas, lo que representará pérdidas económicas millonarias para México.

Debemos respetar la naturaleza y las funciones, sí, de nuestra Armada de México, de nuestros marinos de guerra, sí, pero no debemos desgastarla y utilizarlas en tareas diarias ajenas a la naturaleza por la que fueron creadas.

En el caso de la Secretaría de Marina como marinos de guerra y la Marina Mercante como marinos de carácter civil, totalmente distinto. Y con todo respeto para nuestra Armada de México, su formación no es para administrar y regular el comercio ni para brindar servicios turísticos, fue creada para la defensa exterior y la seguridad interior del país, por eso debemos destinarla y ocuparla no para tareas administrativas que tan solo la van a desgastar, la hacen hasta inoperante y desnaturalizan porque su formación precisamente es otra. Hoy en día en México con una administración y operación del comercio marítimo ejemplar a nivel mundial, ahí es donde estamos situados México y los puertos de este país.

Por ello ha sido fundamental la participación de la inversión privada, el presidente de la República lo sabe y ustedes también, muestra de ello son las participaciones de empresas tanto nacionales como extranjeras, así como la participación de gobiernos de otras naciones con quienes México ha suscrito convenios internacionales y que este Senado por supuesto también ha ratificado.

Es una mentira y escucho aquí muy claramente que se señalan actos de corrupción. No ha habido ni una sola determinación en contra de ninguna administración portuaria…

El Presidente Senador Jorge Carlos Ramírez Marín: Concluya, Senadora.

La Senadora Mayuli Latifa Martínez Simón: Concluyo.

Y si la hubiera, que se presenten las denuncias correspondientes. Pero hoy no ha habido ni una sola determinación en contra de ninguna administración portuaria.

¿Qué es lo que sigue, los aeropuertos?, ¿también van por ellos?

De verdad, lo que vemos lamentablemente en este gobierno es una centralización y militarización. Están haciendo un impacto y un retroceso a la industria portuaria.

Escuchen bien cuándo lo estamos diciendo en este Pleno, en este Senado y en unos años se van a arrepentir los que hayan votado a favor de esta determinación, un retroceso, insisto, e impacto económico a una industria portuaria tan importante como la de nuestro país frente a otras naciones.

Es cuanto.

ooOoo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *