Senador Gustavo Madero Muñoz en la discusión del dictamen en materia del Paquete Fiscal 2021

29 de octubre de 2020

Versión de la intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2021, se reforma la Ley del Impuesto sobre la Renta, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado y del Código Fiscal de la Federación y la Ley Federal de Derechos

 

Cuando uno llega a la Presidencia con esos votos, 53 por ciento de los mexicanos que votan por uno dicen: no, pues este cuate va a transformar al país; y presenta un paquete económico regresivo, que quita derechos, que elimina programas, que desmantela instituciones, desaparece fideicomisos, afectando a tantos grupos sociales prioritarios que votaron por Obrador y que hoy se sienten traicionados, defraudados.

Y afuera, ahorita, ahí están las manifestaciones de los que protestan por el atraco del Fondo de enfermedades catastróficas para quitarles 33 mil millones de pesos, y ayer estuvieron los investigadores, los académicos, trabajadores de la cultura, protestando porque les expropiaron los fondos etiquetados para proteger y apoyar sus actividades, 68 mil millones de pesos.

Y antes estuvieron protestando los defensores de los derechos humanos por la desaparición de los fondos de protección a las víctimas, defensa de periodistas, los derechos de las mujeres; y mañana vendrán los representantes del sector agropecuario, por la eliminación de todos los apoyos para la ganadería y la agricultura.

Si uno llega a la Presidencia esperaría que iban a aumentar los fondos para la salud, para la investigación, la ciencia, las pequeñas y medianas empresas, y no que se la iban a pasar tomándose fotos con el grupo de sus empresarios, del Consejo Asesor, para darles mayores contratos y concesiones; pensaría que iban a acotar  la participación del Ejército y la Marina, y no que iban a militarizar a este país, militarizando los puertos, aeropuertos, las aduanas, y convertir al Ejército en la mayor constructora de nuestro país.

Pensaría que íbamos a avanzar en una transición energética para combatir el cambio climático, no, mandaron por tercer año un paquete económico neoliberal, tienen miedo, tienen el miedo de que los acusen del Fobaproa; este paquete económico les impide ver la realidad y no se atreven a apoyar a las pequeñas y medianas empresas.

¿Me dirían que este paquete económico es de izquierda?, ¿me dirían que es progresista, que éste es el sello de la cuarta transformación?; yo veo un paquete económico regresivo, medidas fiscales terroristas, autoritarias y neoliberales, y es el reconocimiento del fracaso y la quiebra de sus finanzas públicas y la desesperación por aumentar la recaudación.

Como lo reconoció el secretario de Hacienda, se acabaron los guardaditos, pero no, no se acabaron, señor secretario, se los gastaron, el paquete no incluye ningún tipo de medidas o apoyos extraordinarios para atender los efectos económicos de la pandemia, como el ingreso mínimo vital, como apoyos al seguro de desempleo, como en todo el mundo se está haciendo.

El paquete fiscal no tiene incentivos para las micro, pequeñas y medianas empresas, pero sí impone impuestos a plataformas tecnológicas y a la actividad en las redes de comunicaciones para quienes quieran vender sus productos por internet; ataca a las organizaciones de la sociedad civil, que son los glóbulos blancos de las sociedades y tienen como finalidad cerrar las brechas de la desigualdad, con este paquete económico que las ataca como si fueran las grandes evasoras de nuestro país.

El mayor presupuesto de la historia de México invertido de la peor manera por el peor gobierno, con más recortes, más discrecionalidad, más centralismo gandalla.

En vez de fortalecer a los trabajadores, a las organizaciones, a las Pymes, a los estados, a los municipios, a la sociedad civil, es más dinero para “Pánfilo ganso”, para López Obrador, más dinero del pueblo para que lo gaste el presidente de las ocurrencias, dilapidando los recursos de todos los mexicanos.

Nos va a salir caro este chistecito, un presidente que deteriora el federalismo, que les arrebata recursos, le regatea a los municipios y a los estados dejándolos en sus mínimos de ley, cero solidaridad, ésa es la cuarta transformación.

Nos va a costar seis años, pero vamos a recuperar el rumbo para que México salga adelante con una visión de futuro y no una visión de pasado, como la que implica este paquete económico regresivo, autoritario, opaco y centralista.

Es cuanto, Presidente.

Muchas gracias.

 

ooOoo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *