Senadora Gina Cruz Blackledge solicita modificar el artículo 123 apartado B fracción XIII de la Constitución

Intervención en tribuna de la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge, para presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 123 apartado B fracción XIII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

 

Con la venia de la Presidencia.

Compañeras senadoras y senadores.

La pandemia del Covid-19 está sacando lo mejor de nosotros: la solidaridad, la fortaleza de la sociedad civil y la entrega incondicional que héroes anónimos llevan a cabo todos los días una tarea incluso arriesgando su vida para salvar a las personas.

A estos héroes cotidianos, el gobierno actual les ha negado apoyos suficientes e incluso los ha obligado a aportar recursos de su propio bolsillo para protegerse contra los contagios.

Y todos los días los vemos, dando la lucha en el frente de batalla, con la cabeza en alto y con una admirable vocación de servicio que es ejemplo para todas y todos.

Las y los integrantes de las corporaciones policiacas son algunos de estos héroes anónimos que son indispensables para salvaguardar la paz y proteger a las personas.

La política de seguridad del Gobierno federal, si es que podemos hablar de una auténtica política de Estado, es una apuesta equivocada por centralizar y militarizar la función de seguridad pública.

Las nuevas funciones de la Guardia Nacional alimentan hoy en esta espiral de violencia en todo el país.

La Guardia ha sido utilizada de forma arbitraria como muro en nuestra frontera sur, haciendo realidad la promesa del Presidente de los Estados Unidos de que México pagaría el muro, y con ello se le resta capacidad a la protección de los mexicanos.

Derivado de lo anterior es que nuestras policías adquieren mucha mayor importancia, ya que apostamos de forma equivocada por un esquema en el que se ha relegado a las instituciones de seguridad estatal y municipales.

El modelo acertado para enfrentar la crisis de inseguridad conlleva dignificar la función policial, garantizarles un servicio de carrera profesional y una formación continua a la altura de los retos que día a día enfrenta.

Las y los policías deben ser apoyados con todos los recursos y las capacidades del Estado mexicano, porque son ellos quienes garantizan la seguridad de la República.

A ellos debemos otorgarles prestaciones excepcionales. A ellos les debemos un sistema digno de vivienda y seguridad social, así como una defensoría de oficio.

La reforma constitucional que hoy propongo a esta asamblea busca eliminar de forma definitiva una arbitrariedad absolutamente inaceptable.

El artículo 123, apartado B, prevé la relación entre los Poderes de la Unión y sus trabajadores.

En la fracción XIII se establece que “si la autoridad jurisdiccional resolviere que la separación, remoción, baja, cese o cualquier otra forma de terminación del servicio fue injustificada, el Estado sólo estará obligado a pagar la indemnización y demás prestaciones a que tenga derecho, sin que en ningún caso proceda su reincorporación al servicio, cualquiera que sea el resultado del juicio o medio de defensa que se hubiere promovido”.

Esta disposición, que indigna a las instituciones policiacas, es contraria a la reforma en materia de derechos de 2011, es por ello que propongo derogar esta disposición.

Adicionalmente propongo que si la autoridad jurisdiccional competente determina que la separación, remoción, baja, cese o cualquier otra forma de terminación del servicio fue injustificada, la autoridad responsable estará obligada a pagar la indemnización, las demás prestaciones a que tenga derecho el afectado, así como la reincorporación al servicio en los términos que se venía haciendo.

Esta reincorporación también beneficiaría a los agentes del Ministerio Público, peritos y los miembros de las instituciones policiales de la Federación, las entidades federativas y los municipios, que fueron removidos injustificadamente, y les beneficiaría de forma retroactiva.

Compañeras y compañeros senadores:

Es imperativo de la justicia darle a cada uno lo que le corresponde. Hoy, con esta iniciativa, estamos dignificando y haciendo justicia a quienes diariamente arriesgan su vida por nosotros.

Debo señalar que la propuesta que hoy presento ha sido consensada con integrantes de las corporaciones de seguridad de todo el país, quienes, en una reunión con el sector el pasado 24 de agosto, nos han pedido acabar con una situación de injusticia histórica que no ha sido atendida por el gobierno.

Este Senado debe ser sensible en todo momento y legislar de cara a la ciudadanía, apoyando a quienes tanto les debemos en estos momentos de crisis.

Esta iniciativa es para todas y todos los integrantes de las corporaciones de seguridad, en agradecimiento por sus servicios y como un justo reconocimiento a su vocación de servicio y a su sacrificio y entrega cotidianas.

A ustedes, muchas gracias héroes de la seguridad.

Es cuanto Presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *