Senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez para referirse al dictamen en materia de servicios de guardería para hijas e hijos de padres varones

Senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez para referirse al dictamen que reforma los artículos 201, primer párrafo, y 205, primer párrafo, de la Ley del Seguro Social en materia de servicios de guardería para hijas e hijos de padres varones

 

Con su venia, Presidente.

Construir en la complementariedad parra crecer en igualdad. Hablar sobre igualdad de derechos, entre ellos los laborales, es sin duda uno de los principales temas en la agenda política y social de la última década a nivel mundial.

Reconocer su igualdad en la condición de personas, implica reconocer la igualdad de derechos. No obstante, dicha igualdad no puede ser un impedimento para defender, al mismo tiempo, las diferencias biológicas, genéticas y físicas que hacen únicos al hombre y la mujer.

Por eso mismo, me gusta hablar de reciprocidad, de corresponsabilidad y complementariedad entre varón y mujer.

A nivel legislativo y gubernamental, hemos tenido grandes avances en materia de igualdad de derechos, hablamos sobre más mujeres en el campo laboral. Hablamos sobre más mujeres con mejores salarios. Hablamos de mejores oportunidades para que las mujeres pueden desempeñarse como mamás y profesionales, pero pocas veces incluimos en esta ecuación a los varones.

Hablo a favor de este dictamen, porque es una verdadera acción que refleja la igualdad de derechos y responsabilidad entre el hombre y la mujer.

El trabajo es un medio fundamental para la realización del ser humano y la satisfacción de muchas de sus responsabilidades, es un derecho consagrado en la Constitución y nadie lo puede negar, lo que hacen falta son las políticas públicas y leyes laborales que armonicen los espacios de trabajo y de familia de manera más equitativa para un mejor desarrollo.

Es justo y es igualitario que en materia de seguridad social se pueda asegurar el acceso al servicio de guarderías, tanto a mujeres como a varones trabajadores, que los padres trabajadores del IMSS tengan el mismo derecho que las madres de llevar a sus hijas e hijos a las guarderías de este Instituto.

De no aprobarse, la Ley del Seguro Social mantendrá el trato discriminatorio que tiene hasta el momento, Álvaro.

Debemos de partir de la igualdad y de la dignidad para construir juntos, apostar por la agenda de conciliación de vida laboral y familiar y no puede reducirse a la mujer, debe incluir siempre al hombre, es tarea y deber de todo, organización civil, empresarios, acadia y gobiernos, trabajar en sinergia para coordinar y sumar esfuerzos en la implementación de políticas públicas y estrategias que apuesten por la corresponsabilidad de los padres en atención a sus hijas e hijos.

Una tarea que requiere asertividad, sensibilidad y objetividad para acabar de fondo con la desigualdad y generar oportunidades para que crezcamos todos y todas en México.

Estamos a tiempo de construir una sociedad que ponga en el centro de su actuar a la persona, que reconozca y tutela la dignidad de cada uno para mejorar nuestra comunidad a través de la corresponsabilidad de mujeres y hombres.

Se necesita mucha humildad y solidaridad, solo en la medida en que trabajemos juntos, en el que se acepten nuestras capacidades y diferencias, en la medida en que hombre y mujer asumamos las responsabilidades de casa y del cuidado de los hijos. En la medida en que nos veamos cómo equipo y no como rivales, habremos triunfados como sociedad.

Es cuanto, Presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *