Senador Damián Zepeda Vidales durante la comparecencia de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero

 Versión de la intervención del senador Damián Zepeda Vidales, durante la comparecencia de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, con motivo del análisis del Segundo Informe de Gobierno

Con su permiso presidenta, con su permiso también a nuestra invitada, un gusto saludarla, secretaria, ministra, senadora. Es un gusto tenerla aquí.

En el PAN creemos en los ejercicios de rendición de cuentas, y en lo personal me parece a mí, dicho con respeto, todo tema por más complejo que sea se puede debatir, escuchar distintas visiones y argumentos. Y en ese sentido será mi intervención, secretaria.

Los informes de gobierno deben servir para hacer cortes de caja, y analizar hasta ese momento cómo vas en el gobierno.

Yo la pregunta central que hoy pongo en la mesa es: ¿al día de hoy se ha cumplido la promesa de cambio de México por parte del gobierno? Mi respuesta es que no, basado no en una opinión de diferencias políticas, que sin duda tenemos visiones distintas, por eso formamos parte de partidos políticos distintos.

Yo eso lo entiendo, respeto el voto abrumador que tuvo el presidente que representó esa esperanza de cambio de los mexicanos. Lo que no puede se puede negar o cerrar los ojos es ante la evidencia oficial, con datos oficiales hoy, en los temas de mayor importancia para los ciudadanos hay un fracaso de las políticas públicas: economía, seguridad, combate a la corrupción, justicia, democracia.

Y voy por partes, en concreto.

En economía, antes del coronavirus, se había generado 300 mil empleos menos que un año antes; antes del coronavirus habíamos decrecido -0.3 por ciento, cuando la promesa era partiendo de una crítica al dos por ciento que se crecía antes.

Con el coronavirus ha sido abismal. Con un pico máximo, 12.5 millones de desempleados según Inegi, no el millón que el presidente repite constantemente, que son los formales.

69 millones de mexicanos, dice Coneval, no yo, no el PAN, no Damián, el Coneval, que no les alcanza el ingreso para comer, para una canasta alimentaria.

¿Y qué se ha hecho al respecto? Pues nada, se insiste en que los programas sociales de adultos mayores y becas -que qué bueno que existan-, y que por cierto votamos a favor aunque se diga desde las mañaneras que votamos en contra -votamos a favor, hay que informarle al presidente-, no le pegan al corazón del afectado, el adulto mayor en su mayoría no es miembro de la población económicamente activa, qué bueno que reciba su apoyo, bravo, lo aplaudimos, pero no es el afectado por la crisis; el afectado es el que trabajaba, formal e informal; 54 millones, de los cuales hay una grave afectación.

Y se ha negado una y otra vez el gobierno a apoyarlos, y no entendemos por qué.

Desde marzo propusimos Ingreso Básico Universal para emergencias. Entiendo si no les gusta el nombre, la ONU le llama Ingreso Básico Temporal; la ONU, esa a la que acaba de ir a hablar el presidente lo está recomendando al mundo, no nada más nosotros.

Otros, ingreso mínimo y se dice “no, no, no”, se ha demostrado que hay recursos, es temporal, para apoyar a la crisis y no se quiere apoyar.

¿Qué pasó con la promesa de “primeros los pobres”?

En seguridad pues simple y sencillamente no hay registro de año más violento en la historia del país que el año anterior; bueno, se están peleando por decenas, el pico.

Y sí entiendo que viene de un problema del pasado, pero se prometió cambiarlo, se le apoyó con una reforma de Guardia Nacional, que luego fueron e hicieron una Guardia Militar.

No vamos a tener un resultado distinto si hacemos las mismas cosas.

¿En qué cambió la estrategia?  En absolutamente nada.

Y aquí nos preocupa mucho porque al mismo tiempo se ve una caída en decomisos de droga, y se ve una película de ya no vamos a perseguir a los delincuentes.

Pues la pregunta es, espero que no, pero, ¿hay un entendimiento con el crimen organizado por parte del gobierno? Es pregunta. Y lo digo basado particularmente a lo que sucedió en Tamaulipas y otros señalamientos que han existido. Es público, pues, ese debate.

Tercero, en democracia, Baja California, Baja California Sur, con la sustitución de los diputados, el señalamiento del presidente de que él va a garantizar las elecciones, ¿cómo?, se hizo una fiscalía electoral. Existe un INE, existe un Tribunal Electoral, ¿de qué está hablando el presidente? ¿Y con la amenaza de prisión preventiva oficiosa acompañada?, ¿qué es esto?, ¿qué es esto?, perdón que lo diga.

En combate a la corrupción yo lo he dicho muchas veces y lo repito aquí: no tengo ningún elemento para pensar que el presidente tenga un elemento de corrupción, es más, creo que es una persona honesta, esa es mi opinión, pero no han hecho nada para cambiar institucionalmente la corrupción del país; de hecho, tres de cada cuatro contratos son por adjudicación directa, secretaria.

¿Cómo no va a ser un caldo de cultivo para posible corrupción si no se licita, si no compiten para ver quién tiene el mejor producto al mejor precio?

Entonces, en conclusión, yo volteo y digo, pues no, no ha cambiado México, y se prometió cambiar México. Y queremos que cambie México, secretaria.

Hoy es un momento para hacer un alto en el camino, escuchar voces distintas, no pensar que todo el que piense distinto es enemigo del Estado, no lo digo por usted, sé que es muy respetuosa, pero usted representa aquí a un Gobierno. Y la facultad de la Ley Orgánica dice que coordina a los secretarios de Estado.

Entonces, estoy tocando temas que sé que son de otra secretaría, pero usted coordina a los secretarios de Estado, así dice la Ley Orgánica. Y por lo tanto lo manifiesto.

Segundo, tema de gobernabilidad.

Yo entiendo que sigue el diálogo con los gobernadores que salieron de la Conago, lo entiendo, pero el hecho de que se haya dado esa ruptura tiene que ser analizado, porque es un fracaso de gobernabilidad para el país.

La salida es porque ya no funcionaba como diálogo, como vía de diálogo institucional. Tienen que entenderlo así y poderlo mejorar.

Chihuahua, ¿cómo puede ser posible que le hayan notificado al gobernador que se acabó la coordinación en seguridad pública? ¿Qué es eso? Por diferencia de opiniones con una presa.

¿Cómo puede ser posible que hayan mandado más elementos de la Guardia Nacional a cuidar una presa que terminó en una confrontación con los ciudadanos, que todos los elementos que tiene el estado para combatir al crimen organizado? No está bien eso, secretaria, no está bien eso.

¿Cómo es posible que se permita la toma de vía de comunicación como la vía ferroviaria en mi estado, en Sonora?, pero no hubiera sido la manifestación de FRENAAA y le hubieran llegado los granaderos, que supuestamente ya no existían, entonces sí hay un problema de gobernabilidad en el estado.

Y, por último, sé que ya agoté el tiempo, les pido una disculpa, y en el siguiente espacio hago otras, el uso político de la justicia, secretaria, de verás, no me cabe en la cabeza como un gobierno de izquierda, progresista, una persona que luchó por 18 años tanto para cambiar este país, que vivió persecuciones, permita que exista uso político de la justicia en México, y sí, sí existe.

La consulta popular que están lanzando, más allá de la constitucionalidad que va a resolver la Corte, y que la Corte lo decida, es un uso político de la justicia, no tiene respuesta posible positiva; si la gente contesta que “no” y hay delito ¿no se va a perseguir?; y si la gente contesta que “sí” y no hay delito, ¿cárcel por aclamación o cómo?, es perverso el planteamiento, nunca lo debió haber hecho el gobierno, en mi opinión.

¿Congelarle las cuentas a quienes protestaron por la presa, por el agua en Chihuahua?, perdón, pero es de espanto, de espanto, no lo puedo creer, de verás.

Entonces, secretaria, los comentarios son porque queremos mejorar, más allá de las diferencias políticas, nosotros en el PAN queremos cambiar México, aceptamos que no todo lo del pasado es correcto, sin duda alguna, pero creemos en esperanza de cambio para los mexicanos.

Por sus respuestas, muchas gracias.

ooOoo

Réplica del senador Damián Zepeda Vidales durante la comparecencia de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, con motivo del análisis del Segundo Informe de Gobierno.

23 de septiembre de 2020 

Versión de la segunda intervención del senador Damián Zepeda Vidales, durante la comparecencia de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, con motivo del análisis del Segundo Informe de Gobierno

Gracias, presidenta.

Debo decir, déjeme compartírselo, secretaria, con mucho respeto.

En lo personal, creo que uno de los grandes problemas de este gobierno es que no escucha, y a veces me parece que no le dicen al presidente cuando no tiene razón; y yo…, me puede mucho haber escuchado su respuesta del ingreso básico porque en lugar de, digamos, tratar de entender lo que se está explicando con datos oficiales, economía, salud, gobernabilidad, uso político de la justicia, su reacción fue decir: el PAN en lo local no lo votó; es parte del problema, secretaria, o sea, estamos enconados, y a usted le toca, como secretaria, generar los acuerdos (inaudible).

Como usted lo toca, yo le explico, yo fui dirigente nacional en la pasada elección, la invito a que lea la plataforma electoral del PAN, se va usted a encontrar con ingreso básico universal, porque fuimos al Consejo Nacional a argumentar esta propuesta; el candidato presidencial, puede usted revisar los debates, la propuso también.

Y, en efecto, no dudo que a nivel local alguien pueda opinar distinto, pero el partido su postura oficial nacional fue ésa desde 2018; y a nivel local, porque me acuerdo, el alegato no era en contra de la figura, era en contra de que se hiciera en un solo estado por lo que pudiera generar de gente de otro estado que no fuera digamos justo y equitativo, y lo que se planteaba era una política nacional, secretaria; se lo dejo para conocimiento, pero en lo personal, aunque alguien de mi partido hubiera pensado distinto, si es correcto es correcto pues.

Yo le voy a compartir una experiencia, en revocación de mandato yo voté a favor porque la corregimos, aunque mi partido determinó votar en contra, porque me parecía que era algo correcto.

Es esa mi forma de pensar. Entonces, pues se lo comparto.

Y ojalá con otro nombre, con otro apoyo, como quiera, pero podamos apoyar a los mexicanos.

Ojalá podamos tener la respuesta después si quiere, de gobernabilidad, de uso político de justicia y de consulta popular.

Y yo le quiero compartir una inquietud, tengo algunas frases, ya no alcanzo a leerlas, pero el presidente desde el inicio de la pandemia la ha minimizado, secretaria, y eso no es preocupa mucho.

“No es, según información que se tiene, algo terrible, fatal, ni siquiera es equivalente a la influenza”, lo dijo en el inicio.

“Miren, lo del coronavirus eso de que no se puede abrazar, hay que abrazarse, no pasa nada”, lo dijo después.

“Yo les voy a decir cuándo no salgan, pero si pueden y tiene posibilidad económica sigan llevando a su familia a comer, a los restaurantes, a las fondas, porque eso es fortalecer la economía”.

“Vamos bien logrado, porque se ha podido domar la epidemia”.

“Por eso vamos a salir fortalecidos, o sea, que nos vino esto como anillo al dedo para afianzar el propósito de la transformación de México”.

Fue en distintos momentos, todas son palabras del presidente.

Tiene una potencia el presidente en sus mañaneras enorme. Nadie tiene una potencia de comunicación como él, nadie.

Tiene que enviar el mensaje de que los mexicanos se tienen que cuidar.

Hoy sale una encuesta, o ayer, en un medio de comunicación, donde la mayoría piensa que ya no hay problema y los contagios están peor que nunca.

Entonces, en ánimo constructivo, secretaria, démosle la importancia que merece a la pandemia.

Gracias por sus comentarios.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *