Política Interior de AMLO, la peor en la historia de México: Víctor Fuentes

  • Actual gobierno ha rayado en el “colmo de la ineficacia, ha pecado en la soberbia y ha abusado de su ineptitud”, señaló
  • El Presidente tiene que corregir el rumbo y abandonar la estrategia fallida en materia de seguridad, indicó
  • Por el desgobierno, la sociedad está agraviada, irritada, indignada y carente de salud y oportunidades, acusó

El senador de la República por el PAN, Víctor Fuentes Solís, indicó que la política interior del actual gobierno ha rayado en el “colmo de la ineficacia, ha pecado en la soberbia y ha abusado de su ineptitud, por lo que no hay nada que informar, o al menos nada bueno”.

Al participar en el análisis de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno en materia de política interior, el legislador federal dijo que este gobierno mal llamado de la Cuarta Transformación está resultando en el peor de la historia, con graves síntomas de desgobierno y una sociedad agraviada, irritada, indignada y carente de salud y oportunidades.

Lamentó que el legítimo anhelo de Andrés Manuel López Obrador de ser un buen Presidente está en peligro, por lo que lo exhortó a que se deje ayudar a alcanzar su sueño, ya que “el tiempo es inevitable e implacable”.

“A casi dos años de su gobierno, temo decir que se está quedando corto en su ambición. Y conviene aprovechar la Glosa de su Segundo Informe para darle algunos consejos y pueda, a beneficio de los mexicanos, alcanzar su sueño”, expresó el senador ante el Pleno del Senado.

Fuentes Solís manifestó que el Presidente tiene que corregir el rumbo, abandonar la estrategia fallida en materia de seguridad, donde los abrazos y no balazos o el acusar a los delincuentes con sus mamás, sólo están agravando la situación de violencia en el país.

“En esta administración, la política interior debilitó aún más a las instituciones y el Estado de Derecho, asegurando la ingobernabilidad y la conformación de un proyecto de nación sin pies ni cabeza”, lamentó.

El Senador enlistó una serie de omisiones o faltas a la ley en materia de política interior, como la intromisión del gobierno en asuntos de competencia estatal; el abandono en la protección de los derechos humanos; la crisis política en la relación con las entidades federativas y los organismos autónomos; la errada política de migración, entre otros.

En relación a los partidos políticos de oposición y en formación, el senador dijo que “el Presidente se ha jactado de cómo la disidencia es golpeada en lo político y en lo mediático, cuando el espíritu de un régimen democrático, por el contrario, debe ser tolerante y respetuoso de la crítica”.

“No, señor Presidente, los ciudadanos no son ‘solovinos’, tampoco sujetos de transacciones electoreras. Lamento decirle que su legítimo anhelo está en peligro. No será usted el mejor Presidente de México”, concluyó.

 

ooOoo

Ciudad de México, 15 de septiembre de 2020
Comunicado de la oficina del senador Víctor Fuentes Solís

 

 

Versión de la intervención del senador Víctor Fuentes Solís para referirse al análisis del Segundo Informe de Gobierno, en materia de política interior

 

Muchísimas gracias, presidenta.

Quiero comentarles que muy pocas veces, contadas con una mano, en mi calidad de servidor público, que he tenido el gusto de serlo en varias ocasiones, he portado algún artículo de mi partido, el cual me siento muy orgulloso, porque estoy completamente convencido que una vez que uno es electo, y más cuando tomas protesta, tienes el deber de servir a todos, a todos los ciudadanos que representas, y no solamente el partido que te postuló.

Y yo, en el marco del 81 aniversario del Partido Acción Nacional, quiero decirles que estoy muy orgulloso de serlo, que estoy muy orgulloso de haber sido postulado varias veces por mi partido y estar ocupando diversos cargos de elección popular.

Y estoy muy orgulloso hoy en día en esta circunstancia, aquí en el Senado de la República, porque la bancada del PAN, de la cual me siento orgullosamente miembro y me siento muy orgulloso de pertenecer, se ha mantenido íntegra su conformación, no se ha salido ningún senador, todo lo contrario, hemos tenido el enorme gusto de recibir a nuestra compañera Lilly Téllez, quien nos enaltece con su presencia.

Pero más allá de eso, bastante más allá de eso, nos hemos mantenido íntegros, solventes, consistentes, entre lo que venimos a decir aquí y lo que votamos, porque me llama mucho la atención, y muy especialmente en esta Legislatura, en este momento que estoy viviendo, de cómo veo a senadores de diferentes bancadas venir a rasgarse las vestiduras y a la hora de votar cambian, votan con Morena, votan los intereses y las ideas y las locuras, que aquí se quejan, del presidente.

Entonces o somos o no somos, o estamos o no estamos, no solamente hay que parecer, hay que serlo. Y la verdad yo estoy muy contento de que los senadores del PAN no solamente parecemos, sino somos.

Ahora sí, pasando a detalle, les pido, por favor, presidenta, se inserte el texto íntegro de este discurso en el Diario de los Debates.

Compañeras y compañeros senadores:

Cuando el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, arribó al Zócalo, después de su triunfo electoral, confesó que tenía una ambición legítima de todo presidente: pasar a la historia como el mejor presidente de México.

Hoy, a casi dos años de su gobierno, temo decir que se ha quedado muy corto en su ambición. Y conviene aprovechar esta glosa de su Segundo Informe para darle algunos consejos que ojalá y pueda, a beneficio a todos nosotros, alcanzar su sueño.

La política interior del actual gobierno ha rayado en el colmo de la ineficacia, ha pecado en la soberbia, ha abusado de su ineptitud y ha descalificado toda sugerencia que permita salir del atolladero en el que nos encontramos.

Este gobierno mal llamado de la “cuarta transformación”, que podría ser de la cuarta regresión, de la cuarta…, cuatro décadas para atrás o muchas cosas, pero no de una transformación, está resultando lamentablemente sea el peor gobierno en la historia de México, con graves síntomas de desgobierno y descomposición, con una sociedad en este momento ya muy agraviada, irritada, indignada, carente de un sistema adecuado de salud para atacar el Covid y, lo más lamentable, carente de toda oportunidad de progreso y de desarrollo.

Además, pese a la simulación emprendida por este gobierno para combatir a la corrupción, y los resultados en esta materia lamentablemente nos decepcionan a todos y resultan incluso bastante peores que los gobiernos anteriores, los gobiernos conservadores, fifís y como les quieran denominar.

¿Cómo explicar los feminicidios? ¿Cómo explicar las agresiones constantes contra periodistas que no han cesado en una sola mañanera en lo que va del actual sexenio?

¿Cómo calificar la pérdida de libertad de la población mexicana a lo largo y ancho del país, que no pueden salir a ninguna hora a la calle por miedo?

El presidente señaló, en su pasado informe, que en este gobierno ya no había masacres y ejecuciones, pero se le olvida, por ejemplo, entre tantos otros, el dolor de perder una familia completa, como fue el lamentable caso de la familia LeBarón, a quien le mandamos nuestro más sentido pésame.

¡Así no, señor presidente!

En algo, compañeras y compañeros, coinciden un sinfín de voces a lo largo y ancho de México, el presidente de la República tiene que corregir el rumbo por el bien de todos, debe abandonar su estrategia fallida en materia de seguridad, donde los abrazos y no balazos o acusar a los delincuentes con sus queridas madres solo están agravando la situación de violencia en todo el país.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública existe, lamentablemente y nuevamente, una tendencia al alza en los asesinatos durante el 2020.

También se han incrementado los feminicidios, en los últimos siete meses se han reportado dos mil 240, cifra mayor a la de 2019. En efecto, la perspectiva de género solo adquiere relevancia en el discurso, pero no se ve reflejado en una política que verdaderamente dé resultados a las mujeres del país.

Es así que en esta administración la política interior debilita aún más a las instituciones y al Estado de derecho, asegurando la ingobernabilidad y la conformación de un proyecto de nación sin pies ni cabeza.

Al Presidente no le alcanza el discurso ni le asiste la sensibilidad para reconocer que fallaron en lo que en su administración se dice ser lo más sagrado: La honestidad, porque sigue siendo acompañado día, mañana, noche y tarde de los funcionarios más corruptos en la historia contemporánea de México, como Barttlet, pero para que no se piense que se trata de acusaciones ligeras, quiero referirme concretamente a algunas de las atribuciones que la ley en materia de política interior, que a la luz de los hechos, están siendo desatendidas.

Tratándose de controversias constitucionales de acciones de inconstitucionalidad, lo que se observa es una intromisión de este gobierno en asuntos de competencia estatal, como ha ocurrido en varias ocasiones en varios estados y también en Nuevo León, en mi estado, donde por ejemplo la secretaria de Gobernación envió una carta a los Diputados locales para que no reconocieran el derecho universal que tienen los padres para educar a sus hijos, violando así la autonomía de un estado, atentando contra el federalismo.

O como la postura oficial a favor de la Ley Bonilla, que por fortuna fue desechada por la Suprema Corte de Justicia.

En materia de derechos humanos, el actual gobierno se distingue por ser de oídos sordos a los reclamos de las víctimas, desde el cuestionado nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como titular de la Comisión de los Derechos Humanos, donde aquí todos fuimos testigos de un fraude electoral, donde en la urna aparecieron votos de más, donde se metieron tacos, donde votaron Senadores que no estaban. En sí, fuimos aquí testigos de una de las peores escenas del Senado de la República.

En materia de derechos humanos, el actual gobierno se distingue y se seguirá distinguiendo, lamentablemente, por sus oídos sordos a las víctimas.

Otra vergüenza es la crisis política en relación a las entidades federativas, siendo el Senado el garante del pacto federal, veo con preocupación que desde la secretaría de Gobernación no se atienden ni se resuelven las preocupaciones de los gobernadores que se han atrevido a cuestionar las decisiones de la 4T. Por el contrario, el distanciamiento se agranda y las posibilidades de entendimiento se esfuman.

¿Qué ha hecho el gobierno para salvaguardar una buena relación con los organismos autónomos, como la ley lo establece? Al contrario, ha sido omiso, indiferente ante los agravios del Ejecutivo, constantes y sonantes contra todos los organismos autónomos que nos han costado tantos años generar, crear y constituir.

En este sentido, el mismo titular del Ejecutivo se ha jactado de cómo la disidencia es golpeada en lo político y en lo mediático, cuando el espíritu, el verdadero espíritu de un régimen democrático debe ser tolerante y respetuoso a la crítica.

Hoy, en relación, la relación del gobierno con los partidos políticos de oposición y especialmente con el PAN, así como los de reciente formación, así como las organizaciones de la sociedad civil es lamentablemente un discurso, un ambiente completamente hostil y adverso.

No, señor Presidente, los ciudadanos no somos “solovinos” y tampoco sujetos de transacciones electoreras, usted se quejó del frijol con gorgojos, pero a cambio da tarjetas con recursos que no se entregan, bajo las reglas de operación que nadie conoce.

Concluyo, presidenta.

Es así, amigas y amigos legisladores, que la política interior del gobierno actual ha rayado en el colmo de la ineficiencia y por eso consideramos que no hay nada que informar, al menos nada bueno.

Señor presidente, lamento decirle que su legítimo anhelo está en peligro, no será definitivamente usted el mejor presidente de México sino corrige el rumbo, tampoco llegará a ser siquiera uno bueno. Y déjeme decirle que el tiempo es inevitable implacable, déjenos, por favor, ayudarlo.

Por su atención, muchísimas gracias.

-000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *