Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse a diversos puntos de acuerdo de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse a diversos puntos de acuerdo de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente.

 

 

Muchas gracias, Presidenta.

Yo quisiera hacer dos precisiones a la oradora que habló hace unos momentos.

El uso del cubrebocas no tiene sólo que ver con sana distancia, yo recomendaría que se leyeran varios artículos científicos sobre cómo en un lugar cerrado estando en sana distancia, el humo que sueltan las personas o vapor al hablar emite el virus y después de estar un número determinado de horas, como estamos aquí, se reduce enormemente la probabilidad de contagiarse gracias al uso del cubrebocas.

Y yo celebro que la Jefa de Gobierno, dé el ejemplo en esta Ciudad, y en todas sus conferencias y en todas sus participaciones, siempre salga con cubrebocas, porque nos pone el ejemplo a los que vivimos aquí, pero como el Presidente en el fondo, tiene que ganar su gallo y hace 5 meses dijo que no iba a hacer algo que hizo alguien, porque hace cinco meses no estaba demostrado que el cubrebocas fuera tan importante.

A lo largo de estos cinco meses se han escrito muchos artículos científicos que de verdad comprueban lo contrario.

Por eso creo que, a partir de hace dos días, y lo celebro, ya lo empezó a usar públicamente, es importante que lo use, y no son ganas de agredir, ni mucho menos.

Y el otro tema es, el tema económico.

Qué fácil se dice que se cierre la ciudad, que se cierren los restaurantes, cuando la gente no tiene para comer, como sea, los que estamos aquí, tenemos un salario, pero hay miles, millones de personas informales que no tienen para comer si no salen a vender, hay miles de meseros que si no trabajan no tienen para comer.

Entonces el dilema que enfrentan los gobernadores es ese, okey, mantengo cerrado, pero ¿con qué come la gente?

Entonces es muy fácil decir, tenemos que aceptar que se pudo contener esta pandemia si el país hubiera cerrado 10 semanas, pero con un apoyo económico a las personas, y entonces sí les decíamos: quédate en tu casa.  Pero no hubo manera de que la gente se quedara en su casa porque no tenía para comer.

Voy a hablar de un tema que afortunadamente nos pusimos de acuerdo.

Yo le agradezco, especialmente a Mario Delgado, su sensibilidad para apoyar este punto de acuerdo que más de 100 organizaciones pidieron revisar lo que estaba pasando con las casas de la mujer indígena y afromexicana, surgieron en 2004 como las casas de la salud de la mujer indígena, hoy son 35 casas en 16 estados como Chiapas, Yucatán, Puebla, Hidalgo, Veracruz, Querétaro, Baja California en el Valle de San Quintín, en Sonora, en Guerrero, en la Montaña.

Su objetivo es proteger los derechos reproductivos y sexuales, así como coadyuvar para combatir la violencia de género, promover el cumplimiento y reconocimiento de los derechos de las mujeres indígenas, su empoderamiento y su reconocimiento político.

Las Cami, como se les conoce, brindan atención en lengua indígena; ahí se combaten las prácticas que no respetan los derechos humanos.

El trabajo de las Cami ha propiciado mejores relaciones entre hombres y mujeres indígenas y sus autoridades comunitarias y tradicionales y ha fortalecido los derechos de ellas ante sus comunidades.

El presupuesto para 2020 fue de 85.5 millones de pesos, pero con los recortes anunciados del 75 % se redujo a 21 millones de pesos.

 

Afortunadamente hubo sensibilidad de parte de la Secretaría de Hacienda y se dejó en cerca de 42 millones de pesos.

Pero esto es insuficiente, y yo sí creo que en esta discusión que viene de ustedes como Diputados, reflexionen muchísimo sobre los recursos para prevenir la violencia de género, sobre todo, por el momento que estamos viviendo.

Sé que no les gusta que hablemos de cifras, pero hay un 12 % de incremento de feminicidio y tiene que ver, obviamente con el encierro, pero tiene que ver también con muchísimos otros temas.

Cuando reduces el capítulo 2 mil, el capítulo 3 mil, reduces la posibilidad de pagar gasolina, de pagar viáticos, para que las personas vayan al campo, yo no me refiero a pagarle comida a los burócratas que están en la ciudad, yo me refiero a la gente operativa que hace trabajo de campo y que requiere recursos para hacerlo.

Entonces yo, de verdad, reconozco este punto de acuerdo donde se exhorta a la Secretaría de Hacienda y al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, a que doten de recursos suficientes a estas casas, porque cuando hablamos de mujeres, sí hay que hablar de las mujeres indígenas que vienen en regiones de alta y muy alta marginalidad, donde estas casas hacen un gran trabajo.

Muchas gracias y apoyaremos estos puntos de acuerdo que, en su mayoría, como la educación en tu casa, me parece que va a ser importante recibir información.

Gracias, Presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *