Requiere México de nuevo pacto social, concluye Foro de Emergencia Económica

Necesitamos aprovechar esta crisis para replantear un resurgimiento de México que resuelva los problemas fundamentales que venimos arrastrando y aquellos que se sumaron con la pandemia, resaltó el senador Gustavo Madero Muñoz durante conclusiones del Foro de “Emergencia Económica ¿Qué hacer para enfrentar la crisis?”, que se realizó en el Senado de la República.

Ese replanteamiento, coincidieron los participantes, debe conllevar a la discusión de un nuevo pacto social que justifique las pautas fundamentales para la asignación de recursos y que haga corresponsables al gobierno, ciudadanos, iniciativa privada, sociedad civil organizada, partidos políticos, sindicatos y otros sectores.

“Un pacto que nos reencuentre a todos los mexicanos, para un mejor equilibrio entre el Estado, el sector privado, y la sociedad”, puntualizó el también presidente de la Comisión de Economía y organizador del foro.

Entre las conclusiones destaca también la importancia de la restructuración del sistema fiscal con un enfoque que promueva la recuperación económica, bajo esquemas flexibles y sin descuidar a las entidades federativas en el paquete económico del 2021, dijo.

La urgencia de una regulación legal que dote de herramientas suficientes para el Estado, con reglas claras para la promoción y fomento de la inversión, el empleo, el ingreso y el consumo de las familias, así como la revisión del diseño y el financiamiento del Sector de Salud, y el impulso de un Sistema de Salud Universal de calidad, agregó Madero Muñoz.

Asimismo, indicó, promover la implementación de un salario solidario emergente que se mantenga durante un período determinado, en apoyo a los trabajadores formales, informales y desempleados, pero que permita a los beneficiarios decidir si requiere de esos apoyos para su hogar, seguro médico o para un retiro digno.

Los ponentes insistieron en la necesidad de dar un golpe de timón a la política económica, toda vez que el ejercicio del presupuesto federal se aprobó con programas sociales que se definieron cuando nadie podía imaginar que se desatarían una pandemia, y con acciones e inversiones que ante la realidad actual no se justifican.

La reorientación, insistió el senador y sus invitados, debe focalizarse a la consolidación del sistema de salud, a la recuperación de las empresas que debido a las acciones provocadas por la paralización y el confinamiento hoy enfrentan problemas de insolvencia, y a la protección del empleo.

Durante la última sesión participaron como ponentes Daniel Chiquiar, director general de Investigación Económica del Banco México (Banxico); Carlos Hurtado, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), y Roberto Martínez, director del Centro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en México.

Durante sus tres días de trabajo, comentó, el foro se convirtió en un espacio plural en donde se escucharon las voces de 16 expertos de organismos del sector privado, académico y legislativo, quienes aportaron propuestas que permitirán desde el Senado implementar acciones que coadyuven a una recuperación económica estable, que velen por el beneficio de los mexicanos.

De no ser atendida, la crisis económica podría provocar que entre 10 y 15 millones de mexicanos caigan en situación de pobreza a causa de la pérdida del empleo y la inversión, aseveró.

Por ello, informó, el análisis versó en la discusión de los efectos económicos generados por la pandemia en el país, el panorama que se augura y los profundos retos que deberán enfrentarse y resolverse para alcanzar una recuperación sólida.

Todas las propuestas que se recibieron, señaló el legislador federal, serán analizadas y discutidas por la Comisión de Economía.

ooOoo

Cuidad de México, 23 de julio de 2020

Comunicado de la oficina del senador Gustavo Madero Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *