Posicionamiento de la Senadora Kenia López Rabadán respecto a las declaraciones del Presidente de la República sobre la violencia contra las mujeres

El día de hoy, una reportera de un medio internacional cuestionó al Presidente de la República sobre los recortes presupuestales a las alertas de violencia de género en un momento donde los feminicidios y la violencia contra la mujer se han incrementado de manera exponencial. Dicha alerta es uno de los mecanismos para enfrentar y erradicar, entre otras, la violencia feminicida.

En respuesta, el titular del ejecutivo federal minimizó la violencia de género y señaló que en México “no estamos abandonando a las mujeres, estamos protegiendo a las mujeres, se está castigando a los que asesinan mujeres, el feminicidio, no hay disminución del presupuesto, nunca se había protegido tanto a las mujeres de México como ahora”, sin embargo, la realidad que vivimos en nuestro país es otra.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, desde que inició la administración de López Obrador en diciembre de 2018 hasta mayo de este año, se han cometido 1,497 feminicidios y 4,314 homicidios dolosos, dando un total de 5,811 mujeres asesinadas, en promedio mueren más de 10 mujeres al día.

No obstante las altas cifras de asesinatos, el 29 de junio de este año, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, notificó a los gobiernos locales, la reducción del 33% del presupuesto destinado a la Alerta de Violencia de género contra las Mujeres, que es un mecanismo para enfrentar y erradicar la violencia feminicida. Por lo que las entidades federativas que cuentan con declaración de alerta de género como el Estado de México, Veracruz, Nuevo León, Ciudad de México, Puebla, Jalisco, Nayarit y Zacatecas, se quedaron sin recursos para dar atención a la violencia que se vive en sus estados y para implementar acciones urgentes que garanticen la seguridad de mujeres y niñas en nuestro país.

La violencia contra las mujeres se ha incrementado y el Presidente de la República ha tratado de minimizar las cifras diciendo que las llamadas de auxilio al 911, son 90% falsas o de broma. La realidad es que en los quince meses de su administración, se han registrado 301,747 denuncias de violencia familiar, siendo marzo de este año, el mes con más llamadas de auxilio.

El problema de López Obrador es que sigue pensando como un político del siglo pasado, y en esa lógica, le es imposible reconocer la violencia en contra de las mujeres dentro de sus hogares. Lamentablemente, su ideología trae consecuencias, como que la asignación de recursos para las mujeres violentadas e incluso para mecanismos de atención urgente como las alertas de género, sufran recortes y con ello, no haya una mejora para la vida de las mexicanas.

Las declaraciones simplonas y populistas no abonan a la lucha de las mujeres por vivir una vida libre de violencia.

ooOoo

Ciudad de México, 14 de julio de 2020

Comunicado de la oficina de la senadora Kenia López Rabadán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *