Posicionamiento del GPPAN sobre un periodo extraordinario en el Senado

Hay tres razones por las que no votaremos por un período extraordinario:

La primera razón es que han pasado 68 días sin que Morena quiera aprobar lo urgente: apoyar a las familias en salud y su economía familiar. Estamos viviendo momentos extremadamente duros. Han perdido la vida por Covid 17 mil 580 personas y se han contagiado 150 mil 264. Hay 12 millones de mexicanas y mexicanos que han perdido su ingreso. Tan solo en dos meses 1 millón de trabajadores formales se quedaron sin empleo y se estima que entre 8 y 10 millones de personas caerán en situación de pobreza. Eso es una tragedia, y Morena una vez más se ha negado a legislar por una Ley de Emergencia Económica y apoyos para la contingencia sanitaria.

La segunda por un tema de salud. No hay condiciones para sesionar presencialmente. El semáforo de la Ciudad de México está en rojo. Los datos, -de por si nada confiables-, de Hugo López-Gatell, señalan que los contagios y muertes por Covid en la Ciudad de México continúan al alza: 37 mil 503 casos y 4 mil 533 defunciones. Lamentablemente, dos colaboradores del Senado han fallecido por el virus. La Jefa de Gobierno Claudia Sheimbaum solicitó que el próximo domingo, Día del Padre, que la gente permanezca en casa, pero pretenden convocar a una sesión presencial para el lunes. Una vez más los invade la esquizofrenia.

La tercera razón: Nosotros estamos a favor del T-MEC, lo aprobamos, sabemos que es necesario y traerá beneficios para el país, pero sería irresponsable aprobar las modificaciones a las seis leyes y sin un análisis serio y profundo, que proteja a los productores y empresarios de México. No votaremos un periodo extraordinario hasta que no tengamos la información necesaria.

Las senadoras y los senadores del Grupo Parlamentario del PAN hemos ofrecido sumarnos, trabajar juntos para apoyar a las familias y lo que recibimos en respuesta son ataques. No hay respeto al disenso, a la libertad de expresión, ante cualquier postura, responden con el linchamiento. Lo acabamos de ver ayer con el ataque y amenazas nuestros gobernadores. Con la mentira de que habíamos votado en contra de los programas sociales cuando, por el contrario, sí los aprobamos. En lugar de dar soluciones a los graves problemas que enfrentamos su única respuesta es exacerbar la polarización, las amenazas y el odio.

Durante semanas hemos propuesto un Ingreso Básico Universal de 3 mil 200 pesos mensuales a desempleados y trabajadores por su cuenta; de 27 mil 500 pesos mensuales a los micro y pequeños negocios para que puedan pagar a sus empleados; solicitamos prórrogas y exenciones fiscales, nos sumamos a la propuesta de bajar el IVA del 16 al 8 por ciento.

Hemos solicitado más recursos para la salud, para que el personal médico tenga equipo adecuado, para medicinas, ventiladores, para pruebas de detección.

Y a todo esto que hemos propuesto Morena ha dicho no. Una y otra vez, Morena le da la espalda a los enfermos, a los desempleados, a los dueños de pequeños negocios que tendrán que cerrar.

Morena le está dando la espalda a todo México.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *