Pide Xóchitl Gálvez atención a contaminación que emite termoeléctrica de Tula

La senadora del Partido Acción Nacional, Xóchitl Gálvez Ruiz, presentó un punto de acuerdo ante el Pleno de la Comisión Permanente a fin de que se tomen las acciones necesarias para resolver el grave problema de contaminación atmosférica y de salud pública que representa la Central Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos de Tula, Hidalgo.

Asimismo, exhortó respetuosamente a los titulares de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de la Secretaría de Salud (SSA) y a los gobiernos del Estado de México, de la Ciudad de México y del Ayuntamiento de Tula, a que en el ámbito de sus competencias y responsabilidades abonen para resolver este problema de contaminación.

Durante la sesión, que se llevó a cabo de manera virtual, Gálvez Ruiz señaló que actualmente se vive con pésima calidad de aire en el Valle de México a pesar de la reducción del uso vehicular y la baja actividad de fábricas debido a la cuarentena por la epidemia por Covid-19.

Indicó que, de acuerdo a estudios actuales, esta contaminación se debe a la operación de la Central Termoeléctrica “Francisco Pérez Ríos” de Tula, Hidalgo.

“Opera con combustóleo que produce emisiones con alto contenido de azufre, entre 3 y 4 por ciento, incumpliendo la normatividad actual, ya que el máximo es de 2 por ciento.  Produce óxido de azufre y óxido nitrógeno, partículas PM2.5 y otros contaminantes, los cuales dispersa el viento hacia a capital del país. Es apocalíptico el paisaje de los chacuacos de la planta lanzando humo y gases, noche y día”, aseguró la legisladora.

Xóchitl Gálvez dijo tener claro que este desastre ecológico no es responsabilidad del actual gobierno, pero sí puede asumir la responsabilidad para abatirlo.

Añadió que existe un proyecto para la modernización y rehabilitación, por parte de la Comisión Federal de Electricidad, para su reconversión a gas natural y que se pueda generar energía limpia y económica y que sin duda esto sería una alternativa.

Precisó que el punto de acuerdo solicita se diseñe e implemente un plan que atienda este problema de manera definitiva, se emita una declaratoria de emergencia ambiental y se revise la normatividad de calidad de aire referente a las partículas PM2.5 en la NOM-025-SSA1, para que sea homologada a los criterios de la Organización Mundial de la Salud.

Gálvez Ruiz afirmó que debe cuidarse el medio ambiente y lamentó que mientras otros países buscan alternativas limpias para mover sus trenes, en México, el Tren Maya usará diésel y contaminará regiones con enorme riqueza ambiental como la selva de la región Maya, donde habita el jaguar y la reserva de la biosfera de Calakmul.

ooOoo

Ciudad de México, 10 de junio del 2020

Comunicado de la oficina de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz

Versión de la intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al presentar un punto de acuerdo referente a la contaminación de la termoeléctrica de Tula, Hidalgo, en la sesión a distancia de la Comisión Permanente del Congreso 

 

 

Muchas gracias, Presidenta.

Aprovecho para sumarme a las condolencias a la familia de Edgar Antonio, una persona por demás amable y servicial en el Senado de la República.

Senadoras y senadores:

A nombre del Grupo Parlamentario del PAN, de la senadora Nuvia Mayorga y de los senadores Miguel Ángel Osorio Chong y Raúl Bolaños-Cacho, así como el senador Miguel Ángel Mancera, presento el siguiente punto de acuerdo.

Vivimos con pésima calidad de aire en el Valle de México a pesar de la reducción del uso vehicular y la baja actividad de fábricas, debido a la cuarentena por la epidemia por Covid-19.

Esto afecta a millones de personas en la megalópolis más importante del país, en lo que fuera la región más transparente, tal como lo retomara el escritor Carlos Fuentes del geógrafo Alexander von Humboldt, quien lo declaró en 1804.

Siempre culpamos a los automóviles y a las industrias de la contaminación, que por supuesto contribuyen; sin embargo, estudios recientes confirman que la principal fuente es la Central Termoeléctrica “Francisco Pérez Ríos”, de Tula, Hidalgo, la misma que genera el 20 por ciento de la energía eléctrica que consumimos en el Valle de México.

Opera con combustóleo que produce emisiones con alto contenido de azufre, entre 3 y 4 por ciento es el contenido de azufre en este combustóleo, violando la norma actual, que es del 2 por ciento, y a nivel internacional, es de .5 por ciento; bastaría poner hidrodesulfuradoras en las refinerías de Pemex.

Produce óxido nitrógeno y azufre, partículas PM2.5 y otros contaminantes, los cuales dispersa el viento hacia la capital del país.

Es apocalíptico el paisaje de los chacuacos de la planta, lanzando humo y gases, noche y día y si les contara del olor, seguramente les sería insoportable.

Que la Central Termoeléctrica de Tula esté afectando la salud en la población de la zona cercana, envenene su agua y aire, les cause graves enfermedades, fallecimientos prematuros, e impacte en la calidad del aire y salud del área metropolitana, es una catástrofe originada desde hace por lo menos 40 años.

Tengo muy claro que este desastre ecológico no es responsabilidad del actual gobierno. Pero también tengo claro que puede asumir responsabilidad para abatirlo.

Existe un proyecto para la modernización y rehabilitación, por parte de la Comisión Federal de Electricidad, para su reconversión a gas natural y que se pueda generar energía limpia y económica.

Se desconoce el grado de avance. Sin embargo, indudablemente su continuidad sería la alternativa.

Sin duda, el gas natural es el combustible de transición, pero es necesario que no se limite la entrada en operación de nuevas centrales eólicas y solares.

Por ello, propongo a esta Comisión Permanente que se tomen las medidas necesarias para terminar con este grave problema de contaminación atmosférica y salud pública.

Solicitamos se diseñe e implemente un plan que atienda este problema de manera definitiva, se emita una declaratoria de emergencia ambiental y se revise la normatividad de la calidad de aire referente a las partículas PM2.5 en la NOM-025 de la Secretaría de Salud, para que sea homologada a los criterios de la Organización Mundial de la Salud.

Sin duda, esto beneficiaria a la salud pública y evitará la muerte prematura de 14 mil de personas al año, que son las que los investigadores atribuyen a esta termoeléctrica.

De no hacerlo, quizá pronto todos tengamos que sustituir los cubrebocas por máscaras antigás.

Por cierto, es de llamar la atención que mientras otros países buscan alternativas limpias para mover sus trenes, en México, el Tren Maya usará diesel, este diesel de alto contenido de azufre, contaminará regiones con enorme riqueza ambiental como la selva de la región Maya, donde habita el jaguar y también afectará la reserva de la biosfera de Calakmul.

Presidenta, también le solicito por falta de tiempo, que sea tan amable de enviar tres puntos de acuerdo que he presentado, uno de ciclovías para que todos los gobiernos construyan ciclovías temporales durante esta pandemia, y las personas puedan tener sana distancia.

También, un punto de acuerdo sobre casas de la mujer indígena que ven reducido su presupuesto en un 70 por ciento.

Y, por último, un punto de acuerdo para que Pemex nos informe sobre las pérdidas de 562 mil millones que se obtuvieron durante el primer semestre.

Muchas gracias, Presidenta.

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *