Senadora Indira Rosales San Román para hablar en contra del dictamen de Ley de Amnistía

Intervención de la senadora Indira Rosales San Román, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda sobre la Ley de Amnistía.

 

 

 Con el permiso de la Presidencia.

Muchas gracias.

Me parece verdaderamente absurdo, lamentable, ridículo, decepcionante, frustrante y todos los sinónimos que podamos encontrar, el estar aquí el día de hoy única y exclusivamente para cumplir los caprichos del señor presidente, cuando deberíamos de estar legislando en favor de las familias mexicanas y del sistema de salud, que tanto necesita en este momento del Senado de la República.

Si era tanta la necesidad por sesionar para hacerle justicia a los mexicanos, entonces deberíamos de estar aquí aprobando el ingreso básico universal, propuesto por el Partido Acción Nacional, o la Ley de Emergencia y Recuperación Económica, presentaba también por este Senado.

Deberíamos legislar para proteger al personal médico, que sale día a día para trabajar por nuestro país y que ha sufrido graves atentados contra su integridad personal, sin que las autoridades hagan absolutamente nada al respecto.

Deberíamos de estar aquí para hablar de un verdadero Plan de reactivación económica que ayude a las micros y pequeñas empresas y que día a día se está (inaudible) en una verdadera crisis económica y de incertidumbre a las familias mexicanas, pero todo esto no está ocurriendo, estamos aquí única y exclusivamente para sacar delincuentes de la cárcel, lo siento, lo pueden decir de mil maneras bonitas, más amables, sin embargo, yo sí estoy convencida que esto no va absolutamente a ningún lado.

Y todo se vuelve aún más preocupante al ver que la contingencia que hoy nos envuelve a todas y todos no es más que un tema de segundo plano, digo, tan sólo acabamos de ver el ejemplo más reciente, se gastaron más de 500 millones de pesos para comprar un estadio de béisbol, un estadio de béisbol en un país que hoy acumula 8 mil 261 casos de Covid confirmados, y 686 personas fallecidas por esta enfermedad.

Luego dicen que la urgencia de sesionar en torno a este tema es la de evitar la sobrepoblación de las cárceles y, bueno, evitar contagios, y bueno pues tendría un poco de sentido, sin embargo, como bien lo de comentaba uno de los senadores que me antecedió, pues tan sólo va a tomar 60 días después de la aprobación de esta ley, la creación de esta comisión para ir revisando cada caso, entonces creo que no tengo que ser una especialista en pandemias para saber que efectivamente de aquí a dos meses, más el tiempo que tome la revisión de cada caso, pues muy probablemente ya será obsoleta esta situación, incongruencia y más incongruencia.

Es por ello que nuestro partido está en contra de este dictamen porque las acciones que se pretenden tomar como Poder Legislativo, lejos de beneficiar al pueblo mexicano y a nuestras entidades, vienen a priorizar temas que no son prioritarios y sobre todo que no son urgentes en este momento.

Esta Ley de Amnistía tiene cierta finalidad noble, uno que en Acción Nacional también compartimos, llevarle justicia a todos aquellos que han sufrido una violación de sus derechos civiles y humanos, sin embargo, aunque la causa creemos que es correcta, la propuesta de esta ley es abordada de una manera equivocada.

Según datos del propio Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistemas Penitenciarios Estatales, del 2011 al 2017 del Inegi, para 2016 había una población reclusa de 188 mil 262 personas; de las personas ingresadas a estos centros penitenciarios, en 2016, más del 60 por ciento fueron por delitos del fuero común, no del orden federal y entre los delitos del fuero común los que más casos presentan, homicidio, robo, lesiones y posesión de narcóticos.

Los números no mienten, el discurso en torno a esta ley es una completa mentira, la población que será liberada no cometió cualquier delito, cometieron delitos en contra de nuestras familias, yo no quiero que la persona que se dedica a vender drogas frente a una escuela, aunque lo haya hecho una vez, vuelva a salir porque en este momento dígame ¿cuál es la alternativa que le vamos a dar a  esas personas?, ¿de qué manera se van a reinsertar apropiadamente en nuestra sociedad?, ¿qué empleo se les va a dar, si estamos en la mayor crisis de desempleo de este país?

Máxime que el presidente de la República ya está facultado por nuestra Constitución para ofrecer un indulto y en la propia Ley Nacional de Ejecución Penal ya se prevén cuatro formas de liberación anticipada: la condicional, anticipada, sustitución de penas, programa de política penitenciaria.

Sin embargo, no, no lo estamos haciendo. Desde esta tribuna les digo a las mexicanas y los mexicanos que no están solos, que Acción Nacional no va a dar un paso atrás, seguiremos insistiendo para que este Senado de la República haga su único trabajo que tenemos: legislar en favor de las familias mexicanas.

Es cuanto.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *