Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para formular la pregunta del PAN al Comisionado Presidente del INAI

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, para formular una pregunta a nombre del GPPAN al comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Francisco Javier Acuña Llamas, con motivo de la presentación del informe del INAI

 

 

Con su permiso, Presidenta.

Yo lamento que en este Senado de República haya tan poco interés por estos temas, pero bueno.

Comisionado Presidente, sea usted bienvenido a este Senado de la República.

Para el Grupo Parlamentario de Acción Nacional, su presencia, Comisionado Presidente, es muy esperada, pues tenemos mucho interés en conocer el contenido de su informe anual de labores.

Esto, porque a lo largo del último año hemos atestiguado lo que puede percibirse como indicios de un importante retroceso en materia de transparencia en nuestro país.

Incluso el propio Instituto ha dado a conocer datos que nos obligan a poner atención: el INAI señala que en este gobierno se han multiplicado las respuestas de supuestas “inexistencias” a las solicitudes de información.

Como referencia, durante el primer año del sexenio 2006-2012, hubo 3 mil 800 declaraciones de inexistencia. En el primer año del sexenio 2012-2018, hubo 5 mil 600. Pero en el primer año del actual gobierno la cifra se disparó a 14 mil 800; se trata de un cambio sustantivo, según las propias palabras del comisionado Joel Salas.

Este notable aumento en las respuestas de las distintas instituciones y dependencias del gobierno aseguran que la información no existe, lleva a pensar que hay un ánimo de ocultamiento contrario a la máxima publicidad y transparencia.

Si a esto agregamos que el Instituto Mexicano para la Competitividad, IMCO, reporta que casi el 80 por ciento de las compras del gobierno han sido por adjudicación directa o por invitaciones restringidas, sin licitación pública, se prende la alerta de lo que podría ser –insisto- una regresión a los peores tiempos de la opacidad gubernamental.

También hemos visto cómo el Instituto ha tenido que obligar al gobierno a entregar información que evidentemente tiene en su poder, y que debería ser absolutamente pública, como la del aeropuerto de Santa Lucía, o la del Tren Maya, o la de los enfrentamientos de militares con civiles, además de todas las que mi compañero Clemente Castañeda ha señalado.

Asimismo, hemos visto cómo el gobierno incurre en reiterados desacatos respecto de las resoluciones del INAI.

Por todo esto, solicito atentamente, Comisionado Presidente, que nos comente cómo interpreta el Instituto esta situación. ¿Cómo justificar el aumento en las negativas del gobierno a entregar información al público? ¿Cómo explicar esta opacidad tan escandalosa en las compras de gobierno? ¿Cómo se puede fortalecer al INAI frente a esta ola de opacidad y el derecho al acceso a la información?

Por ejemplo, hoy en la mañana escuché a la periodista Miriam Moreno, quien solicitó información al subsecretario Encinas sobre sus visitas de trabajo a centros de readaptación, tanto federales como estatales y con quiénes se entrevistó; sin embargo, la respuesta fue que la información está reservada por cinco años.

¿Usted considera que esta información debe ser reservada? ¿Por qué reservarla, si no se está solicitando se informe de qué trataron en esas reuniones?

Muchas gracias. Y reitero a usted que en las y los senadores de Acción Nacional están con el INAI y con todos sus integrantes.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *