Senadora Saldaña obtiene respaldo para solicitar la intervención diplomática y evitar la cacería de ballenas grises

  • Se brindará información sobre la derrama económica que se genera por avistamiento

A propuesta de la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros, el Pleno del Senado de la República aprobó que las secretarías de Relaciones Exteriores (SER) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), intervengan por la vía diplomática ante el Gobierno de los Estados Unidos, con la finalidad de proveer y compartir información sobre la derrama económica que se genera por avistamiento de ballenas grises y evitar que prospere cualquier autorización para cazarlas.

Ante el Pleno, la legisladora expuso el proceso de consulta que se realiza en Estados Unidos bajo el rubro “Cacería aborigen y de subsistencia para la tribu Makah”, el cual busca la suspensión de veda y la caza de la ballena gris y mamíferos marinos.

Señaló que todos los estudios científicos que existen sobre cacería de ballenas han demostrado que no existe una forma rápida ni humanitaria para matarlas, ya que todas implican una persecución y acoso.

“No sólo los argumentos éticos nos llevan a rechazar la opción de cazar ballenas en pleno siglo XX, sino que para nuestro país representaría un importante impacto económico en las actividades de avistamiento de ballenas. La derrama económica que genera la actividad de observación, es infinitamente superior a lo que se obtiene por su muerte”, expuso.

Saldaña Cisneros aclaró que México nunca ha sido un país ballenero, al indicar que en los albores del siglo XX sólo quedaban unas 2 mil ballenas y explicó que en 1946 inició una moratoria a la cacería comercial que impuso la Comisión Ballenera Internacional, y fue gracias a esa medida que hoy las cifras registran más de 26 mil ballenas.

“En México la ballena gris goza de una protección jurídica importante, está expresamente prohibida su caza o captura y es una especie protegida, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO”, resaltó.

Por ello, insistió, es necesario que la SRE y la Semarnat lleven a cabo las gestiones diplomáticas conducentes a evitar el otorgamiento de permisos para la cacería de ballenas grises y compartir la experiencia de México sobre el particular.

ooOoo

Comunicado de la oficina de la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros

Intervención de la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros para referirse a un dictamen de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte: el primero, que exhorta a las secretarías de Relaciones Exteriores y de Medio Ambiente y Recursos Naturales a informar sobre las acciones realizadas y que se puedan realizar ante el gobierno de Estados Unidos, respecto a la solicitud de suspensión de veda a la tribu makah para la caza de ballena gris y mamíferos marinos, así como para que se ofrezca a ese gobierno información sobre la derrama económica que se deriva del avistamiento de la ballena gris, se compartan conocimientos, directrices y experiencias y se convoque a científicos expertos para desarrollar un plan de acción.

 

 

Muchas gracias, Presidenta.

Compañeras y compañeros.

Iniciaría invitándoles a Baja California Sur al avistamiento de ballenas que es un espectáculo maravilloso que se da allá en mi estado y que posiblemente nos va a ayudar a comprender de qué se trata.

México ha escrito una de las páginas más relevantes en el tema de la conservación de las especies marinas con su acción, foros y tratados internacionales a favor de la ballena.

Por eso el dictamen que hoy se pone a consideración de esta Asamblea es muy importante para la biodiversidad en nuestro país y en general de todo el planeta, porque tiene que ver con la política de conservación de la ballena gris, una especie altamente migratoria que cada año emprende una de las travesías más grandes y espectaculares del mundo animal, recorriendo casi 9 mil kilómetros desde los mares de Bering hasta las cálidas aguas de Baja California Sur en donde se reproducen.

Ahí dentro de las lagunas que tienen menos corrientes y una más alta salinidad, las madres dan a luz a los ballenatos durante los meses de enero a marzo, o sea, ahorita es época de nuestro espectáculo de ballenas.

Es así como las lagunas de Guerrero Negro, Ojo de Liebre, San Ignacio y algunos otros lugares, el Bahía Magdalena, conforman el lugar del nacimiento de la ballena gris.

Después de terribles matanzas en los albores del siglo XX sólo quedaban unas 2 mil ballenas. Por lo que la cacería de esta especie fue abandonada aún por las tribus como los makah en los Estados Unidos de Norteamérica que la cazaban como subsistencia.

Debemos aclarar…

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Permítame, Senadora.

Senadora Lupita, si me permite un momento, es que el Senador Jorge Carlos quiere hacerle una pregunta.

¿Es posible?

La Senadora María Guadalupe Saldaña Cisneros: Sí.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Sonido al escaño del Senador Jorge Carlos Ramírez Marín.

El Senador Jorge Carlos Ramírez Marín: (Desde su escaño) Gracias, Presidenta.

Es que me parece que en primer lugar no estamos prestándole la atención debida a este punto de acuerdo, pero quisiera que la Senadora me precisara.

Una tribu de los Estados Unidos de Norteamérica está solicitando permiso que le levanten la veda que hoy tiene para cazar a las ballenas que luego vienen al territorio mexicano y que son objeto de la admiración de todo el mundo.

En otras palabras, si les concedieran esta oportunidad a los cazadores de ballenas seguramente cada vez llegarían menos ballenas a procrearse y a poder brindar el espectáculo natural que brindan a los turistas de todo el mundo y particularmente a los mexicanos que las cuidan como un patrimonio.

Estoy en lo cierto o quizá no nos haya quedado suficientemente claro a la Asamblea que le estamos pidiendo a Relaciones Exteriores impida que se levante una veda para impedir que maten a las ballenas que vienen a procrear aquí a tierra mexicana antes de que lleguen.

La Senadora María Guadalupe Saldaña Cisneros: Gracias, Senador.

Si me permite, aquí en una parte del escrito viene el planteamiento que usted nos hace y si una vez terminado hay alguna otra intervención con mucho gusto.

Y gracias por su llamado a poner atención.

Definitivamente, así como las abejas, las ballenas y todas nuestras especies maravillosas que tenemos en México y en el mundo, tenemos que estar alertas para cuidarlas.

Después de terribles matanzas en los albores del siglo XX sólo quedaban unas 2 mil ballenas. Por lo que la cacería de esta especie fue abandonada aún por las tribunas como los makah de los Estados Unidos de Norteamérica que la cazaban para subsistir.

Debemos aclarar que México nunca fue un país ballenero, aunque sí permitió la caza de ballenas por extranjeros.

Debido a la moratoria de la cacería comercial que impuso la Comisión Ballenera Internacional en 1946, la población de ballenas grises se ha recuperado exitosamente de forma que hoy en día hay un poco más de 26 mil individuos.

En México la ballena gris goza de una protección jurídica importante, está expresamente prohibida su caza o captura y es una especie protegida y ha sido declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Una bandera que ha sostenido México ante la Comisión Ballenera Internacional y otros foros multilaterales ha si la del uso no de consumo ni letal de las ballenas, hemos desarrollado lineamientos, estudios de comportamiento y alternativas económicas para nuestras comunidades costeras, en especial las comunidades pesqueras que tanto se benefician con esta actividad.

Sin embargo, ahí va el tema que planteaba el Senador Ramírez Marín, sin embargo, hoy se cierne una amenaza sobre esta especie que no ha tenido la difusión merecida y que hoy vengo yo aquí a plantear en esta alta tribuna.

Estados Unidos ha iniciado un proceso de consultas para abrir la cacería de ballena gris bajo el rubro “Cacería aborigen y de subsistencia para la tribu makah” cuyos impactos son impredecibles y significan un retroceso, por supuesto, para la humanidad.

Se plantea autorizar un promedio de 2, 3, ballenas por año, por diez años, pero también habrá una fase de entrenamiento para enseñar a los cazadores a cazar.

Se plantea un aproximado de 150 ataques con arpón y en teoría la mitad podrían ser hembras.

Todos los estudios científicos sobre cacería de ballenas han demostrado que no existe una forma rápida ni humanitaria para matar una ballena, toda cacería de ballenas implica una persecución y acoso hasta lograr el objetivo. De tal forma que no sólo la ballena muerta sufre, sino el grupo que se encuentra con ella lo cual fue afectar a grupos de madres con crías que en la confusión se separan y los impactos son impredecibles.

No sólo los argumentos éticos nos llevan a rechazar la opción de cazar ballenas en pleno siglo XX, sino que para nuestro país puede implicar un importante impacto económico en las actividades de avistamiento de ballenas.

Hoy más que nunca no debemos de quedarnos con los brazos cruzados ante esta amenaza, la cacería no es opción cuando además la derrama económica por avistamiento de ballenas es infinitivamente superior a lo que se obtiene por su muerte.

Es de la mayor trascendencia que el gobierno federal, a través de la Semarnat, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, nos informen, y es lo que estamos planteando, nos informen al respecto y mediante las gestiones diplomáticas conducentes se logre evitar que se otorgue estos permisos para cacería de ballena gris.

Por eso el Senado de la República es importante que se pronuncie por la protección de nuestros recursos naturales y de las fuentes de ingreso de las comunidades costeras de México y en particular de Baja California Sur que podrían resultar severamente impactadas si se aprobara una solicitud para cacería y más aún compartir con la tribu de los makah, si fuera el caso, las experiencias de éxito del uso no letal de las ballenas.

Es cuanto, Presidenta.

Le agradezco que el Senado se pueda pronunciar al respecto a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la Semarnat.

Es cuanto, muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *