Senadora Kenia López Rabadán para referirse a los hechos ocurridos en los que fue asesinada una menor

Intervención en tribuna de la senadora Kenia López Rabadán para referirse a los hechos ocurridos en los que fue privada de la vida una menor.

 

 

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Kenia López Rabadán para referirse a los hechos ocurridos en los que fue privada de la vida una menor

Sin duda hoy es uno de los peores días que como legisladores habremos de vivir, compañeras y compañeros.

Estamos en un país en donde, en 2019, hubo mil seis víctimas de feminicidio, más dos mil 819 víctimas de homicidio, aquí en México.

En ese primer año de la cuarta transformación se asesinaron a más de tres mil 800 mujeres. No puede haber una transformación de este país con esas cifras: más de 10 mujeres asesinadas diariamente.

Hoy hablamos de Fátima, una pequeña niña de siete años. La semana pasada hablamos de Ingrid, una mujer que fue lacerantemente asesinada. Antes hablamos de Abril, aquel caso en donde no le quisieron reclasificar el delito a feminicidio.

Es, sin duda, uno de los peores temas que como legisladores hemos tenido que abordar.

Quiero darles algunas cifras: en 2019 el Secretariado Ejecutivo, dentro de las 10 entidades con mayor número de feminicidios la tercera es la Ciudad de México; la tercera peor ciudad para vivir para una mujeres es esta, la Ciudad de México.

Por eso, desde aquí le decimos a la Jefa de Gobierno: ahorita sí, señora Sheinbaum, ahorita sí se tiene que poner a trabajar y dar resultados.

Urge un gobierno federal con visión feminista. Este gobierno no la tiene. Destruyó las estancias infantiles, en donde todas y todos sabemos que los más beneficiados eran los niños y las mujeres. Destruyó los albergues para mujeres. Destruyó Próspera. Destruyó el Seguro Popular.

Urge un gobierno que quiera transformar a este país con una visión de mujeres.

Y solamente para concluir, desde aquí le decimos al presidente de la República: deje de preocuparse por las puertas de Palacio Nacional y mejor preocúpese por las 63 millones de mujeres que hoy nos sentimos inseguras bajo su gobierno.

Nosotras, nosotros, todos merecemos vivir en un país seguro y en paz.

A todas las mujeres de este país les decimos: nos queremos vivas, nos queremos todas.

Muchísimas gracias, presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *