Senador Raúl Paz Alonzo, al presentar un dictamen de la Comisión de Recursos Hidráulicos

Intervención del senador Raúl Paz Alonzo, al presentar un dictamen de la Comisión de Recursos Hidráulicos que exhorta a diversas autoridades a informar el porqué de la omisión a la recomendación 10/2017, que fue formulada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y exhorta a implementar medidas urgentes para atender y eliminar la contaminación ambiental de la subcuenca hidrológica del Alto Atoyac, en particular de los ríos Atoyac y Xochiac, y sus afluentes.

 

 

 

Con la venia de la Presidenta.

Compañeras Senadoras y Senadores, las autoridades de los estados de Puebla y Tlaxcala han hecho caso omiso de llevar a cabo la recomendación 10/2017 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre la violación a los derechos humanos, a un medioambiente sano, saneamiento del agua y acceso a la información, en relación en relación a la contaminación de los ríos de Atoyac y Xochiac y sus afluyentes.

Por lo anterior, presento a nombre de la Comisión de Recursos Hidráulicos, el dictamen de punto de acuerdo que exhorta a los gobernadores, a presidentes municipales y entidades federativas a tomar en cuenta dicha recomendación,  la recomendación fue dirigida a las autoridades de los tres niveles de gobierno, como ya fue presentado por la Secretaría, a la Semarnat, a la Conagua, a la  Profepa, a la Cofepris, a los gobiernos del estado de Puebla y Tlaxcala, a dos municipios del estados de Puebla y a 4 municipios del estado de Tlaxcala, que hasta la fecha no han cumplido con dicha recomendación.

Creo que, de un tiempo para acá, se ha hablado en muchísimos foros y aquí en el Senado de la República de diversas problemáticas ambientales, que la falta de seguridad ambiental y, sobre todo, la contaminación ha causado, como el calentamiento global, la degradación del suelo, la escasez del agua, la extensión de algunas especies, la pérdida de biodiversidad.

Es necesario que fortalezcamos a la autoridad y que sea más eficiente, por qué no, también pensar en una Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, descentralizada, de administración pública federal, con personalidad jurídica propia, patrimonio, autonomía operativa y financiera para un mejor desempeño de sus funciones.

Creo que debemos poner especial atención a la problemática y a la contaminación y porque no es justo que dejemos a nuestros hijos un mundo en extinción.

En tanto, llegamos a esto y, en consecuencia, los integrantes de la Comisión de Recursos Hidráulicos, manifestamos nuestra preocupación a la grave contaminación por la que atraviesa la subcuenca hidrológica del Alto de Atoyac y sus afluyentes.

Por lo tanto, solicitamos que se tome en consideración, no solamente el trabajo interinstitucional de la CNDH para que las autoridades exhortadas asuman de manera pronta y correcta las obligaciones que le corresponden.

Por lo tanto y lo antes expuesto, manifiesto y solicito de manera respetuosa a esta soberanía sea aprobado dicho dictamen.

Es cuanto, Presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *