Presentan en el Senado de la República el libro “La Cantera de Guanajuato en el Teatro Iturbide”

  • Reynoso Sánchez expuso que la celebración de este hecho histórico es propicio para reflexionar si los constituyentes de Guanajuato estarían satisfechos con el país que tenemos
  • El libro recopila aspectos de la vida de los constitucionalistas de Guanajuato ya que, a decir del autor, la vida de los legisladores sólo se percibe a través del debate

Bajo la coordinación de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez y en el marco de la celebración del Día de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, José Luis Romero Hicks presentó en el Senado de la República el libro denominado “La Cantera de Guanajuato en el Teatro Iturbide”, que narra la vida de los guanajuatenses que participaron en la promulgación de la Constitución Política.

Acompañada de Luis Felipe Bravo Mena, representante del Gobierno del estado de Guanajuato y Juan Carlos Romero Hicks, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Reynoso Sánchez expuso que la celebración de este hecho histórico es propicio para reflexionar si estarían satisfechos nuestros constituyentes de Guanajuato con el país que tenemos desde la Constitución que ellos nos regalaron, si realmente ésta sigue vigente, y si todos los individuos gozan y han gozado de todas las garantías que nos otorgó la Carta magna.

“Al leer esta obra, con quien sin duda hubiera disfrutado de una larga charla es con Nicolás Cano, un federalista que conquistó a otros constituyentes para poder defender a los municipios, también con aquellos que defendieron al Estado, como Santiago Manrique”, destacó la “Wera” Reynoso.

El objetivo de esta obra, además de identificar las contribuciones a los textos de la Constitución, recopila aspectos de los personajes para describir su vida cotidiana, como sus gustos y batallas, ya que, a decir del autor, la vida de los legisladores sólo se percibe a través del debate.

“Nos llevó aproximadamente dos años realizar este ejercicio, porque nos dedicamos a entrevistar a los descendientes de los constitucionalistas, muchas de las narrativas surgen de lo que se dice en la familia sobre ellos.

“A mí me pareció importante que los guanajuatenses nos acerquemos a aquellos que nos dieron patria, conocer a los constitucionalistas de carne y hueso en su vida personal, cómo viajaban, cómo llegaron a Querétaro, con quién se casaron y cuántos hijos tuvieron. En la búsqueda de contar la historia de quienes contribuyeron a escribirla”, señaló José Luis Romero Hicks.

Para el autor, el personaje que más destaca en la obra es Heriberto Barrón, quien sin tomar posesión como constitucionalista dio eco a muchos constitucionalistas de la época a través del Diario el Pueblo, donde se desempeñaba como director.

El libro comenzó a escribirse en 2015 se ha presentado en diversos foros, como en el Congreso del estado de Guanajuato, la Universidad Autónoma de Hidalgo y en el municipio de San Migue de Allende. Esta obra cuenta con un tiraje de mil ejemplares a la venta en librerías El Sótano.

ooOoo

Comunicado de la oficina de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez

 

Intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez durante la presentación del libro La Cantera de Guanajuato en el Teatro Iturbide.

 

 

Muchas gracias, Licenciado, muchísimas gracias a todos ustedes por este tiempo, por la oportunidad que nos dan de poder presentar La Cantera de Guanajuato.

Yo le agradezco al Maestro José Luis Romero Hicks por el tiempo dedicado a la memoria de Guanajuato, a lo que poco conocemos, porque normalmente vemos en los personajes el nombre, qué propuso, qué hizo, pero poco vemos de quién era, poco vemos de lo que era su vida, de lo que era su entorno, de con qué se identificaba. Así es de que para mí es un honor estar presentando y acompañando también la presentación de este libro y, por supuesto, un saludo a Malú, compañera de Guanajuato. Y siempre es un gusto contar también con el “patrón”, con el diputado Romero Hicks, coordinador parlamentario, que viene como hermano y dije pues sí, hoy trae muchas cachuchas, y una muy importante la del hermano del autor.

Un saludo por supuesto al gobernador Diego Sinhué, porque además nos falta otro libro, Licenciado, el que sigue y sí es de una mujer y sí va a estar muy padre, ya los invitaremos.

Pero a mí me parece que el día de hoy es un día muy especial a 103 años de la Promulgación de la Constitución, el voltear a ver a Guanajuato, el ver sus constituyentes, vale la pena hacer reflexiones.

Yo me imaginaba, conforme lo estaba analizando la plática, la plática y la conversación con cada uno de ellos.

Me imaginaba platicando con el diputado en Salvatierra, el médico, diciendo y conversando sobre lo que estaba pasando con el tema de salud.

Pero también me imaginaba platicando con todos aquellos que defendieron la soberanía del estado, de los municipios, de la importancia que le daban al federalismo y, bueno, aquí van mis comisiones entre salud, federalismo, el reconocer en los guanajuatense los constituyentes a ministros de la Corte, a rectores de la UNAM, a médicos, a ingenieros, varios de ellos ingenieros en minas, el ver en ellos a representantes y, como bien se decía, uno de ellos “el amigo campesino”.

Y creo que hoy es un día propicio como para reflexionar si estarían satisfechos nuestros constituyentes de Guanajuato con el país que tenemos desde la Constitución que ellos nos regalaron, si realmente la Constitución sigue vigente, y si todos los individuos gozan y han gozado de todas las garantías que nos otorga la Constitución. Y es cuando yo digo que no estaría tan segura, que estarían ellos satisfechos, que no estoy tan segura que el debate en el que cada uno de ellos participó y que, además, hay que decirlo, jóvenes que se apostaban, jóvenes que eran inquietos y que además participaban porque no estaban conformes con lo que estaban viendo, y eso es lo que nos toca reflexionar.

La Constitución contiene la forma de gobierno y de Estado que queremos ser, pero también contiene las relaciones entre los gobernantes y los gobernados, contiene los fines y los objetivos del Estado, del gobierno y de la nación.

Y yo me imaginaba platicando, por ejemplo, con José Villaseñor, cuando él sus principales temas y sus causas que acompañaban era la defensa de la tierra y era el trabajo. Y algo que un común denominador de los constituyentes, por un lado, el defender los derechos de los trabajadores, porque varios de ellos se definían de esta clase obrera, de esta clase media, de esta clase que además, con mucho sacrificio, quienes habían logrado estudiar una carrera universitaria en Guanajuato, o tuvieron que salir del Estado para lograrlo, y el trabajo era importante y el reconocimiento de los derechos de los trabajadores.

Gilberto M. Navarro, “el buen campesino”, que él se definía y decía el orgullo que sentía de ser gente del campo, de representar un distrito del campo y creo que eso es lo que hoy sigue vigente. Y yo decía, si platicara con Don Gilberto qué pensaría, el campo está atendido, sus ideales, ¿“El buen amigo” y “el buen campesino” estaría satisfecho con lo que hoy tenemos?

Alguien con quien sin duda también creo que hubiera disfrutado una larga charla es con Nicolas Cano, con Nicolás Cano, en donde mencionaba que las entidades que habían de federarse preexistían naturalmente al pacto federal y, por ende, y en aras de este, ni podían ver su territorio mermado ni la fuerza de la ley federal podrían modificar eso.

Un federalista, Nicolás Cano, que además conquistó a otros constituyentes para poder defender la provincia, como le llamaban desde entonces, el territorio de la entidad, la defensa de los municipios. Creo que sería muy rico una conversación con él.

Pero también entre quienes se adhirieron y que decían la defensa del Estado y otro de los grandes temas.

Santiago Manrique, que no solamente su causa era la conversación de la integridad territorial del Estado. Resulta, fíjense lo que son las cosas, porque habla de las polémicas que se armaban en algunos temas, en algunos debates, y uno de ellos y que lo mencionan en varios constituyentes, era la polémica iniciativa en contra de bebidas embriagantes y las drogas. Bien podrían estar sentados ahora platicando de lo que estamos debatiendo en México.

De Enrique Colunga, el que hablaba de la provincia y dice “estamos convencidos que ella tiene vitalidad, fuerza intelectual y espléndida salud moral, esta convicción es la base de nuestro anhelo federalista”.

Conforme yo iba conociendo y me imaginaba sus familias, y me imaginaba los diálogos, y me imaginaba cómo era su trayecto, y me imaginaba cómo era su defensa, me imaginaba, porque habla de quién de ser un aliado colaborador del gobierno, se vuelve un opositor al darse cuenta de un golpe que realmente no era lo mejor, y que no era lo mejor para el país.

Una conversación con cada uno de los constituyentes yo digo qué riqueza, qué riqueza para la familia, qué riqueza para la comunidad y sí, reconocer la riqueza, porque lo platicamos previo a la presentación y está entre este salón, en Guanajuato hay cantera y sigue habiendo cantera.

Hablar también de Ignacio López, que fue también de los defensores, junto con Nicolás Cano, en contra de la pretensión de segregar a los municipios. San Miguel de Allende, San José Iturbide, Comonfort, Apaseo, Jerécuaro que se los querían llevar a Querétaro y eran nuestros defensores.

Pero Francisco Díaz Barriga, el médico, el médico de Salvatierra, y quien se preocupaba, imagínense una conversación hoy con Francisco Díaz Barriga, que desde aquel entonces mencionaba la falta de médicos, agravaba la situación de su población y dificultaba el desarrollo.

Las causas de los constituyentes, a mí me entusiasmó leer porque o sea las causas no concluyen, las causas están vigentes y lo único que México y que Guanajuato necesitan es quien acompañe de corazón las causas. Y la causa de la salud, bueno, yo con Don Francisco Díaz Barriga, hubiera sido muy buena amiga.

Así que el mejor homenaje que se puede hacer a los Constituyentes el día de hoy 5 de febrero no solamente en la memoria por lo que le aportaron a la Constitución el mejor homenaje que se le puede hacer a través de un libro y, reconociendo el talento para la redacción, para contarnos una historia, para enamorarnos de la historia, de nuestra historia, de nuestro pasado, y de quienes nos han abierto el camino, de quienes también han hecho brecha en el trabajo legislativo y que para mí es un honor hoy representarlo en Guanajuato.

Insisto, en Guanajuato sigue habiendo cantera y la cantera del Teatro Iturbide hoy se encuentra también en el Poder Legislativo, en el Senado, en San Lázaro y por supuesto en cada uno de los guanajuatenses, porque las causas siguen vigentes y sus luchas siguen vivas.

Muchas gracias y muchas felicidades, Maestro.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *