Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse a un punto de acuerdo relativo a los derechos humanos de los migrantes de centroamérica en Chiapas

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse a un punto de acuerdo relativo a los derechos humanos de los migrantes de centroamérica en Chiapas.

 

 

Gracias, presidenta. Pues bienvenida, 4t, al gobierno. Porque gobernar desgasta y gobernar significa dar cuentas. No podemos más que hablar de la evidencia de las imágenes. O sea, las imágenes son contundentes. Sí hay un teniente coronel que se burla de los migrantes, diciéndoles que ahí les va el gas. Se quiso hacer el chistoso.

Pero eso deja claro que la Guardia Nacional, su papel no es ese. Porque hoy por hoy la Guardia Nacional son militares, que vienen con una formación de militar, y eso se los dijimos siempre. Todavía no han tenido la transición para ser policías. Y realmente, digo, vimos las imágenes, donde obviamente los migrantes avientan piedras, pero ellos las regresan. No es el papel de una autoridad agarrarse a pedradas con la gente que viene huyendo de la pobreza, de la violencia en sus Estados.

Y eso, hay que asumir la responsabilidad de haberlos invitado a venir con los brazos abiertos. Porque el presidente les dijo que vinieran a México, que aquí se les iba a recibir, pero nunca se les dijo que se les iba a recibir con gas pimienta. Y sí hubo gas pimienta. Y hay imágenes claras que muestran estos hechos. Pero no pasa nada. Hay que aceptar que a veces los cuerpos policiacos no actúan adecuadamente. Y lo que estamos pidiendo es simplemente pedir cuentas y hacer un llamado a que se respeten los derechos humanos. No estamos pidiendo otra cosa. No tienen por qué ofenderse.

Miren, ayer celebramos los 75 años del Holocausto, una cosa espantosa que debe avergonzar y seguir avergonzando a la humanidad. Donde murieron 1.2 millones de personas, entre judíos, gitanos, personas que fueron asesinadas por su preferencia sexual, por su ideología política. Y México abrió los brazos a los inmigrantes judíos, que le aportaron a la cultura, a la historia, a la arquitectura. Y lo mismo pasó con el exilio español.

O sea, a mí sí me parece que de repente, sin saber cuál es la condición de esos inmigrantes, si están temiendo por su vida, si tienen algún problema de persecución política, simplemente los devolvemos a sus estados, los trepamos a un avión y no les garantizamos el refugio.

Entonces, si creo que es un exceso querer decir, bueno, exactamente, aceptaron a Evo porque ustedes quisieron. No, a ver, hay que aceptar. No tengo ningún problema y si ustedes ven en general soy abierta, pero de verdad, pónganse en los zapatos de esos guatemaltecos.

Bueno, Evo está bastante grandecito para defenderse solo y no estaba en la condición de vulnerabilidad, porque él quiso quedarse de más. Pero no me voy a salir del debate. Simple y sencillamente no está bien lo que está haciendo su gobierno y llámenlo a cuentas, porque es indefendible lo que vimos todos en la televisión, ese muro humano de policías de la Guardia Nacional conteniendo a los migrantes, solo porque estamos como país doblado a lo que Trump dice.

Y no que en campaña tan valientitos que decían: y yo cuando llegue a la Presidencia voy a poner a Trump en su lugar. ¿Qué hemos hecho? Decir: sí señor Trump, lo que usted diga, quiere que contenga migrantes, los contengo. Quiere que los regrese, quiere que sea su muro humano, soy su muro humano. Eso es lo que no se vale y acepten y asuman las consecuencias de no estar gobernando adecuadamente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *