Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para presentar iniciativa por la que se reforma la Ley General de Salud, en materia del Insabi

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para presentar iniciativa por la que se reforma la Ley General de Salud, en materia del Insabi.

 

 

 

Gracias, Presidenta.

Entre las políticas públicas que ha emprendido este gobierno para distanciarse y diferenciarse del pasado neoliberal, la más grave, la de mayores daños y de peores consecuencias para la salud de millones de familias mexicanas, está la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, Insabi. Porque se levanta sobre la base del engaño de la gratuidad y universalidad de los servicios de salud. Porque nace sin reglas de operación, sin manuales, sin coordinación con las autoridades estatales, sin una planeación de su implantación y sin presupuestos.

Para el actual gobierno era urgente desaparecer el Sistema de Protección Social en Salud, mejor conocido como Seguro Popular y lo hizo de un plumazo, sin valorar la afiliación de 53 millones de personas ni su base financiera para la atención de primero, segundo y tercer nivel, ni sus acciones de prevención de enfermedades, vigilancia epidemiológica y cobertura de gastos catastróficos, sin siquiera considerar la posibilidad de enmendar sus desaciertos, porque sí los tenía el Seguro Popular, coincido, pero era una política pública en salud, estaba aprobada, y daba más resultados positivos que negativos.

Por cierto, ojalá toda esta corrupción pase a denuncias penales, porque si no se queda en pura retórica. Lo que hemos visto desde el día uno en la vida del Insabi, es suma de preguntas, confusión, deficiencias de operación, incertidumbre y vulnerabilidad.

Pacientes que preguntan sobre la continuidad de sus tratamientos y por qué el alza de las cuotas de recuperación. Personal de salud y hospitales sin insumos suficientes ni respuestas qué ofrecer. Trabajadores del Seguro Popular que desconocen su futuro laboral.

La eliminación del fondo de gastos catastróficos del sistema deja en grave riesgo a pacientes con enfermedades cuyo tratamiento es altamente costoso y especializado. A pesar de la evidencia, el presidente de la República sigue afirmando que los servicios del sistema de salud serán gratuitos para todos los mexicanos.

El día de hoy presentamos reformas a la Ley General de Salud. Se propone eliminar del artículo 36 las cuotas de recuperación de servicios de salud. Hemos propuesto modificar el artículo 77 Bis 1 para garantizar la universalidad y gratuidad en todos los niveles de salud para los mexicanos. Pasemos del dicho al hecho.

Finalmente, hemos propuesto un artículo transitorio, a efectos de ofrecer certidumbre a los usuarios para que, en tanto, el gobierno federal aplique las medidas establecidas en el presente decreto, continúen vigentes las disposiciones para la operación del sistema protección social en salud, anteriores al decreto publicado el 29 de noviembre.

Aquí el propio titular del Insabi ha dicho que hasta finales de año, él lo dijo, estaría en operación.

Entonces, nos preocupa esta incertidumbre y proponemos un artículo transitorio, y que sí vayamos a la gratuidad pero que lo pongamos en la ley. Que quede establecido en la ley, porque hoy el artículo 36 establece el cobro de cuotas.

Esto afecta la idea de ofrecer los servicios de salud gratis, pero en tanto se llega a la gratuidad, es necesario que se regrese al esquema del Seguro Popular, es importante contar con un calendario de transición, a fin de evitar la problemática actual.

Tenemos que actuar para evitar que la creación del Instituto de Salud para el Bienestar siga teniendo consecuencias desastrosas y afecte a las y a los mexicanos en donde más les duele, en su salud.

Por supuesto que estamos de acuerdo en que es un gran proyecto, pero es a futuro. Lo que hoy planteamos es resolver el presente.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *