Senador Gustavo Madero Muñoz, al participar en la discusión de la agenda política en la sesión de la Comisión Permanente

Versión de la intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, al participar en la discusión de la agenda política en la sesión de la Comisión Permanente del Congreso

El pasado 18 de diciembre, en la reunión de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente, se propuso que hubiera agenda política y no se aprobó.

Lo que se quería es que la agenda política del 18 de diciembre fuera seguridad pública. Y entonces, lo que dijeron: No, hombre, ahorita se van a reunir los gobernadores con el Ejecutivo y mejor dejamos para la primera reunión –que sería esta– el tema de la seguridad pública. Y aquí estamos.

Discutimos en la Mesa Directiva hoy en la mañana: Oye, agenda política. –Sale, ¿a qué agenda política le entramos? –No, pues el tema internacional. –No, el tema internacional está todavía en proceso porque todavía ni se decide qué va a pasar con Irán y que si Trump todavía no responde. Mejor lo dejamos para la próxima. –Vamos a entrarle a la agenda política nacional. –Órale, pues vamos a entrarle a la seguridad pública. Y dice Porfirio Muñoz Ledo: Bueno, pero por seguridad pública hoy en todo el mundo, y en México, se llama Genaro García Luna.

Yo le decía: Yo creo que no. Yo creo que lo que le quita el sueño a la gente es la violencia, la inseguridad en México. Nos tiene muy sin cuidado lo que esté haciendo ahorita García Luna. Si está confesando, si no. Sobre todo, que esto dependerá no de los eficaces esfuerzos del trabajo inteligente del gobierno de México, sino del gobierno de Estados Unidos.

Lo que quiero subrayar es simplemente el esfuerzo pertinaz de este del Grupo Parlamentario de Morena para que no se hable de la inseguridad en México. De los 36 mil homicidios, que es el año más violento desde la Revolución mexicana y el fracaso que tiene que se levante y madrugue Andrés Manuel López Obrador.

Con una inseguridad creciente, el mayor número de homicidios de periodistas de la historia, y la insistencia de distraerse con la parafernalia y la especulación de García Luna. Este bato que estuvo hace dos sexenios, tratan de que sea la justificación o la distracción de los fracasos y la falta de estrategia y resultados de este gobierno.

Urge un acto de sensatez. Reconocer que estamos metidos en un gran problema y que no va a ser si absuelven o someten o meten al tambo a García Luna lo que nos va a sacar de este embrollo. Va a ser si este gobierno asume la responsabilidad de que no está teniendo resultados y que debe haber un cambio profundo, autocrítico y urgente en materia de estrategia de seguridad distinta a la que hasta ahorita está llevando. Es cuanto, presidenta. Gracias.

–000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *