Intervención en tribuna del senador Damián Zepeda Vidales para referirse a un punto de acuerdo relativo a la consulta del tren maya

Intervención en tribuna del senador Damián Zepeda Vidales para referirse a un punto de acuerdo relativo a la consulta del tren maya.

 

 

Con su venia, presidenta. Yo, más que meterme al fondo del asunto, vengo a compartir una reflexión que creo que nos va a acompañar por el resto de la sesión.

Un intento, de inicio, de que no se hablara o sea de que no se pudiera argumentar visiones distintas en temas particulares. Yo desconozco si es porque traen prisa o qué asunto, pero eso está mal, pues. El Parlamento existe precisamente para hacer un debate de ideas y con respeto nos podemos decir lo que pensamos todos. No tenemos por qué pensar igual todos. ¿No? Obviamente era completamente ilegal y bajo ningún motivo lo íbamos a permitir.

No te pueden obligar a, en un mismo momento, votar o todo a favor o todo en contra, pues son temas distintos. Y si este lo quiero votar en contra y en este me quiero abstener y en este quiero votar a favor, ¿por qué voy a votar todo en un bloque? Entonces desde ahí empieza el problema y desde ahí empiezan los corajes.

Porque yo lo que veo en la reserva que presenta la senadora que, por cierto, y sí lo digo con mucho orgullo, es una de las mejores legisladoras que tenemos, de las más comprometidas, que, por cierto, apoya, ha apoyado, sería bueno que revisaran las votaciones porque no ha tenido ningún temor en apoyar iniciativas de su presidente cuando están correctas. Eso tiene que hacer un buen legislador y eso es lo que es la compañera Xóchitl Gálvez: una buena legisladora, como también ustedes tienen buenos legisladores.

Pero, pensar que, porque alguien piensa distinto en un tema, perdón, pero es un absurdo. O sea, eso es digno de una dictadura, no de una democracia. Entonces, por las buenas o por las malas, pero en todas nos van a tener aquí. No tengan ninguna duda. Yo sugiero que sea por las buenas, pero a como den dan, como dicen por ahí, a como den damos. O sea, ¿qué pasa? ¿En qué momento se le faltó al respeto a alguien? Lo único que está diciendo la senadora es, lo único que está diciendo la senadora es…

La diputada María Guadalupe Edith Castañeda Ortiz (desde la curul): Presidenta.

La presidenta diputada Laura Angélica Rojas Hernández: Senador, un momentito, por favor. ¿Con qué objeto?

La diputada María Guadalupe Edith Castañeda Ortiz (desde la curul): Que se apegue al tema.

La presidenta diputada Laura Angélica Rojas Hernández: Moción de apego al tema, senador. Continúe.

 

El senador Damián Zepeda Vidales: Con todo respeto, estoy hablando del tema y estoy haciendo una reflexión y mi comentario no puede ser interpelado. Estoy en mi derecho de expresar lo que a mí me corresponda sobre el tema y esa es la reflexión que estoy haciendo.

Entonces, reitero, la iniciativa que presentó la senadora, ¿saben qué dice? ¿Saben qué dice? No rechaza lo que ustedes propusieron, nada más dice que además le pongan el informe de impacto ambiental. ¿Por qué? Porque no existe, porque no está completo, porque solo presentaron para un tramo y consultaron para todo el proyecto. ¿O qué van a hacer mañana si al resto de los tramos resulta que no procede el impacto ambiental? ¿Qué van a hacer? ¿Era relevante o no era relevante? Claro que era relevante, hombre.

Entonces, mi llamado es a no llevar esto a otra razón. Si no les interesan los convenios internacionales, okey, yo difiero, ni modo, pero existe un convenio internacional en la materia. Pero, más allá de eso, existe legislación mexicana que obliga a tener impacto ambiental.

Por eso han tenido problemas legales, por eso andan queriendo proponer que en el amparo ya no proceda la suspensión, ¿no?, para las obras del gobierno. Porque no han podido cumplir con los requisitos, y luego se enojan porque el ciudadano en su derecho ejerce un derecho. Es lo único que estamos diciendo.

Vamos a votar a favor, estamos de acuerdo en el consenso logrado, en el resolutivo. Nos parece que se puede complementar, es todo.

Entonces, yo digo: la sugerencia para el resto de la sesión y en esta es que nosotros venimos a dar un debate de altura. No venimos a ofender a nadie, pero hay temas en los que coincidimos y hay temas en los que no. Acabamos de votar, ¿cuántos dictámenes por unanimidad? Un montón, hombre, son muchos más los que estamos votando a favor que los que tenemos diferencias. Pero todos tenemos… tenemos, digo, ¿eh?, me incluyo, porque luego dicen que decimos nada más para allá. Todos tenemos que aprender a respetar la pluralidad de ideas, y si no, pues aguantarnos, porque es derecho ajeno. Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *