Senador Gustavo Madero Muñoz presenta punto de acuerdo por el que se rechazan enérgicamente los hechos de violencia en Venezuela

 

Versión de la intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, al presentar un punto de acuerdo por el que se rechazan enérgicamente los hechos de violencia, la usurpación de funciones y el ataque a la independencia y pluralidad de la Asamblea Nacional, ocurridos el pasado 5 de enero en Venezuela; y se exhorta al Ejecutivo federal a adoptar una posición congruente con la defensa de la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en el mundo

Con el permiso de la Presidencia.

El paso 5 de enero, la Asamblea Nacional de Venezuela, que tenía previsto celebrar una sesión para elegir a quien se desempeñaría como Presidente de la misma y ante el riesgo de que Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez fuera reelecto por la mayoría legislativa, el gobierno de Nicolás Maduro recurrió al uso de la fuerza, impidiendo que tanto Guaidó como otros miembros de la oposición venezolana accedieran al recinto.

Tras la maniobra del oficialismo, que implicó un operativo en el que militares armados impidieron que algunos legisladores de oposición ingresaran al edificio y durante una sesión sin el quórum ni las condiciones necesarias, la bancada del gobierno y algunos expulsados de las filas de oposición realizaron una pretendida votación improvisada en favor de Luis Eduardo Parra Rivero.

Para acceder al cargo, sin embargo, la Constitución venezolana requiere que un legislador reúna al menos 84 sufragios, que son menos que los que obtuvo Juan Antonio Guaidó Márquez.

Este intento de imposición de Luis Eduardo Parra Rivero como Presidente de la Asamblea Nacional es una, la última, de una serie de maniobras que en los últimos meses ha llevado a cabo el usurpador Nicolás Maduro para impedir el funcionamiento de la Asamblea Legislativa, arrestando e intimidando a sus miembros y recurriendo a toda clase de tácticas para socavar la autoridad de la única institución auténticamente democrática de Venezuela.

El gobierno de México denunció, en su momento, lo que consideró un golpe de Estado que en Bolivia motivó la renuncia de Evo Morales, lo ocurrido en Venezuela este domingo ha sido calificado ya como un golpe de Estado parlamentario, parte de la mayoría legislativa de la Asamblea, y ha recibido críticas no solamente de los gobiernos ideológicamente contrarios, sino también de gobiernos cercanos y afines, como el de Argentina, cuyo canciller, Felipe Solá, señaló que impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional.

Es necesario que el gobierno de México, en congruencia con su compromiso en favor de la democracia, la separación de poderes, el Estado Derecho y los derechos humanos, manifieste su rechazo a estas acciones y manifieste claramente su respaldo a la Asamblea Legislativa garante de la democracia, la pluralidad y la constitucionalidad en Venezuela.

La toma violenta el recinto parlamentario por parte autoridades del Poder Ejecutivo, así como la poca legitimidad y transparencia en el proceso de elección de su Presidente no pueden interpretarse más que como una acción equiparable a un intento de golpe de Estado parlamentario, como lo señala la oposición venezolana, que no puede pasar por alto las democracias del hemisferio y menos aún podemos pasar por alto los parlamentos y los congresos democráticamente electos del continente.

El pasado martes 7, Juan Gerardo Guaidó arribó al Palacio Legislativo frente a una caravana de autobuses que trasladaban alrededor de 100 diputados de la Asamblea Nacional que han ratificado a Guaidó como Presidente del Parlamento.

Después que fuerzas militares intentaran bloquear de nuevo el acceso, Juan Guaidó ya ocupó el sillón de la Presidencia para dar inicio a la sesión de la Asamblea Nacional.

Por lo anteriormente expuesto sometemos a la consideración del Pleno la siguiente proposición con punto de acuerdo:

Primero. La Comisión Permanente rechaza enérgicamente los eventos de violencia, usurpación de funciones y el ataque de la independencia y la pluralidad de la Asamblea Nacional ocurridos el pasado 5 de enero en Venezuela y exhorta al Ejecutivo federal adoptar una posición en congruencia con la defensa de la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en el mundo.

Segundo. La Comisión Permanente se solidariza con la Asamblea Nacional y sus integrantes y reitera su respaldo a esa institución como garante de la democracia, la pluralidad y la constitucionalidad en Venezuela.

Es cuanto senadora Presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *