Incorporar la modalidad de flexibilización de horarios y el banco de horas en las relaciones laborales, plantea Reynoso Sánchez

  • Lo anterior con el objetivo de adaptar los tiempos a las necesidades familiares y personales de los trabajadores, previo acuerdo con el patrón, resaltó

A nombre propio y de sus compañeros de bancada, la senadora del Partido Acción Nacional, Alejandra Reynoso Sánchez, presentó una iniciativa para reformar el artículo 58 de la Ley Federal del Trabajo, a fin de incorporar la modalidad de flexibilización de horarios y el banco de horas en las relaciones laborales.

Lo anterior con el objetivo de adaptar los tiempos a las necesidades familiares y personales de los trabajadores, previo acuerdo con el patrón, resaltó.

En ese sentido, explicó que el empleado podrá acordar una jornada flexible para determinar la hora de entrada y salida, una jornada comprimida en la que el trabajador pueda laborar más horas al día a cambio de recibir tiempo libre a la semana, así como la reducción en la hora de comida para adelantar la salida, entre otros.

“Las ventajas de los horarios flexibles son los siguientes: mejoran la calidad de vida de las personas al facilitar la conciliación entre la vida laboral y familiar, potencian la corresponsabilidad en el reparto de las tareas domésticas en el cuidado de los hijos y familiares dependientes, favorecen la igualdad entre hombres y mujeres, reducen el ausentismo laboral, aumentan la productividad en la empresa , mejoran el clima laboral y retienen el talento las propias empresas”, aseguró la legisladora por Guanajuato.

Respecto al banco de horas de trabajo, “La Wera” Reynoso precisó que el tiempo trabajado se acumula a favor de la empresa, a fin de que ésta pueda hacer uso de ellas en casos de emergencia, periodos de mayor producción o temporadas altas en el empleo y la flexibilidad de estos horarios.

Por su parte, agregó, el banco de horas son medidas que podrían beneficiar especialmente a las mujeres trabajadoras que al mismo tiempo son jefas de familia.

“Es por ello que la presente iniciativa está pensada y diseñada precisamente para flexibilizar los horarios de las jornadas laborales que beneficiaría especialmente a las mujeres que trabajan y que al mismo tiempo son responsables de su familia. En México según el Inegi 3 de cada 10 hogares están en esta situación”, dijo.

En este sentido, la legisladora guanajuatense precisó que esta iniciativa se suma a su agenda de balance trabajo-familia.

“Esta iniciativa es complementaria a otras tres que ya he presentado con el mismo fondo. Si recordamos en octubre del año pasado presenté la iniciativa donde se regulaba y se promovía el Teletrabajo, misma que fue aprobada el pasado mes de junio, también el 5 de noviembre pasado presenté otra iniciativa que reformaba el artículo 60 de la Ley Federal del Trabajo para incorporar el concepto de “Jornada Flexible” y que consiste en que los trabajadores, en acuerdo con el patrón, puedan elegir entre los diferentes horarios para cumplir con su jornada laboral”, recordó.

El 29 de noviembre presenté otra para reformar el artículo 59, para introducir la política de balance trabajo-familia en la Ley Federal del Trabajo, a fin de fomentar el desarrollo integral de la persona, procurando el equilibrio entre lo laboral y la conciliación con la vida familiar, añadió Reynoso Sánchez.

“Invito a las y los senadores de todas las fuerzas políticas a que se sumen a esta iniciativa, para que dotemos a las madres trabajadoras de mejores condiciones para cumplir su papel de jefas de familia, y de madres, pero también a construir seguridad”, expuso.

También, dijo, es construir las condiciones en donde las trabajadores y trabajadores encuentren en las jornadas de trabajo no solamente una oportunidad para el desarrollo profesional y económico, sino también la certeza de que en los horarios de entrada y de salida les mejore la sensación de seguridad y podamos reconstruir el tejido social.

La iniciativa fue turnada a las comisiones unidas de Trabajo y Previsión Social y a la de Estudios Legislativos Segunda.

 ooOoo

Comunicado de la oficina de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez

Intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, al presentar una iniciativa que reforma el artículo 58 de la Ley Federal del Trabajo.

 

 

 


Con su permiso, Presidenta.

En nombre de las y los Senadores del Partido Acción Nacional, hago uso de esta tribuna, para presentar la iniciativa que reforma el artículo 58 de la Ley Federal del Trabajo, para incorporar la modalidad de flexibilización de horarios y el banco de horas en las relaciones laborales.

Y esta iniciativa es complementaria a otras tres que ya he presentado con el mismo fondo.

Si recordamos en octubre del año pasado, presenté la iniciativa en donde se regulaba y se promovía el teletrabajo, misma que fue aprobada el pasado mes de junio.

También el 5 de noviembre pasado presenté otra iniciativa que reformaba el artículo 60 de la Ley Federal del Trabajo para incorporar el concepto de jornada flexible y que consistía en que los trabajadores en acuerdo con el patrón pudieran elegir entre los diferentes horarios para cumplir con su jornada laboral.

El 29 de noviembre, presento otra, para reformar el artículo 59, para introducir la política de balance trabajo-familia en la Ley Federal del Trabajo, a fin de fomentar el desarrollo integral de la persona, procurando el equilibrio entre lo laboral, que finalmente esto se traduce para las personas  y para la familia en la parte económica pero con un balance y una conciliación con la vida familiar y el objetivo de este paquete, precisamente es que los horarios de trabajo sean más flexibles, considerando  la facilidad que pueden generar los avances tecnológicos, pero también las comunicaciones y la facilidad de poder trabajar a distancia.

Todo ello, frente a los retos de la movilidad humana, en las grandes ciudades, la necesidad de que ambos padres de familia tengan un empleo para obtener al menos dos salarios para el ingreso del hogar, así como la necesidad de humanizar y conciliar la vida familiar con la vida laboral de los ciudadanos.

Para el PAN, el desarrollo humano, sustentable, consiste, precisamente en estas propuestas en el que las personas tengan un empleo, bajo esquemas que les permitan organizarse de la mejor manera posible para invertir tiempo también en la convivencia familiar.

Los horarios flexibles se comenzaron a usar en los años 70 en Suecia, por la presión de los sindicatos, pero con el tiempo, ambas partes fueron confirmando que hay ganancias positivas para su implementación; este modelo para las relaciones laborales se utilizan diversos países, principalmente en Europa, que es una herramienta que permite a los empleados establecer su jornada laboral sin disminuir sus horarios de trabajo y un plan para mejorar la productividad y el talento humano que consiste en adecuar el horario de entrada y de salida del trabajo de acuerdo a la disposición también del trabajador.

Al darles a los trabajadores la libertad para autogestionar su tiempo, los resultados también se van a ver reflejados en la motivación, en la productividad y en la eficiencia del trabajo, también hay que decirlo, se reduce en gran medida el ausentismo laboral, los permisos médicos y mejora el clima laboral en las empresas, por el lado familiar, los padres se organizan mejor para el cuidado de los hijos y mejorando con ello la calidad de vida de los integrantes.

Y miren, hablo en nombre de hombres y mujeres que han tenido esta complicación y como lo mencionaba en las grandes ciudades, donde el traslado de las personas pueda implicar mucho más de una hora de trayecto, de ida otra hora de regreso y que se van sumando y son horas-vida, horas que también dejan de la convivencia familiar.

Lo hablo por aquellas mujeres y hombres de los municipios más pequeños, en donde invierten cuatro o cinco horas para poder trabajar todos los días, por lo que implica el traslado a otros municipios, en donde se encuentran principalmente las plantas o los parques industriales.

Las ventajas de los horarios flexibles son los siguientes:

Mejoran la calidad de vida de las personas al facilitar la conciliación entre la vida laboral y familiar.

Potencian la corresponsabilidad en el reparto de las tareas domésticas el cuidado de los hijos, y familiares dependientes, favorecen la igualdad entre hombres y mujeres, reduce del ausentismo laboral, aumenta la productividad en la empresa u organización, mejoran el clima laboral, retienen el talento las propias empresas.

Respecto al banco de horas de trabajo, también es llamado cuentas de tiempo trabajado; en este modelo, el tiempo trabajado se acumula y que esto, por ejemplo, en Estados Unidos es muy común, las y los trabajadores pueden disfrutar de un margen de tiempo laboral para poder utilizarlo según sus necesidades familiares o laborales o para situaciones familiares inesperadas.

Con esta medida se acumulan horas de trabajo a favor de la empresa u organización, de forma que esta pueda hacer uso de ellas en casos de emergencia, períodos de mayor producción o temporadas altas en el empleo. Y la flexibilización de estos horarios y el banco de horas son medidas que podrían beneficiar especialmente a las mujeres trabajadoras, pero que al mismo tiempo son quejas de familia.

Según la Organización Internacional del Trabajo, los hogares homoparentales liderados por mujeres enfrentan grandes dificultades para combinar el trabajo doméstico y de cuidado con las actividades remuneradas.

Las trabajadoras que son jefas de familia buscan alternativas que generalmente van en detrimento del cuidado de los hijos, o bien, también van en detrimento del propio trabajo.

Es por ello que la presente iniciativa está pensada y diseñada precisamente para flexibilizar los horarios de las jornadas laborales, que beneficiaría especialmente a las mujeres que trabajan y que al mismo tiempo son responsables de su familia y que en México, según el Inegi, tres de cada 10 hogares están en esa situación.

Por ello, se propone adicionar un párrafo segundo al artículo 58 de la Ley Federal del Trabajo: “para adaptarse a sus necesidades familiares y personales, previo acuerdo con el patrón, el trabajador podrá acordar una jornada flexible para determinar la hora de entrada y salida”.  Una jornada comprimida en la que el trabajador pueda laborar más horas al día a cambio de recibir tiempo libre a la semana y así como la reducción del tiempo de comida para adelantar la salida, son solo algunos ejemplos.

Invito a las y los Senadores de todas las fuerzas políticas que se sumen a esta iniciativa para que dotemos a las madres trabajadoras de mejores condiciones para cumplir su papel de jefas de familia y de madres, pero también esto, si lo consideramos, también es construir seguridad, también es construir las condiciones en donde trabajadoras, trabajadores, encuentren en las jornadas de trabajo una oportunidad no solamente para el desarrollo profesional y económico, sino también la certeza que los horarios de entrada y de salida puedan ser aquellos en donde les mejore la sensación de seguridad, en donde podamos reconstruir el tejido social.

Es cuanto, Presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *