Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al participar en la discusión de un dictamen sobre las demandas de las y los jornaleros indígenas y no indígenas ubicados en la región de San Quintín, municipios de Ensenada

Intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, que exhorta a la titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social a que atienda las demandas de las y los jornaleros indígenas y no indígenas ubicados en la región de San Quintín, municipios de Ensenada, Baja California.

5 de noviembre de 2019

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, que exhorta a la titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social a que atienda las demandas de las y los jornaleros indígenas y no indígenas ubicados en la región de San Quintín, municipios de Ensenada, Baja California

El día de hoy hemos tocado me parece que dos sectores de la población que definitivamente son quizá de los trabajadores con mayores situaciones de pobreza: trabajadoras del hogar y jornaleros agrícolas.

De alguna manera, jornaleros agrícolas, sí hay un reconocimiento a sus derechos laborales, pero desafortunadamente la movilidad que tienen algunos jornaleros agrícolas de un campo a otro campo de cultivo hace que puedan trabajar 25 o 30 años de jornaleros agrícolas y que nunca puedan tener una pensión ni un retiro, porque los patrones muchas veces a lo mejor los dan de alta un rato, luego los dan de baja y ahí van jugando y no se van acumulando las horas de trabajo que requiere un jornalero agrícola.

Entonces creo que tendrá el IMSS que hacer algo similar a lo que está haciendo con trabajadoras del hogar, que reconozca que pueda haber un jornalero agrícola que trabaje dos días en un campo y tres días en otro, entonces se puedan pagar parcialidades por días de trabajo y no necesariamente por semanas completas. Y eso permitiría a los jornaleros de San Quintín realmente mejorar sus condiciones.

Y, por otro lado, sí que haya una supervisión mucho más estricta para que sea obligatorio el dar de alta a los jornaleros agrícolas en el Seguro Social.

Es una tragedia lo que pasa con muchos de ellos, las condiciones en las que viven en los campos agrícolas, siempre hemos hablado de ellas, pero difícilmente se resuelven.

Por supuesto que hay dueños de estos campos agrícolas conscientes, que tienen estancias infantiles, que tienen dispensario médico, que tienen escuelas; hay temas ejemplares, pero desafortunadamente no es la mayoría.

Entonces celebro este punto de acuerdo a la persona que lo presentó.

Muchas gracias.

ooOoo

Etiquetas de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *