Senadora Kenia López Rabadán para referirse a la moción de procedimiento de senadores integrantes del GPPAN

Intervención en tribuna de la senadora Kenia López Rabadán para referirse a la moción de procedimiento de senadores integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional.

 

 

 

 

Versión de la intervención de la senadora Kenia López Rabadán, para referirse a la moción de procedimiento de senadores integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional

Muchas gracias, presidenta.

Muchas gracias por este espacio de debate que se hace necesario y se hace indispensable en el Senado de la República, pero sobre todo se hace necesario a la luz de la transparencia de lo que desafortunadamente ha pasado en este recinto en los últimos días.

Hace seis días, el pasado jueves, nosotros vimos aquí algo que para quienes hemos tenido la oportunidad de ser legisladores con antelación nunca se había vivido.

No hay aquí nadie que pueda decirme que el robo, desaparición o no conteo de dos votos se había dado en este recinto. En ninguna etapa ¿eh? Ni cuando esa mesa la presidía el PRI ni cuando esa Mesa la presidía el PAN ni cuando esa mesa la presidía el PRD.

Fue muy lamentable ver lo que pasó el jueves pasado, porque estamos hablando de un hecho que marca, trastoca, lacera, al Senado de la República.

Es evidente que habíamos 116 senadores y senadoras presentes y solamente se contabilizaron 114 votos.

Y es evidente que los 76 votos que se obtuvieron no respetan el mandato constitucional de dos terceras partes para elegir a la o al presidente de la CNDH.

Se violó la Constitución y el jueves se salió a una conferencia de prensa a continuar respaldando esa violación.

Y el viernes también.

Y el sábado y el domingo y ayer la misma Mesa Directiva de este Senado de la República continuaba con esa argumentación, con todo respeto, falaz. No había, no hubo durante varios días una posición ética y de dignidad, perdónenme, compañeros de la mayoría de Morena.

Lo supieron los medios de comunicación porque contamos aquí mismo con toda la fuente del Senado, con todos los medios de este país, contamos uno a uno los votos.

Lo supieron las organizaciones defensoras de derechos humanos.

Lo supieron los aspirantes, los otros 55 aspirantes a la CNDH.

Lo supo la misma candidata que tentativamente ese día había sido electa.

Lo supo el mundo entero.

Lo supieron las organizaciones internacionales.

Y todavía ayer seguían diciendo que no había habido fraude ni robo.

Perdónenme, con todo respeto es necesario hacer un análisis de lo que ha pasado en estos días, y se hace necesario porque estamos hablando de dos instituciones absolutamente importantes para este país.

El Senado de la República, su ética  y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, su prestigio, lo que ha pasado en estos días ha permitido desnudar desafortunadamente a muchos y a muchas de  este recinto, yo sé, por supuesto que no es fácil  ser gobierno, nosotros mismos en el PAN y los compañeros del PRI lo han vivido, no es fácil ser gobierno, no es fácil tratar de darle respuesta a miles de víctimas, a miles de familiares de los desaparecidos, a miles de personas que buscan a sus hijos, a miles de personas que buscan a sus hijas, a sus mamás o a sus esposas, o quizás a miles de mexicanos que hoy se sienten atrapados en la inseguridad, no es fácil.

Pero la respuesta de buscar una Presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos a modo, no  es lo que México está esperando, no  es lo que la gente necesita, compañeras y compañeros, la Comisión Nacional de Derechos Humanos está basada en su prestigio, en su magistratura moral,  está basada en poder emitir recomendaciones a los  gobernadores, a las autoridades, a los secretarios de Estado, a la misma Presidencia de la República, basada en su prestigio,  ¿por qué estamos esforzados en destruirla? Por qué estamos esforzados en pasar por un procedimiento, desafortunadamente tan desaseado y, además, yo le pediría, compañeras y compañeros, yo le pediría, el Senador de Morena que me antecedió tuvo 14 minutos, por respeto, yo pediría igualdad de circunstancias.

Quiero decirles que la Comisión Nacional de Derechos Humanos hoy nos necesita, hoy necesita a cada una y cada uno de ustedes que en tanto más se deteriore el proceso y en tanto más se deteriore la llegada de un Presidente o Presidenta, verdaderamente autónoma, verdaderamente independiente, en tanto más eso esté deteriorado, más estamos desafortunadamente lastimando la posibilidad de que la CNDH cumpla con su mandato que es promover y garantizar los derechos humanos de los mexicanos.

Yo quiero apelar a los compañeros del partido oficial, esta ciudad de México no se entendería sin la lucha del Senador Martí, el Senador Batres, sin duda ha demostrado que la democratización de la Ciudad de México se hizo gracias a su esfuerzo como oposición, se hizo gracias a su entendimiento de la ética, se hizo gracias a su entendimiento del bien ser.

Yo quiero apelar, por supuesto a los compañeros y compañeras que cada uno de ustedes ha hecho un trabajo local en su estado o en su municipio.

Quiero apelar al Senador Dante Delgado, quiero apelar al senador Osorio Chong, quiero apelar, por supuesto a todos y cada uno de los senadores de mi partido, de mi partido Acción Nacional, a que transparentemos   lo que hoy va a suceder.

Efectivamente, hace un siglo o dos siglos no se verificaba el voto, hoy no se le llama fustigar, se le llama transparencia, hoy los mexicanos exigen transparencia, vamos por supuesto, vamos a reponer el procedimiento y no es una concesión graciosa, no nos están haciendo el favor, hubo una falta clara y pública de dos votos,  yo hoy les digo a todos los compañeros  de la oposición y también a los compañeros del partido oficial, transparentemos nuestro voto, sepamos que cuando nosotros le informemos a la ciudadanía  a  quién estamos apoyando,  simple y sencillamente estaremos actuando con dignidad y respeto a esta institución.

Quiero concluir, senadora presidenta diciéndoles, lo que ha pasado en el Senado va a ser muy difícil, muy difícil que se pueda olvidar por este país.

Pasaron casi cinco días sin poder reconocer un robo público, pasaron casi cinco días sin que nadie de la mayoría quisiera aceptarlo, ojalá y hoy la oposición se comporte a la altura de las circunstancias, ojalá y hoy los mexicanos vean, ojalá y hoy los mexicanos vean con su voto, su nombre y su rostro si van a permitir una CNDH autónoma o van a solapar una CNDH subordinada.

Muchísimas gracias.

–ooOoo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *