Senadora Indira Rosales San Román, al intervenir desde su escaño