Senador Damián Zepeda Vidales, para referirse, desde su escaño, al acuerdo para la votación de la terna de candidaturas a ocupar la titularidad de la CNDH para el periodo 2019-2024

Intervención del senador Damián Zepeda Vidales, para referirse, desde su escaño, al acuerdo para la votación de la terna de candidaturas a ocupar la titularidad de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para el periodo 2019-2024.

Versión de la intervención del senador Damián Zepeda Vidales, para referirse, desde su escaño, al acuerdo para la votación de la terna de candidaturas a ocupar la titularidad de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para el periodo 2019-2024

Gracias, Presidenta.

Estamos ante un tema de la máxima relevancia, la Comisión Nacional de Derechos Humanos es un organismo que se logró después de años, de lucha particularmente de defensores de los derechos humanos en México, y fue avanzando, primero, en el gobierno y, después, hasta lograr una serie de reformas que le dan autonomía e independencia.

Hoy, el objetivo es tener una Comisión Nacional de Derechos Humanos sólida, independiente del gobierno, que no sea subordinada ante el Poder Ejecutivo para que se haga su trabajo, porque las violaciones de derechos humanos, de las cuales protege la Comisión Nacional de Derechos Humanos, provienen principalmente del gobierno, en este caso federal, a ser el órgano federal.

Es precisamente, principalmente, las instancias de seguridad pública, fuerzas armadas y demás quienes llevan a cabo estas violaciones y, por lo tanto, debemos garantizar que esté ahí una persona idónea que garantice su autonomía y su independencia, eso es lo que estamos buscando y lo hemos dicho claro con nuestro voto.

Lastimosamente, el partido en el gobierno insiste con un perfil que les anticipamos que no va a lograr la mayoría que se requiere porque no garantiza esa independencia y autonomía.

Se hizo un procedimiento distinto a como se había venido acostumbrando, se votaba una terna hasta en tres ocasiones y decidieron darle un tiempo más. Se entendió, sí, cómo no, era el jueves, y se entendió que la tercera ocasión, en la misma terna, se pidió comprensión, que se votara en otros días para buscar el consenso; pero no hay una búsqueda de consenso, hay una búsqueda de lograr a como dé lugar los votos para imponer la voluntad del Ejecutivo Federal, eso es lo que hay.

No hay un intento de apertura, se les ha dicho claro, no va a funcionar que esté ahí una subordinada del gobierno federal, si se abren a otras posibilidades, como ya lo ha mostrado la oposición con cualquiera de los otros dos perfiles, se puede lograr el consenso y hoy mismo lo pudiéramos lograr; o bien agotemos el procedimiento y busquemos un perfil adecuado dentro de los más de 50 perfiles que fueron registrados, pero lo que no es válido es no querer hacer el trabajo que por ley nos corresponde.

Hay  un procedimiento oficial, hay una norma, votemos la terna y que el Pleno del Senado determine si alguno de ellos logra el consenso y si no vayamos a la Comisión de Derechos Humanos, como yo escuché a tantos defender en el debate que se dio y encontremos el consenso dentro de esos mismos que vienen en la terna o alguno más, lo que no se vale es injustificadamente querer patear el bote, no lo merece la Comisión Nacional de Derechos Humanos y no lo merece nuestro país, aquí está la voluntad para lograr un perfil, pero la condición es que sea autónomo y que sea independiente, no tenemos nada contra las personas, pero la Comisión Nacional de Derechos Humanos no es una oficina del gobierno federal.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *