Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, para referirse a un dictamen en materia de etiquetado de alimentos

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, para referirse a un dictamen por el que se por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud.

 

 

Bueno, a mí me parece que, por supuesto que todos estamos a favor de la salud de los mexicanos, sobre todo de las niñas y los niños; su servidora tuvo la oportunidad de representar al Senado en el Parlamento Contra el Hambre y la Malnutrición en Madrid, y ahí conocí el etiquetado chileno.

A partir de ese momento me di a la tarea de hacer toda una investigación sobre este tema y presenté una iniciativa mucho más amplia que la que hoy vamos a votar, porque la mala noticia que tengo y seguramente las ONG’s lo saben, la iniciativa de hoy, renunciamos a la posibilidad de legislar en este tema y mandamos toda una Norma; realmente lo único, podríamos hoy, sin la ley, hacer esa Norma, de hecho ya hasta fue publicada la Norma previa, qué bueno que quede en la ley, pero quedan muchos pendientes en la ley.

Yo hablaba con el doctor Navarro de la necesidad de seguir trabajando. Miren, como delegada me tocó ver tres generaciones de bebederos de agua y ninguno funcionaba, cada gobierno saca su proyecto, pero nadie se preocupa por el mantenimiento de estos bebederos; entonces ahí está la serie uno, de bebederos, la serie dos, la serie tres, pero no hay recursos para darles mantenimiento.

El tema también es todo lo que se vende fuera de las escuelas, porque hay una Norma, y por qué no hablar de la torta de chilaquiles de la Condesa que es famosísima, o yo en otros países he visto que viene cuántas calorías tiene cada alimento y entonces tú puedes seleccionar, si quieres, una hamburguesa de 400 calorías o de mil 500 calorías.

Entonces yo lo único que quisiera decir es, por supuesto que estoy de acuerdo con el etiquetado, pero sí hay que precisar muy bien la Norma, porque, miren, con el etiquetado la leche Light va a tener cuatro sellos de acuerdo a la norma que se publicó hoy y que leí con mucho cuidado, algo en sodio, alto en edulcorantes, grasas saturadas y azúcares; un vaso de 250 mililitros más o menos de leche Light tendría 105 calorías, y una gente que vea un refresco normal y solo le vea dos sellos, porque va a decir exceso de calorías y exceso de azúcares y tiene 102 calorías, pues va a preferir tomarse este refresco en luchar de la leche.

Creo que la Norma sí tiene que valorar el contenido nutricional de los alimentos, no solo puede decir tiene dos sellos o cuatro sellos. Esto se hace por ejemplo en Francia, en Francia se hace un equilibrio entre el contenido nutricional y entre estos componentes.

Yo no estoy de contra de la ley, porque aquí pareciera que aquel que diga algo. No, yo estoy a favor de que se haga bien.

Estas galletas de avena sin azúcar tienen tres sellos y estas galletas de avena tendrían dos sellos. Entonces, es muy probable que la gente no pueda diferenciar y piense que esto es más sano que esto, y no necesariamente.

Necesitamos hacer una Norma, porque nosotros, como en la ley, estamos renunciando a poner esto en la ley, pero realmente la ley no dice gran cosa más que se haga un nuevo etiquetado, todo se lo mandamos a la Norma, de hecho, yo voy a presentar una reserva para que no renunciemos a la posibilidad de legislar, sino que lo pongamos en la ley este nuevo etiquetado.

Y también aquí traigo otro ejemplo de avena sin azúcar y avena con azúcar, las dos tienen tres sellos, pero por supuesto que es mejor que se tome avena sin azúcar.

Entonces lo que yo propongo es que no nos vayamos con la finta de que esto va a resolver el problema de la obesidad, por supuesto que no.

Hoy en la mañana Josefina nos trajo un pan de muerto relleno de nata, ella no se lo comió, a todas. Y sí tendríamos que analizar también otros alimentos.

Yo no quiero decir que la industria tenga toda la culpa ni que sean unos santos, pero finalmente yo estoy a favor de la reformulación.

¿Qué significa la reformulación? Por ejemplo, en otros países han eliminado el azúcar de alimentos de niños.

Mi preocupación es que con esto la industria deje de reformular que no sería algo positivo y se requiere muchísimo dinero para reformular.

La gran solución, por ejemplo, es que el refresco que tanto les encanta a los mexicanos sepa igual, pero que tenga menos calorías, y eso requiere toda una investigación.

Creo que esta ley como está no motiva la reformulación de productos, y eso es lo que tendríamos que buscar, en el fondo, para realmente reducir el consumo calórico.

El otro tema es la educación, tenemos que aprender a comer; por qué en Francia que hay la misma industria, ustedes entran a un súper, hay los mismos productos, la gente es menos obesa; porque hace muchos años se metió en las escuelas un nutriólogo y entonces se educa a los niños a comer.

Yo lo que propongo es que no renunciemos en la etapa de educación y también a la parte de ejercitación, soy una impulsora de la bicicleta, llegué a Santa Fe en 40 minutos y tendríamos que propiciar políticas de movilidad caminando y en bicicleta.

Muchas gracias.

ooOoo

Etiquetas de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *