Senador Raúl Paz Alonzo, para presentar punto de acuerdo en materia de descargas de aguas residuales en cuerpos receptores propiedad de la nación

Intervención en tribuna del senador Raúl Paz Alonzo, para presentar punto de acuerdo por el que se exhorta a las secretarías de Economía y a la de Medio Ambiente y Recursos Naturales; así como a la Comisión Nacional del Agua a dar celeridad a la publicación del PROY-NOM-001-SEMARNAT-2017, que establece los límites permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en cuerpos receptores propiedad de la nación.

 

Versión de la intervención en tribuna del senador Raúl Paz Alonzo, para presentar punto de acuerdo por el que se exhorta a las secretarías de Economía y a la de Medio Ambiente y Recursos Naturales; así como a la Comisión Nacional del Agua a dar celeridad a la publicación del PROY-NOM-001-SEMARNAT-2017, que establece los límites permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en cuerpos receptores propiedad de la nación

Gracias, Presidente.

Con su venia.

Compañeras y compañeros Senadores:

Sin agua no hay vida y este es el recurso natural más valioso que tenemos, no cuidar su calidad y tolerar su contaminación es atentar contra nuestra propia subsistencia como especie humana y asimismo estaríamos condenados a cualquier proceso económico de largo plazo en el país o en el mundo.

Como Presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos y como yucateco, preocupado y ocupado por la contaminación severa que viven nuestros cuerpos de agua, hoy presento ante este Pleno, un punto de acuerdo en el cual se hace un exhorto a la Secretaría de Economía, a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Comisión Nacional del Agua, para que expida lo antes posible la actualización de la Norma Oficial Mexicana 001.

Esta norma, para quienes no la conocen, establece los límites permisibles de los contaminantes en las descargas de aguas residuales en los cuerpos receptores, propiedad de la nación.

Las normas oficiales deben revisarse cada 5 años por ley, en este caso, aunque no lo crean, han pasado más de 20 años sin que se actualice esta norma.

Para que dimensionemos el tamaño del problema, desde hace más de 20 años que día a día se está descargando aguas residuales en ríos, mares, cuencas y demás depósitos, corrientes de agua, incluyendo las aguas del subsuelo, usando parámetros obsoletos que se establecieron desde 1997.

Qué proceso productivo no ha cambiado desde 1997, estamos hablando de más de 20 años de contaminación impune, no es sorpresa que tengamos niveles de contaminación críticos en nuestros cuerpos de agua, que es una situación alarmante y que debe resolverse ya.

Para actualizar estos 20 años perdidos es urgente que esta norma ambiental:

Primero. Eleve el monto de los derechos por descarga, de agua residuales.

Segundo. Aumente el número de parámetros de contaminantes dependiendo de la actividad de cada generador.

Tercero. Establezca incentivos para que el tratamiento y el rehúso del agua sea una práctica mayor de cada uno de los usuarios.

Cuarto. Incluya nuevos tipos de contaminantes, como los microplásticos e hidrocarburos, entre otros.

Hay pruebas científicas que con lo que está pasando con los microplásticos hoy nos comemos casi una tarjeta de crédito una semana con la contaminación que existe, sobre todo en los mares.

Y otro, y el más importante, que exista cero tolerancias hacia los contaminadores.

Pedimos que sigan los más altos criterios internacionales y se considere el protocolo relativo a la contaminación procedente de fuentes y actividades terrestres, que fija una protección especial para aguas que contienen arrecifes de coral, manglares, zonas críticas para la reproducción, cría y alimentación de la vida acuática y terrestre, así como aguas utilizadas para la recreación, que son particularmente sensibles al impacto de las aguas residuales domésticas.

Como segundo eje de este punto de acuerdo, se exhorta a las autoridades mencionadas para que en la norma mexicana que nos ocupa se reconozca la importancia de los humedales y cenotes, se fortalezca el concepto de los suelos kársticos y se fijen condiciones particulares de descargas más estrictas para esto.

El sistema kárstico de los cenotes es sumamente vulnerable a la contaminación generada por descargas.

Debido a su gran interconectividad y al rápido desplazamiento de los contaminantes, contaminar un cenote implica contaminar todo un sistema de cenotes, ya que son una vía directa al acuífero, en la península de Yucatán, hay una red de suelos kársticos que abarca aproximadamente 165 mil kilómetros cuadrados, incluidos Belice y Guatemala, aquí tenemos uno de los mayores recursos y reservas de recursos de agua dulce más grandes del mundo y, sin duda, el más grande del país.

Como yucateco, soy testigo del deterioro y la contaminación evidente de los cenotes y humedales de la península de Yucatán, parece que ya nos resignamos a ver industrias que creen que tienen licencia para contaminar, me rehúso a aceptar que nos sigamos haciendo de la vista gorda en un tema tan importante para el futuro del país, que debe ponerse en orden lo antes posible.

Por todos estos argumentos, les pido su apoyo a este punto de acuerdo, cada día que pasa sin que se expida esta norma se está sacrificando la salud de los cuerpos de agua de México.

No podemos perder más tiempo, es mucho el deterioro causado por esta omisión y falta actualización de la norma.

¿Qué puede ser más importante que asegurar la calidad de un elemento como el agua, de la cual depende nuestra vida?

Recordemos que sin azul no hay verde, sin agua no hay vida ni desarrollo, en el agua empezó a vida que hoy conocemos y si seguimos sin cuidarla, en el agua también puede terminar.

Es cuanto, Presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *