Senador Gustavo Madero Muñoz, al participar en la discusión de un punto de acuerdo para solicitar la comparecencia del secretario Alfonso Durazo

Intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, al participar en la discusión de un punto de acuerdo para solicitar la comparecencia del secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño.

 

 

Estoy preocupado por la pérdida de reflejos sociales, de nuestra capacidad de indignación, de acostumbrarnos a la tragedia, al crimen como lo ordinario, a naturalizar.

31 de enero, comando armado ataca a elementos de la fuerza civil.

9 marzo, comanda armado ataca un bar, 15 muertos.

20 de abril, comando armado ataca salón de fiestas, 13 muertos.

27 de agosto, comando armado ataca centro nocturno, 28 muertos.

2 de septiembre, comando armado ataca central de autobuses, cinco muertos.

14 de octubre, Aguililla, policías emboscados, 14 policías muertos.

15 de octubre, Iguala, 14 presuntos atacantes y un militar perecieron.

17 de octubre, Amozoc, comando armado ataque en baile privado, tres muertos, ocho heridos.

17 de octubre, comando armado ataca la ciudad de Culiacán.

21 de octubre, Catemaco, comando armado ataca un bar, dos muertos.

No se admite que este será el año más violento de la historia de este país; no se admite, igual que no se admite que tampoco estamos creciendo y se tiene una tendencia a negar todos estos datos y se dice que vamos bien.

El sentimiento que queda en la gente del pueblo es de zozobra, desesperanza, frustración y el no saber ya qué sigue, qué esperar.

La polarización, un fantasma que recorre nuestro país, porque nos está dividiendo, está borrando en nosotros y está construyendo dos torres, la de ustedes y la de nosotros.

Esa diferencia, este abismo que existe entre los buenos y los malos, está fracturando a la sociedad.

Ya basta de dividirnos, todos tenemos derecho a opinar y defender nuestro punto de vista, todos queremos un México próspero, todos queremos un México seguro.

Es falso, Presidente, plantear el dilema como usted lo plantea; la disyuntiva no era salvar 200 vidas contra atrapar a un capo.

Igualmente, tampoco era la pregunta si era bueno aceptar el amago del Presidente Trump o entrar en una guerra comercial. La pregunta en ambos casos es: ¿Por qué llegamos hasta ahí?

¿No fue, en el caso del Presidente Trump, por su fallida declaración de abrir unilateralmente a la migración y después se tuvo que convertir la Guardia Nacional en la migra de los Estados Unidos?

¿No fue, Presidente?

No es la pregunta si era mejor salvar 200 vidas, la pregunta, la real, la verdadera pregunta es: ¿Por qué las pusieron en riesgo?

Los opinólogos debaten que, si éste va a ser el Ayotzinapa, de Andrés Manuel López Obrador. Yo no lo creo, estoy seguro que no, su capacidad de manipulación narrativa y populista ya le permitieron solapar con impunidad 135 muertos en Tlahuelilpan y no pasó nada; 18 días de bloqueos del ferrocarril en Yurécuaro, Michoacán, y no pasó nada; 92 choferes secuestrados una semana y no pasa nada.

El teflón sí funciona, la complacencia, el populismo, que confunde popularidad con capacidad de resolver problemas.

Será popular, pero es incapaz de resolver estos problemas de México.

Piensen nada más si cualquiera de estos problemas los hubiera tenido cualquier Presidente en sexenios recientes, la opinión pública estaría exigiendo soluciones y respuestas.

Pero la duda más fuerte es: ¿Ya le tomaron la medida al Presidente Andrés Manuel?

Después de doblegarse ante la CNTE, ante los normalistas, ante Trump, ante el narco, ¿será ahora el incentivo el chantaje a la amenaza, sabiendo que nunca va a tomar ninguna medida?

¿Qué nos esperan en estos mil 866 días que le restan a su administración?

¿Cómo queda la moral de las Fuerzas Armadas, de la Guardia Nacional?

¿Quién va a querer participar en operativos, rondines, después de la emboscada de la Aguililla o en la reculada en Culiacán?

AMLO hoy en la mañanera dijo que estaba dispuesto a comparecer. Yo lo invito a que comparezca al Senado de la República y aclare todas estas dudas que surgen sobre sus contradicciones y la opacidad de lo que pasó en Culiacán.

Puse en el Twitter: ¿Qué le preguntarías tú al Presidente? Y lo que me dicen es: ¿Por qué, si se reúne todas las mañanas en el Gabinete de Seguridad, no estaba enterado de un operativo de tal magnitud?

¿Cuál es la razón por la que el secretario de Seguridad saliera a dar una declaración que hoy sabemos que es falsa?

¿Quién dio la orden de este operativo?

¿Qué consecuencias habrá para el responsable?

¿Qué fue realmente lo que pasó?

¿Por qué se le trata como criminal al empresario y al narcotraficante no?

¿Qué día se hará responsable de lo que pasa durante su Presidencia?

El Presidente Senador Salomón Jara Cruz: Concluya, por favor, Senador.

El Senador Gustavo Enrique Madero Muñoz: Sí, concluyo.

La súplica, el rezo es que pueda haber un reconocimiento de que no está funcionando la estrategia de seguridad ni la estrategia de crecimiento económico y que se requieren cambios, con generosidad y con humildad, para poder juntos sacar este país adelante.

Yo le pregunto, señor Presidente, de los 194 países que hay en el mundo, ¿cuál país me diría que ha salido adelante, que ha superado los problemas del narcotráfico, inseguridad generalizada, con las medidas que usted propone, renunciando a ejercer su responsabilidad?

Es cuanto, Presidente.

Muchas gracias.

–ooOoo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *