Senadora Minerva Hernández Ramos, durante la presentación del Índice Estatal de Capacidades para el Desarrollo Social (IDES 2019)

10 de septiembre de 2019

Versión de la intervención de la senadora Minerva Hernández Ramos, durante la presentación del Índice Estatal de Capacidades para el Desarrollo Social (IDES 2019) 


 

Muy buenos días.

Les doy la más cordial bienvenida al recinto legislativo del Senado de la República, sede del pacto federal mexicano, que el día de hoy se viste de gala con la presencia de nuestros invitados especiales con los que comparto este presídium y de todos y cada uno de ustedes.

Agradezco la presencia del gobernador de Guanajuato, Diego Sinhúe, gracias por estar aquí; de la Doctora Annabelle Sulmont, coordinadora del Proyecto de Políticas Públicas con enfoque de Desarrollo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Saludo con gusto al Doctor José Nabor Cruz Marcelo, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Nos acompaña la senadora Josefina Vázquez Mota, presidenta de la Comisión de la niñez, y nos acompaña, desde luego, el licenciado Alfredo Elizondo, coordinador general de GESOC, Agencia para el Desarrollo, A.C.

Agradezco a todos ustedes que el día de hoy nos acompañan mostrando su interés en conocer cuáles han sido los hallazgos y los resultados que se desprenden de esta edición 2019 de este Índice de Estatal de Capacidades para el Desarrollo Social.

Debo agradecer, especialmente, la presencia de los representantes de diversos organismos de la sociedad civil, de asesores y equipo técnico de las y los senadores, del público y de los medios de comunicación que en esta mañana nos acompañan aquí.

Para mí es un honor comenzar el segundo año de esta 64 Legislatura teniendo la oportunidad de colaborar en la presentación del Índice Estatal de Capacidades para el Desarrollo 2019, porque además de que se trata de un ejercicio de investigación que anualmente realiza GESOC, el Senado de la República vuelve a ser sede es un entusiasmo importante.

A mis amigos de GESOC les reitero mi compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas, y mi completo apoyo y respaldo en el ejercicio de investigaciones como la que hoy nos ocupa, que hace un análisis serio e independiente respecto a la evolución de la política de desarrollo social en las entidades federativas.

Espero que al igual que en el año pasado, este 2019 también podamos hacer una presentación allá en mi tierra, Tlaxcala, respecto a la implementación de políticas de desarrollo social que sean efectivas, abiertas y participativas, pues se trata de insumos que resultan valiosos para el quehacer legislativo de las y los diputados del Congreso del estado.

Es interesante mostrarles cómo GESOC construye este índice, porque estamos hablando de que Alfredo y el equipo de GESOC no son funcionarios públicos ni tienen toda la información ni herramientas de las que disponen organismos como el Inegi o como el Coneval que hoy nos hace el honor de acompañarnos por conducto de su secretario ejecutivo, el doctor Cruz Marcelo.

Lo que hace GESOC es tomar la información que está disponible en fuentes oficiales, y eso nos da una clara muestra de la relevancia que tiene el derecho de acceso a la información pública, el cumplimiento del principio de máxima publicidad por parte de los sujetos obligados y, también hay que decirlo, de la importancia que tiene que los gobiernos de los tres niveles faciliten la información a la ciudadanía, esto es, que no sólo lo publiquen oportunamente en el diario oficial, las gacetas o los bandos, sino que también dicha información pueda estar disponible en forma completa en sus sitios de internet.

Ya teniendo esta información, el IDES analiza cuál es la capacidad institucional que tienen las 32 entidades federativas; elabora una tipología de capacidades, una clasificación de cinco niveles de acuerdo con el desarrollo de capacidades mostrada desde lo óptimo hasta lo escaso; finalmente, el IDES permite la individualización de su información a través de los reportes que se elaboran por cada entidad federativa, donde además de establecer cuáles las principales fortalezas y debilidades de cada entidad, también se proponen un conjunto de recomendaciones concretas y realizables para la mejora de sus capacidades de desarrollo social.

Quiero citar una de las premisas de este Índice con la que concuerdo plenamente: si analizamos el presupuesto que en los últimos años los estados destinan al desarrollo social, observamos un incremento de los recursos destinados a los programas sociales, sin que este esfuerzo se vea reflejado en disminuciones sustantivas en los niveles de pobreza de la población, es una paradoja.

En la Legislatura pasada que estuve en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, insistía e insistía con este tema: gastamos mucho, pero gastamos mal.

La llegada del paquete económico para 2020 y la orientación que se le quiere dar al gasto, desde mi consideración, son una clara muestra de que seguimos con el vicio de ponerle dinero bueno al malo (inaudible) optima aplicación del gasto.

Así que necesitamos entender que el presupuesto público es la mejor herramienta de redistribución de la riqueza con la que cuentan los gobiernos. Al ser limitados los recursos públicos, la asignación debe atender las prioridades más demandantes, siendo necesario señalar que los gobiernos estatales y municipales son los que terminan ejerciendo, aproximadamente uno de cada tres pesos del presupuesto federal.

Por eso señalaba la importancia que tienen los hallazgos y resultados del Índice Estatal de Capacidades para el Desarrollo Social en el quehacer legislativo; es necesario que los estudios, las investigaciones, los análisis, etc. que se hacen desde la sociedad civil organizada puedan ser considerados para la asignación presupuestal puesto que nos muestran una fotografía muy nítida de cuáles son los aspectos en que requiere ampliarse la conducción de los recursos y mejorarse la gestión gubernamental.

Nuevamente, agradezco a todos su participación y asistencia y le cedo al uso de la voz a Don Alfredo Elizondo, Coordinador General de GESOC, Agencia para el Desarrollo, a fin de que pueda exponernos los hallazgos en este año.

Muchísimas gracias.

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *