Senadora Josefina Vázquez Mota, para fundamentar los dos dictámenes de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia

Intervención en tribuna de la senadora Josefina Vázquez Mota, para fundamentar los dos dictámenes de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia.

 

12 de septiembre de 2019

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Josefina Vázquez Mota, para fundamentar los dos dictámenes de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia

Gracias, Presidenta.

Muy buenas tardes.

Quiero agradecer, con su permiso, Presidenta, a la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, ya que me permito poner a su consideración dos puntos de acuerdo.

El primero es un exhorto respetuoso al Ejecutivo Federal para enviar al Senado un informe sobre las acciones, programas y políticas públicas que implementarán para la protección de la familia en su programa de gobierno.

El segundo, para que el Ejecutivo Federal implemente programas sociales, políticas públicas y acciones eficaces y eficientes que garanticen el interés superior de niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados.

Respecto al primero, sabemos que la familia es la célula principal de la sociedad, es donde se aprenden valores y la práctica de estos constituye la base para el desarrollo y progreso de nuestra sociedad es, quizás, el único espacio donde la gran mayoría nos sentimos confiados y plenos.

A nivel nacional, según en la Encuesta Intercensal publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía 2016, tenemos más de 32 millones de hogares y es tarea de todas y todos fortalecer a cada uno de ellos como la principal forma para alcanzar un verdadero desarrollo.

Quiero hacer una precisión, para que en el presente dictamen se incorpore y se entienda el concepto de familia de acuerdo a los términos de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Respecto al segundo dictamen, hago mención sobre la dolorosa situación que atraviesan los menores no acompañados y que ha sido ya tratada por otras Senadoras y Senadores en esta tribuna, y también las familias en este proceso de migración.

Los menores no acompañados buscan llegar a Estados Unidos, con la intención de reunificación familiar y muchas veces escapando de la violencia e incluso de la muerte.

Este año 2019 se convertirá en el año en que más menores no acompañados han sido registrados, hasta el mes de julio se han detectado a casi 67 mil. Esto es, casi 40 % más que en el año 2018.

De acuerdo con Unicef, en el año 2018 hubo más de 10 mil niñas, niños y adolescentes mexicanos que fueron repatriados desde Estados Unidos, cerca del 90 % de estos casos son adolescentes que viajaban solos.

Creo que, si reflexionamos por unos minutos lo que significa para una niña, un niño, un adolescente transitar solo territorios tan largos, con tantos riesgos, con tanta vulnerabilidad no podemos más que acompañarlos desde la tarea que nos toca hoy desde el Senado y como Poder Legislativo.

Sabemos que la mayoría de ellos procede del Triángulo, llamado Triángulo Norte de Centroamérica y que esto va más allá de una labor meramente humanitaria, tiene que ver con derechos, tiene que ver con su salvaguarda, tiene que ver con el interés superior.

Haciendo un resumen, reiteraría que el primero es un exhorto respetuoso para enviar al Senado un informe por parte del Ejecutivo Federal.

Y el segundo para acompañar, de mejor manera, a niñas, niños y adolescentes que hoy están caminando solos a lo largo y ancho de nuestro territorio.

Permítanme concluir citando a Julia, una adolescente que tuvo que huir de su país y que se encontraba en un albergue en Tapachula, Chiapas, y cito textual a Julia: “Nosotros los migrantes no solo morimos y somos mutilados. No solo somos baleados y macheteados; las cicatrices de nuestro viaje no solo quedan en nuestros cuerpos, estamos siempre escondidos, temerosos y con la incertidumbre de no saber si el siguiente paso será un paso en falso, de no saber dónde aparecerá la Migra, el asaltante, el coyote o los violadores”.

Por eso invito a todas las Senadoras y a todos los Senadores a acompañarnos en estos exhortos a la Comisión de la Niñez y la Adolescencia.

Es cuanto, Presidenta, gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *