Senadora Guadalupe Murguía Gutiérrez, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Educación y de Estudios Legislativos Segunda

Intervención de la senadora Guadalupe Murguía Gutiérrez, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Educación y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se expide la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

Versión de la intervención de la senadora Guadalupe Murguía Gutiérrez, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Educación y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se expide la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros

Con su permiso, señora Presidenta.

Compañeras senadoras, compañeros senadores:

La reforma constitucional en materia de educación, ustedes se recordarán, fue publicada el 15 de mayo pasado, y tiene textualmente como premisas el interés superior de las niñas, niños, adolescentes, la rectoría del Estado en materia de educación, y el compromiso con la excelencia educativa.

Sin embargo, la minuta de la Ley del Sistema de la Carrera de las Maestras y de los Maestros contraviene estos principios y premisas señalados específicamente en el artículo 3º, ya que se pretende regresar al otorgamiento directo, automático, discrecional de las plazas, promociones y reconocimientos a los docentes.

El Gobierno Federal cede ante las presiones de los grupos sindicales en perjuicio de 32 millones de mexicanos integrantes del sector educativo en todos sus niveles.

Esto es un claro retroceso de por lo menos treinta años en materia de educación, ya que prevalece este régimen corporativista, poco transparente y discrecional en la asignación de las plazas.

La pretendida excelencia de la educación se pone en riesgo con esta Ley General del Sistema de la Carrera de las Maestras y de los Maestros al hacer la asignación automática, directa de plazas a los egresados de las normales, de la UPN, de los centros de actualización magisterial sin ningún proceso de selección, sin evaluación de sus capacidades, ni de sus habilidades.

Finalmente, el artículo 3º establece como criterio para la admisión, promoción y reconocimiento el que éste se lleve a cabo a través de procesos de selección en los que se concurra en igualdad de condiciones y en los que se tomarán en cuenta los conocimientos y aptitudes necesarias para el aprendizaje y desarrollo.

Sin embargo, el artículo 35 de la Ley del Sistema de la Carrera de las Maestras y de los Maestros contraviene el principio de igualdad consignado en la Constitución.

Asimismo, la ley establece…

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Un momento, Senadora.

Por favor, les ruego a las Senadoras y a los Senadores que si quieren tomarse sus fotos lo hagan con menos ruido y poniendo atención a la oradora, por favor.

Senadora, por favor, continúe.

Por favor, permítanos que la oradora continúe con su posicionamiento.

Por favor, senadora Lupita Murguía, adelante.

La Senadora María Guadalupe Murguía Gutiérrez: Gracias.

Gracias, Presidenta.

Continúo con mucho gusto.

Asimismo, esta ley establece que para la promoción y reconocimiento que se haga al personal docente se hará a través de una mesa tripartita. Esta mesa tripartita era la Comisión Mixta, que desde hace 30 años venía operando, que permitía a los sindicatos tener el sistema, el control del sistema de la carrera de los maestros y de las maestras.

La reforma constitucional señala reiteradamente y sus leyes secundarias el interés superior de las niñas, niños, adolescentes, la rectoría de la educación por parte del Estado, la educación de excelencia, pero estas prioridades no se ven reflejadas en el presupuesto educativo previsto en el Presupuesto de Egresos de la Federación, que sólo considera para el sector educativo un incremento del 1.8, muy por debajo del índice inflacionario del 3.8; es decir, este año, quisiera decir, el próximo año se asignará a la educación en su conjunto, en términos reales, menos recursos que los que fueron destinados en el Presupuesto para este año.

Recordemos que una prioridad que no se refleja en el Presupuesto es sólo una buena intención o es demagogia.

Por lo anterior ratificamos el rechazo que hemos venido expresando al paquete de leyes en materia de educación y concretamente por ser el turno de esta ley, la Ley de la Carrera de las Maestras y de los Maestros, por considerar un error mayúsculo, dejar en manos de las organizaciones sindicales la rectoría y la calidad de la educación.

Gracias.

 

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *