Senador Mauricio Kuri González, durante la discusión de un dictamen por el que se expide la Ley General de Educación y se abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa

 

Versión de la intervención en tribuna del senador Mauricio Kuri González, durante la discusión de un dictamen por el que se expide la Ley General de Educación y se abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa

Con su permiso, presidenta. Con el permiso de todos mis compañeras y compañeros senadores.

En el 2018 se habían comprometido a que no se iba a mentir, a que se iba a combatir la corrupción y a que no se iba a robar, pero realmente nos han estado engañando.

Hay muchas formas que haya corrupción, en la empresa, por ejemplo, cuando una persona va y le pagas por algo para que haga y no lo hace es corrupción y es no ser honesto.

Y aquí lo que hemos visto es que este gobierno lo que ha hecho durante este tiempo es decirle a un grupo de maestros del sindicato que, como lo apoyaron para la campaña política del año pasado, tenía que pagarle eso quitando la reforma educativa.

Yo estoy convencido que teníamos una reforma educativa que se podía arreglar muy bien, que era muy perfectible, pero que habíamos dado un pequeñísimo paso en el año 2013 para dar la calidad educativa a nuestros hijos.

Si queremos bajar esta desigualdad tan grande que tiene nuestro país, hay que apostarle a la educación, hay que apostarle a la competitividad, con maestros bien evaluados.

Por mucho que me digan que los maestros están bien evaluados, el hecho de no poder hacerles periódicamente exámenes para que puedan ingresar a dar clases a nuestros hijos, estamos viendo que lo que no se mide no se puede mejorar.

El crecimiento económico del país tiene que ir de la mano junto con el crecimiento de la educación de nuestro país.

Necesitamos apostarle mucho más a la educación y estamos mal en educación no de ahorita, sería injusto decir que estamos mal por un año de gobierno de Morena, tenemos grandes, grandes problemas desde hace muchos años y no por un tema de recursos, el país ha dado una gran cantidad de recursos para los maestros y las escuelas que tenemos en nuestro país, sin embargo, no ha sido suficiente y nos están ganando las otras economías, nos están ganando porque son más productivos, porque son más capaces.

Estoy convencido que en este país lo que se necesita es buscar el mérito y no, y no la dádiva. Lo que ocupamos es el mérito, poder tener la posibilidad de que nuestros jóvenes, nuestros niños tengan la posibilidad de una educación de calidad.

Nuestro país va a dejar esta gran diferencia que tenemos entre los que tienen y los que no tienen cuando podamos, todos lo que estamos acá, sea mucho mejor para nosotros mandar a nuestros hijos a una escuela pública que a una escuela privada.

Este doble discurso que se dice que hay que apoyar a la escuela pública, pero mandamos a nuestros hijos a las escuelas privadas nos dice verdaderamente el nivel de educación que tenemos en las escuelas públicas.

Por eso hay que apostarle a los que menos tienen y para bajar esta desigualdad que tenemos en el país apostemos a la calidad de educativa.

Es cuanto, presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *