Senador Erandi Bermúdez Méndez, al presentar reservas a un dictamen de las comisiones unidas de Educación y de Estudios Legislativos Segunda

25 de septiembre de 2019

Versión de la intervención del senador Erandi Bermúdez Méndez, al presentar reservas a un dictamen de las comisiones unidas de Educación y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se expide la Ley General de Educación y se abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa

Compañeras y compañeros senadores, el día de hoy ha sido un día muy largo, donde hemos estado discutiendo todas estas reservas que consideramos deben ser consideradas en esta ley. Y también hemos explicado los motivos por los cuales hemos votado en contra, y que diferimos de lo que han presentado el grupo mayoritario y sus aliados.

Déjenme empezar a comentarles que orgullosamente estudié mi educación primaria, secundaria y preparatoria en educación pública. Orgullosamente en educación pública y hoy quiero dar un reconocimiento desde esta tribuna a todos esos maestros que me ayudaron a esta formación y que hoy esté aquí parado frente a ustedes en el Senado de la República.

Hoy quiero darle las gracias a la maestra Josefina, a Ana Luisa, a la maestra Filomena, al maestro Cuco, al maestro Hurtado, al maestro Latorre, a todos mis maestros, que contribuyeron, al maestro Chava, a todos los que contribuyeron algo en esta educación hacia un servidor. Pero también quiero decirles que soy congruente, mi hija, que probablemente me está viendo y que tiene nueve años, estudia en una escuela pública.

Creo en el sistema público, creo en el sistema público.

Y hace rato escuchaba que dijeran quién sí estudia en escuela pública o no, porque déjenme decirles que después de esto lo que me preocupa, fíjense nada más lo que les voy a decir, es que podamos abrir una brecha entre el que menos tiene y el que más puede; el que pueda mandar a sus hijos a una escuela privada porque en la escuela privada les van a dar herramientas que desgraciadamente en la escuela pública, por falta de recursos, por falta de infraestructura, por muchas otras cosas, no se les da.

¿Y saben qué vamos a hacer? A seguir abriendo esa brecha entre el que menos tiene y el que más tiene. Y es muy preocupante, compañeras y compañeros, seríamos el único país de los países desarrollados, que yo aspiro a estar ahí, yo quiero estar ahí, en ese país, porque aquí viven mis hijas, de las cuales me siento muy orgulloso y espero que se sientan orgullosas de su padres, que ellas vivan en ese mundo que probablemente no tuvimos todos nosotros y que por eso probablemente Morena está con esta posición, y el PRI está con otra posición, y nosotros, el PAN, estamos en otra posición.

Cada quien tenemos una verdad que contar, nada más déjenme decirles algo: afortunadamente no existen verdades absolutas y aquel que diga que tiene una verdad absoluta, me da pena decirle, va a morir en la frustración.

Es por eso que les digo, compañeras y compañeros, que escuchen. Ayer el Senador Mancera, en la Comisión, lo dijo reiteradamente, y con todo respeto saludo al Presidente de la Comisión de Educación, al Senador Moya, que es mi amigo y que el Senador Mancera, en la muy larga discusión, donde estuvimos Senadoras y Senadores debatiendo y compartiendo puntos de vista, podemos estar mal, pero reconozcan que también ustedes pueden estar mal, el problema es que creamos que tenemos esa verdad.

El senador Mancera decía: “oigan, ¿y vale la pena desgastarnos para que nos puedan aceptar las reservas?” Y recuerdo que se escuchó un silencio sepulcral en las comisiones, porque a pregunta expresa del Senador Mancera no se le dijo. Y me gustó mucho lo que dijo también mi amigo, el Senador Salgado Macedonio, que se había dado el tiempo de escuchar a los asesores técnicos pedagógicos, ¿se acuerda, Senador, que lo dijo? Y el Senador Salgado Macedonio decía: “tienen razón en que incluyamos esto.”

El senador Rocha hizo todo el esfuerzo humano posible, porque me consta, ahí lo hizo, se paró e hizo mil llamadas para ver si podíamos incluir eso y mágicamente de Secretaría de Educación Pública o no sé de dónde le dijeron: “no se puede incluir”, lo que incluso el Senador Salgado decía que era necesario incluir y no dejar de lado a los asesores técnicos pedagógicos, que hoy tanto estamos olvidando y que se prepararon para ayudar a los maestros, a los directores, a los supervisores en temas que le hacen falta a la educación pública.

Y con tristeza escuchamos, pero también entiendo que, con valentía, el Senador Rocha lo dijo muy claro: “me da pena decirles que no se va a poder.” Entiendo que en lo que dice el Senador Salgado muchos estamos de acuerdo y el Senador Rocha, en un gran esfuerzo, dice: “pero les ofrezco que lo podamos poner en la exposición de motivos.”

Déjenme decirles algo, amor que no se ve reflejado en las leyes es pura demagogia, amor que no se ve reflejado en las leyes es pura demagogia. De buenas intenciones está lleno el panteón.

Y hoy por eso yo les vengo a exhortar. Tenemos la oportunidad, ya modificamos, también acepten estas reservas que les estamos pidiendo, que lo que queremos es que puedan beneficiar a nuestros hijos, lo digo a título personal, en este momento a mi hija que tiene nueve años y que va a una escuela pública y que ustedes la han visto, a veces aquí conmigo en la tribuna, a ella.

Pero entiendo que muchos de ustedes tienen a sus hijos en escuelas privadas y que no ven esa situación, y déjenme decirles, tienen la razón de tenerlos, probablemente, yo también la pudiera tener, pero yo sí creo en el modelo educativo mexicano y nacional.

Hoy por eso, compañeras y compañeros, les digo que hagamos una reflexión. El Senador Mancera ahorita hablaba de la desaparición del Inifed, ¿y ya pensaron en los trabajadores que están ahí? ¿Ya pensaron que van a ir al desempleo también? ¿Ya pensaron qué va a pasar cuando el día de mañana el gobierno tenga que otorgar el dinero a los padres de familia? Y si esa aula, lo decía muy bien la Diputada Lupita Saldaña, que una escuela construida en Nayarit o donde tenemos problemas climáticos por huracanes, vientos fuertes, esté mal construida y muchos de esos aspectos de esa construcción se vuelvan proyectiles, ¿Quiénes serán los responsables si le estás dando el dinero? Probablemente los padres de familia que sus hijos están en sexto y al siguiente año van a pasar a secundaria. ¿Jurídicamente quiénes van a ser los responsables?

Aquí hay muchos abogados, excelentes juristas. ¿Ya pensamos en esa parte quiénes van a ser los responsables de esta parte?

Entiendo también la motivación, pero también tenemos que venir aquí a ser responsables de lo que estamos haciendo, hay norma oficial mexicana de la construcción que nos dice cuáles son los requisitos para poder construir, es muy claro, el gobierno tiene la supervisión, hay auditorías para no desaparecer el Inifed que tanto nos preocupa también porque estamos afectando la infraestructura educativa.

Por eso yo les digo a todas y todos ustedes, hagamos una reflexión y hagamos una reflexión seria y responsable. Ayer yo escuchaba, con atención, a mis compañeros Senadores de Morena en particular, ya lo aludí, al Senador Salgado cuando él dice: “Yo me di el tiempo de escuchar, y te felicito Félix, y que decía creo que esta parte la tenemos que incluir.

Pero también te digo, Félix, “amor que no se dé en la Ley, es pura demagogia”. Eso se los digo honestamente, por eso yo creo que tenemos que salir hoy y escucharnos.

Ayer lo decía muy bien la Senadora Blanca, y muchas decían: Hay que escucharnos. No somos enemigos del gobierno, el 80 % de las iniciativas que has presentado las hemos apoyado y si tienen duda consulten la Gaceta Parlamentaria, el 80 % de las iniciativas que ha presentado Morena y sus aliados, Acción Nacional los ha acompañado: les hemos dicho que no en muchas cuando nosotros creemos que no, pero les hemos dicho que sí en muchas otras.

Hoy los invito, compañeras y compañeros Senadores a que hagamos esta reflexión por las niñas y por los niños de nuestro país, por las niñas y los niños, por los padres de familia, por las maestras y los maestros. Esta reforma contempla que tendrán pase directo maestros que estudien en la Normal, en la UPN.

¿Y ya pensaron aquellos maestros que están estudiando en la UNAM? Porque la UNAM también ofrece la licenciatura en pedagogía.

¿Ya pensaron que ellos no van a tener pase directo? Porque escuchaba ayer un argumento y creo que válido, donde decían: El gobierno invierte tanto en las escuelas normales, en la UPN para que estos alumnos puedan tener un pase.

Yo les decía: Sí, siempre y cuando tengan la evaluación.

Pero si nos vamos a esa tesis o a esa hipótesis que ustedes hacen, porque son egresados de escuelas públicas, pues entonces pidámosle al gobierno también que todos los empleados del gobierno sean aquellos que hayan egresado de escuelas públicas y no de privadas.

Seamos congruentes, compañeras y compañeros, escuchémonos y trabajemos realmente por los maestros, por los padres de familia que hoy creemos en la escuela pública y por nuestros niños, que los derechos de ellos están por encima de todos.

Muchas gracias, senadora Presidenta.

Muy buenas noches, compañeras y compañeros, con permiso.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *